Inicio > Religión > Las puertas del infierno

Las puertas del infierno

Todo el que esté mínimamente relacionado con las diferencias entre católicos y protestantes, conoce el famoso texto de Mt 16:18

18 Y yo a mi vez te digo que tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella.

Más allá de la controversia acerca de cuál es la piedra a la que se refiere NSJC en este pasaje, católicos y protestantes estamos de acuerdo en que Cristo asegura a la verdadera Iglesia cristiana que no debe temer a las fuerzas del infierno, porque ellas, a pesar de sus esfuerzos por derribarla, no lo lograrán.

Recuerdo que en un principio me pareció extraña la idea de “puertas del Hades” como imagen de las fuerzas del mal, pero como le ocurre a uno habitualmente, me acostumbré a ello y no le presté mayor atención… hasta hoy.

Escuchando los podcast de Catholic Answers (en inglés) hablaban sobre este punto, y decían que efectivamente, no es natural hablar de una “puerta” como imagen de una fuerza ofensiva y temible, contra la que la Iglesia se defiende. La expresión “Puertas del Infierno”, en el contexto de una conflagración, transmite más bien la idea de una ciudad citiada.

Entonces, decían, es la Iglesia la que está a la ofensiva, luchando con todas las fuerzas del bien para conquistar aquellos territorios que todavía se encuentran bajo dominio del mal. No es que el infierno intente salir a conquistar al mundo ¡Ellos ya saben que han sido derrotados por la cruz! y son ellos mismos los que han cerrado las puertas para refugiarse ante el avance de las fuerzas cristianas.

Visto así, se produce un juego muy interesante en la imagen de la Iglesia, ya que primero se habla de piedra y edificar, con lo que se produce la asociación con un edificio, y con ello la idea de solidez y estabilidad. Pero al hablar de las puertas del Hades, cambia en el mismo verso la imagen de lo que es la Iglesia, y se convierte en una fuerza agresiva, dinámica y poderosa, contra la cual las fuerzas infernales se ven obligadas a cerrar las puertas tras de sí, abandonando el mundo.

En el mundo de hoy, donde la Iglesia parece sumar derrota tras derrota, NSJC nos recuerda (Jn 16:33):

33 Os he dicho estas cosas para que tengáis paz en mí. En el mundo tendréis tribulación. Pero ¡ánimo!: yo he vencido al mundo.

Anuncios
Categorías:Religión
  1. 1/10/06 en 11:55 pm

    Lo de la interpretación de estos textos, no es cosa de ser explicados en este comentario, pero están cerca de lo que tu dices; aunque, creo, te falta tener en cuenta la idea judía del Hades (un lugar que no es el infierno, pero tampoco el cielo, sino un lugar donde van los muertos…). A nosotros, nos cuesta entender el sentido real. Mateo le escribe a una comunidad judía, que sabe a lo que se refiere. Nosotros caemos en el error de leer la Biblia con los ojos de hoy, interpretándola de acuerdo a nuestras categorías, y eso es un error. Bendiciones hermano.

  2. 2/10/06 en 12:16 pm

    ¡Pero por favor, padre! expláyese todo lo que quiera, que para eso son los comentarios de este blog.

    Por otro lado, no puedo tomar crédito por la idea, que ya he dicho la fuente 🙂

  3. pedro83chileno@123mail.cl
    2/10/06 en 5:36 pm

    De todos modos, desde temprano se entendió que nuestra ofensiva no era contra el seno de Abraham, o contra el lugar de los muertos, sino “contra los Principados, contra las Potestades, contra los Dominadores de este mundo tenebroso, contra los Espíritus del Mal que están en las alturas.” (Eph. 6, 12)

    “A través de toda la historia del hombre se extiende una dura batalla contra los poderes de las tinieblas que, iniciada ya desde el origen del mundo, durará hasta el último día según dice el Señor.” (Gaudium et Spes 37, 2)

  4. 1/11/06 en 11:07 am

    Hola hola! Muy bueno tu artículo! Yo la interpreto de otra forma, también de otra forma: ir a todos, hacerse todos para ganar a todos, no rechazar a nadie, porque aún en quienes parecen estar más alejados de Dios, se esconden los rescoldos del amor de Dios. El tema del cielo, del infierno y del purgatorio es ideal para el mes de noviembre. Un abrazo, M.

  5. 3/11/06 en 9:38 pm

    Cuando yo escuchaba “las puertas del infierno no prevalecerán contra la Iglesia” tendía a imaginar un ejército del mal que lanzaba puertas contra este edificio que era la Iglesia… una cosa muy rara eso de usar “puertas del infierno” como idea de fuerza opositora.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: