Archive

Archive for the ‘General’ Category

Ignacio Walker y las madres heroicas

DCWalkerEl Partido Demócrata Cristiano chileno está profundamente dividido por el proyecto de ley sobre aborto que el gobierno ha presentado al Congreso. Por una parte hay algunos próceres de la recuperación de la democracia, como Soledad Alvear que han advertido que un voto a favor de aborto implica traicionar la identidad del partido dentro de la coalición gobernante. Por otra, los diputados han anunciado que votarán a favor de la idea de legislar, dejando las causales para el debate posterior. La directiva del partido, por su parte dice que “habrá libertad de conciencia”, como si en otras materias ellos pudieran obligar a los parlamentarios a actuar en contra de sus conciencia.

Lo que me ocupa hoy son los argumentos sobre el aborto que el ex senador y ex presidente del partido, Ignacio Walker, habría expresado en el libro “La Democracia Cristiana que queremos, el Chile que soñamos”, que se lanzó la semana pasada.

Según las reseñas aparecidas en la prensa:

Aunque enfatiza en que la DC es -y debe ser, según se lee- un partido contrario a la legalización del aborto debido a su compromiso en la defensa del derecho a la vida, el parlamentario concluye que la colectividad debe “tener una apertura de mente para debatir este tema”.

Siempre me he preguntado qué tan amplia debe ser la “apertura de mente” que se invoca en el debate sobre el aborto. ¿Debe ser la misma para todos los temas? ¿Tenemos apertura de mente para debatir sobre cuándo es legítimo torturar y desaparecer a una persona, si las mujeres pueden votar, o si la homosexualidad es una enfermedad?

Leer más…

Categorías:General

¿Volveremos a lo mismo?

En la entrada anterior, les comentaba lo paradójico que resulta que los feministas de hoy, tan enemigos jurados de la Iglesia como los de ayer, sean los primeros en denunciar los desnudos en la TV, tal como lo hacían los cristianos hace algunas décadas.

Hoy me encuentro con una nota de CNN que parece apuntar en la misma dirección. El contexto es la epidemia de asaltos sexuales en los campus universitarios de los Estados Unidos, y las medidas que están adoptando las instituciones para evitarlo. Una de esas medidas es implementar el estándar de consentimiento afirmativo:

Bajo un estándar de consentimiento afirmativo, la actividad sexual es un asalto sexual a menos que el acusado pueda probar que la parte acusadora conscientemente y voluntariamente estuvo de acuerdo con participar en actividad sexual. Más aún, el estudiante acusado debe demostrar que el consentimiento fue continuado.

Si uno piensa cómo podría una persona asegurar que hubo consentimiento claro y explícito, naturalmente surge la idea de firmar un documento, mejor si es ante testigos. Llegado ese punto, uno comienza a pensar ¿dónde he escuchado eso antes? Luego, uno considera que dar respaldo legal a ese estándar llevaría a evitar todo contacto sexual previo a la firma de un documento así. Además, por su carácter público y como la promiscuidad todavía no es bien vista, seguramente se vincularía con un compromiso de exclusividad.

Si la cosa es así de estricta, mejor que se casen ¿no? Para proteger a la mujer, los feministas han vuelto a descubrir el matrimonio.

Categorías:General

Sexismo

CatsupHace tiempo que quería iniciar una conversación en este espacio acerca del sexismo, y de las acusaciones de sexismo que son cada vez más populares, contra instituciones, videos musicales, comerciales de TV, etc.

Una breve investigación llevada a cabo por mí apunta a que no habría mayor diferencia entre acusar a alguien de sexista o de machista. El machismo serían actos que denigran a las mujeres en razón de esa condición, y el sexismo correspondería a la ideología o actitud mental tras esos comportamientos.

Al parecer, la palabra “sexismo” sería una traducción del término anglosajón sexism, que a su vez se hizo necesario por la falta de un equivalente directo de “machismo”. A su vez sexism es un neologismo cuya etimología se vincula con racism: si el racismo es la discriminación contra una persona en razón de su raza, el sexismo lo sería por su sexo (agradecemos que no hayan optado por “sexofóbico”).

También se habla de misoginia, que se define como “odio a las mujeres”. Sexismo, en cambio sería mucho más ambiguo. Machista o misógino sería un desprecio activo hacia las mujeres, mientras que sexismo denotaría una actitud más sutil de discriminación o desprecio.

¿Qué tanto más sutil? Ese es el fondo del problema, y lo que me lleva a compartir algunas ideas y abrir los comentarios a sus opiniones.

Leer más…

Categorías:General

¡¿Jesús no fue cristiano?!

RabiA veces los escépticos intentan sorprender a los cristianos con afirmaciones como la que encabeza esta entrada, u otras similares, por ejemplo, “Jesus nunca fue católico”. Incluso algunos agregan que si él fue judío, no tendría sentido que nosotros no nos consideremos vinculados por la ley de Moisés ¿Acaso nos creemos superiores al Maestro?

Para nuestra sorpresa, es una afirmación que nos hace sentido a los cristianos. Los cristianos llamamos a Jesús de muchas, muchísimas formas. Dios, Hijo de Dios, Cordero de Dios, Maestro, Rey de los judíos, Profeta, Sacerdote, León de la tribu de Judá, Hermano, por mencionar solo unos pocos. En ninguno de ellas, sin embargo, se da a entender que haya sido un cristiano como nosotros. Además, sabemos que Jesús no solo fue un judío, sino que cumplió todos los preceptos del judaísmo a cabalidad, partiendo por la circuncisión, hasta la fiesta de la Pascua.

¿Acaso tiene razón? ¿Deberíamos hacernos judíos en imitación de Cristo?

Es cierto que Jesús no fue cristiano, tampoco fue católico. También es cierto que Dios no es católico, como dijo el Papa Francisco hace algún tiempo atrás. Esto, sin embargo, no nos molestaría si supiéramos claramente qué significa ser cristiano. Leer más…

Categorías:General

5 derrotados en el fallo de Corte Suprema estadounidense

SCOTUSA no dudarlo, el fallo de la Corte Suprema de los Estados Unidos sobre las uniones homosexuales representa una gran victoria para el lobby gay que, debido a la influencia cultural de esa nación, sus efectos se dejarán sentir en todo el mundo. Ciertamente no es una decisión sorpresiva, pues las élites culturales hace tiempo que viene moviéndose en esa dirección, y en sentencias anteriores los mismos magistrados habían emitido opiniones en el mismo sentido.

Así como hay vencedores, también hay derrotados. No me refiero a los 32 Estados que se tomaron en serio los procedimientos democráticos y aprobaron leyes definiendo el matrimonio como la relación entre un hombre y una mujer. Me refiero a…

#5. Los derechos de los niños

Un examen histórico del matrimonio muestra que su foco principal ha sido la preocupación por el destino de los bienes. Es decir, el contenido principal de sus regulaciones era económico. El cristianismo lentamente logró cambiar el centro de gravedad de esta institución hacia los niños en común de la pareja. Así, en el siglo XIII Santo Tomás de Aquino pudo decir que el adulterio era pecado mortal, principalmente por el daño a la prole que se podía genera a partir del acto, antes que a la fidelidad de los cónyuges (ST II-II c. 154 a. 8).

La modernidad y su énfasis en el individuo también afectaron el matrimonio. En 1643 John Milton, autor de Paraíso Perdido escribió Doctrina y Disciplina del Divorcio, argumentando que el divorcio era algo bueno y conforme con el ideal cristiano.  Esta idea fue acogida por las Iglesias protestantes, y así el fundamento  del matrimonio se desplazó hasta enfocarse en el bien de los contrayentes. En el siglo pasado, esa tendencia se agudizo en un círculo vicioso, donde se conjugaron la aceptación del divorcio sin culpa, la tecnología anticonceptiva, y la ideología antinatalista. Todo hizo desaparecer a los hijos de la idea misma el matrimonio, al punto que la prole se convirtió en una cuestión opcional, parte de una fantasía de familia ideal, si es que te gustaban esas cosas.

 

Leer más…

Categorías:General

La parábola del buen samaritano en clave histórica

BuenSamaritanoSupongo que todos conocemos famosa parábola del buen samaritano, uno de los pasajes más hermosos y revolucionarios del Nuevo Testamento. Es notable que, a pesar de ser tan conocida y fundamental al mensaje evangélico, solo aparezca en el evangelio de San Lucas. En el capítulo 10 dice:

Pero el doctor de la Ley, para justificar su intervención, le hizo esta pregunta: «¿Y quién es mi prójimo?».
Jesús volvió a tomar la palabra y le respondió: «Un hombre bajaba de Jerusalén a Jericó y cayó en manos de unos ladrones, que lo despojaron de todo, lo hirieron y se fueron, dejándolo medio muerto. Casualmente bajaba por el mismo camino un sacerdote: lo vio y siguió de largo. También pasó por allí un levita: lo vio y siguió su camino. Pero un samaritano que viajaba por allí, al pasar junto a él, lo vio y se conmovió. Entonces se acercó y vendó sus heridas, cubriéndolas con aceite y vino; después lo puso sobre su propia montura, lo condujo a un albergue y se encargó de cuidarlo. Al día siguiente, sacó dos denarios y se los dio al dueño del albergue, diciéndole: "Cuídalo, y lo que gastes de más, te lo pagaré al volver" ¿Cuál de los tres te parece que se portó como prójimo del hombre asaltado por los ladrones?».
«El que tuvo compasión de él», le respondió el doctor. Y Jesús le dijo: «Ve, y procede tú de la misma manera».

Esta parábola está enmarcada por la pregunta del maestro de la ley (“¿Y quién es mi prójimo?”) y la respuesta que él mismo se da (“El que tuvo compasión de él”), luego de escuchar a Jesús. Por eso, su primer sentido naturalmente será que debemos ser compasivos con todos, sin importar lo lejanos que nos parezcan. Eso está muy bien, y todos lo sabemos.

Sin embargo hay ciertos detalles que nos invitan a profundizar en el texto. Por ejemplo ¿por qué Jesús se molesta en decir que “un hombre bajaba de Jerusalén a Jericó”? ¿Acaso no bastaba con decir que iba por un camino? Después de todo, las parábolas están llenas de personajes genéricos: “un sembrador salió a sembrar”, “un hombre yéndose lejos, llamó a sus siervos”, “un hombre tenía dos hijos”. (puntos extra para el primero que identifique estas tres parábolas)

Leer más…

Categorías:General

El negocio de las interpolaciones (parte II)

En la entrada anterior considerábamos lo improbable que resultaba pensar que un falsario pudiera modificar sustancialmente los libros del Nuevo Testamento. Aquí continuamos examinando qué tendría que haber ocurrido para producir una interpolación que pasara totalmente desapercibida al registro histórico.

RollosA favor de la posibilidad de que se hubieran introducido interpolaciones en el texto del Nuevo Testamento, se sostiene que esta clase de alteraciones eran comunes en otros libros de la antigüedad. Para esos efectos, se cita el conocido Testimonio Flaviano[1], y otros documentos antiguos donde se advierte sobre interpolaciones en obras como la Ilíada. Además, se dice, las enseñanzas cristianas correctas no estaban definidas y los fieles se sentían con la libertad de alterar los documentos para reflejar sus propias opiniones, según las necesidades del momento.

Ninguna de estas explicaciones resulta convincente. Es cierto que existen interpolaciones en otros documentos de la antigüedad, pero el Nuevo Testamento tiene una historia diferente a todos ellos. En efecto, en la historia de los libros seculares, tarde o temprano se llega a un cuello de botella, donde existían una o dos copias de un mismo documento. Cualquier interpolación que hubiera llegado hasta ese punto se reproduciría en todas las versiones siguientes. En cambio, sobreviven miles de copias antiguas del Nuevo Testamento, y que provienen de diferentes lugares y comunidades del mundo antiguo. Esto permite comparar diferentes versiones, incluso en sus variaciones menores, y de esta forma determinar cuál es la más probable.

Respecto a la incertidumbre acerca de las doctrinas cristianas, es cierto que en los primeros siglos hubo muchas opiniones divergentes acerca de la naturaleza de Cristo y la divinidad. Sin embargo, a pesar de que la historia registra decenas de herejías, no hay evidencia concreta de que esas disputas hallan dado lugar a diferentes versiones de los textos del Nuevo Testamento. Por ejemplo, los arrianos enseñaban que Jesús era inferior a Dios, pero no recurrían a textos alterados, sino que citaban las mismas Escrituras que nosotros conocemos, aunque las interpretaban de forma diferente.

Leer más…

Categorías:General
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.