Inicio > Política y derecho > ¿Qué anda mal en la escuela?

¿Qué anda mal en la escuela?

Nuevamente don Carlos Peña aborda el tema de la educación en Chile.

Luego de haber leído con atención sus opiniones en diversas columnas, parece surgir cierto hilo conductor en sus ideas, que me atrevería a calificar de un profundo estatismo. Estatismo, en el sentido de considerar a las instituciones educativas del Estado como herramientas o medios para llevar a cabo un proyecto político, en su caso el de “reducir las desigualdades”. Esto no deja de ser paradójico, pues tengo entendido que el profesor Peña se alinea, en general, con las corrientes de pensamiento liberales.

Y no está solo en sus apreciaciones, lo acompaña otro columnista del Mercurio y miembro del estabilshment concertacionista: Agustín Squella.

No sé si soy liberal o conservador, pero creo en el principio de subsidariedad, es decir, que el Estado debe intervenir sólo cuando organismos intermedios de la sociedad no pueden hacerlo. En el caso de la educación, esta no es un deber del Estado sino de los padres, y por lo tanto el Estado no debe intervenir en ella, ni siquiera para un fin tan loable como es reducir las desigualdades.

El Estado sólo adquiere la facultad de intervenir en la educación, en aquellos casos donde es evidente que los padres no puede proporcionarla, y la forma de intervenir, en principio, debe ser colaborando con los padres para que cuenten con los medios necesarios a la educación que ellos quieran entregar.

Si esto lleva a reproducir condiciones de desigualdad, el Estado debe buscar otros ámbitos en los que no esté limitada su intervención, que le permitan lograr esto.

Entiendo que esta no es una idea popular en Chile, los chilenos sufrimos de una intrínseca dependencia del aparato estatal: queremos que el Estado nos resuelva todos los problemas, desde las catástrofes naturales hata los conflictos familiares. Somos flojos y siempre buscamos que otro tome las decisiones por nosotros, pero si no comenzamos ahora a decirles a los padres que ellos y no el Estado son responsables por sus hijos, nunca tendremos oportunidad de llegar a ser adultos.

Anuncios
Categorías:Política y derecho
  1. 6/09/06 en 3:19 pm

    “Entiendo que esta no es una idea popular en Chile, los chilenos sufrimos de una intrínseca dependencia del aparato estatal”

     Si conocieras a los alemanes! 100 veces peor! Es que aquí el estado sustituyó al rey… cualquiera que haya sido.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: