Inicio > Historia > El poder de las armas

El poder de las armas

El concepto de separación de poderes como un elemento básico del Estado de Derecho, forma parte de la base sobre la cual se produce toda discusión política en occidente

Esta teoría tomó fuerza recién en el S. XVIII con Rousseau, lo cual es un plazo muy breve, si la comparamos con otras áreas de la política ( la democracia, los derechos humanos o la justicia), y considerando que la reflexión acerca de “la cosa pública” es de antigua data.

Sostengo que, el hecho de que recién el S. XVII se postulara la teoría de la separación de poderes se debe a que sólo en ese momento una persona, el gobernante, tuvo la posibilidad de concentrar una cantidad de poder tal, que pusiera en peligro las libertades del resto de las personas.

¿Cómo llegó a concentrar ese poder? porque recién en ese momento de la historia, las armas de fuego se volvieron lo suficientemente efectivas como para permitirle hacerlo.

Las armas de fuego tiene algunas características que las hacen muy especiales:

  • Son capaces de causar importantes cantidades de daño o de matar a una persona, con extrema facilidad, lo que les otorga un alto poder disuasivo. Por ejemplo, pensemos cuántos policías con palos y escudos se necesitan para controlar a 100 personas ¿unos 35 ó 40? aún así los agentes del Estado tienen altas probabilidades de ser superados, o, incluso si prevalecen, de resultar con serias heridas; ahora entreguemos armas de fuego simples a esos mismos policías (por decir, revólveres) y la cantidad de policías necesarios se reduce a 3 ó 5.
  • Las armas de fuego son costosas. Hasta antes de su introducción, cualquier grupo importante de personas podía armarse a sí misma con palos o herramientas de trabajo agrícola y transformarse en una milicia, pero cuando aparecen las armas de fuego, no cualquiera tiene acceso a ellas, se necesita una técnica precisa y costosa para construir una, lo que implica que no están al alcance de todas las personas.
  • Finalmente, las armas de fuego no exigen mayor entrenamiento para su uso. Llegar a ser efectivo con un arma de la antigüedad requería años de entrenamiento y dedicación exclusiva, esto hacía que un líder se la pensara dos veces antes de enviar a su ejército a combate (pienso en los Inmortales de Darío). Con las armas de fuego, en cambio, se podía tener un ejército mucho más efectivo que los mejores espadachines del rey, en pocos meses.

La pólvora se introdujo en Europa en el S. XV, pero las primeras armas de fuego eran muy poco efectivas, pues requerían mucho tiempo para cargarlas, lo que las limitaba a un solo uso y el proyectil salía en cualquier dirección, por lo que sólo eran efectivas a muy corta distancia.

Hasta el S. XVIII el poder político se encontraba ampliamente extendido a lo largo y ancho de la comunidad. El rey no tenía repartía títulos por la ceremonia, sino porque reconocía el poder que el noble ya tenía en su territorio y necesitaba asegurarse su lealtad, y mantenía una corte, no para entretenerse, sino para establecer un contacto más cercano con los que realmente tenían el poder. Los nobles estaban plenamente concientes de esta situación y formaban un cuerpo no sólo consultor sino muchas veces ejecutor de las decisiones del gobernante, y ejercían sus derechos (a veto,  por ejemplo) sobre las mismas. Además las Iglesias y los gremios limitaban en poder del rey.

En ese momento, las armas de fuego se perfeccionaron y permitieron al rey contar con una herramienta que le permitía controlar grandes números de personas, a la que no tenían acceso fácilmente los nobles ni los plebeyos y que siempre estaría disponible.

Así, el gobernante pudo acumular una poder tan grande que puso en peligro la libertad de los ciudadanos como nunca antes en la historia, e inculuso le permitío a Luis XIV decir “El Estado soy yo”.

La respuesta a esta declaración por parte de los filósofos fue la teoría de la separación de poderes. En un Estado de Derecho no tiene mayor sentido reflexionar sobre el poder de las armas, no es un tema, pero darnos cuenta de los procesos por los cuales se llega a constituir un Estado de Derecho nos permite entender porqué y cuándo éste se rompe.

PD: Ciertamente los revolucionarios del S. XVIII tenían clara esta relación entre armas de fuego y tiranía, y por eso plasmaron en la constitución de los EUA el derecho a poseer armas.

La concentración de poder, brutalidad  y estabilidad que se manifestó y manifiesta hoy en día en las dictaduras comunistas es inaudita en la historia, y sólo se explica a través del monopolio que tiene el Estado de las armas.

Anuncios
Categorías:Historia
  1. 27/04/10 en 5:25 pm

    hablar de l tema como se llama la persona que tiene poder de la sarmas esa esd mi preguta

  2. NiiColiitaw!
    2/04/11 en 12:25 pm

    Como se le dice al poder de las armas???! :s

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: