Inicio > General > ¿Quién interpreta la Biblia?

¿Quién interpreta la Biblia?

En una entrada algo antigua, un visitante comenta:

“tengo muy presente que sólo corresponde a la Iglesia interpretar auténticamente la Sagrada Escritura,”

¿De dónde saca esa temeraria afirmación? ¿Qué iglesia es esa? ¿La de Alejandría fundada por el apóstol Marcos en el año 70 d.C, o la católica fundada por el romano Constantino en 313 d.C.?

No puede ser del apóstol Pedro (supuesto fundador de la Iglesia Católica):

Y luego cita 2 Pedro 1:20-21

entendiendo primero esto, que ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada, porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo.

Me gustaría mucho saber cómo interpreta nuestro comentarista esta cita de la Biblia, porque es en ella que precisamente se basa mi afirmación de que solo corresponde a la Iglesia interpretar auténticamente la Sagrada Escritura.

Verán, todos podemos interpretar un texto cualquiera, sea una ley, una novela o un pasaje bíblico. A esta se le llama una interpretación privada, y vale tanto como la opinión de cada uno o, en el mejor de los casos, el prestigio personal que pueda tener quien la emite. Lo contrario de la interpretación privada es la interpretación auténtica, que a su vez puede tener dos formas: la interpretación que hace el propio autor del texto, y la que hace otra persona con autoridad delegada por el autor.

Por ejemplo, en Apocalipsis 17, 9-10, san Juan, describe un monstruo de 7 cabezas y 10 cuernos, y enseguida nos dice él mismo qué representan las 7 cabezas:

Las siete cabezas son los siete cerros sobre los cuales está sentada la mujer, y también representan a siete reyes. Cinco de esos reyes ya han muerto, y uno de ellos reina ahora. El otro no ha reinado todavía pero, cuando venga, reinará sólo un poco de tiempo.

Esta es una interpretación auténtica, porque es el mismo autor quien nos entrega el texto original y su interpretación. Obviamente nadie podría decirle a san Juan “sabes, no estoy de acuerdo contigo, yo creo que las siete cabezas representan siete años”. Por eso, una interpretación auténtica es obligatoria.

Con esta distinción entre interpretación privada y auténtica, volvamos al texto de San Pedro. Cuando el apóstol enseña que ninguna profecía es de interpretación privada ¿Significa eso que nadie puede interpretar una profecía?, Obviamente que no, lo que nos está diciendo es que todas las profecías deben ser interpretadas auténticamente, por Dios o por la persona a quien Dios haya entregado la autoridad para hacerlo. Puesto que la revelación pública se cerró con el fin de era apostólica, debe haber alguien con la autoridad entregada por Dios para interpretar la Biblia.

Contra la enseñanza clara de 2 Pedro, los protestantes niegan que exista actualmente esa autoridad. Para ellos, la interpretación de la Escritura sería un asunto exclusivamente privado, donde la opinión de un cristiano no tendría más valor que la de otro. Esta idea tiene efectos devastadores en el mundo protestante, de una u otra forma. En las comunidades conservadoras, cada pastor interpreta la Escritura a su modo para sus feligreses, y si uno de ellos no está en de acuerdo con sus enseñanzas, pues se va y crea su propia Iglesia. En las Iglesias de corte liberal, por su parte, se produce un verdadero gobierno de los teólogos, donde el académico de moda gobierna la interpretación de la Biblia.

Es fácil darse cuenta, entonces, que la Biblia quedaría sujeta al arbitrio del hombre, si no hubiera quien la interpretara con autoridad entregada por Dios. Afortunadamente Jesús (que no escribió ni una palabra ni habló de la Biblia) fundó una Iglesia, y le otorgó la autoridad para reconocer qué libros han sido inspirados por Dios, y para interpretarlos auténticamente.

En el siglo I los cristianos se reunían en comunidades locales, llamadas Iglesias. Algunas fueron fundadas por apóstoles, como la de Roma, o por sus asociados como Marcos que dio origen a la de Egipto, pero la gran mayoría encuentra su origen en cristianos anónimos que llevaron el evangelio a todos los rincones del mundo antiguo. Estas Iglesias locales no eran comunidades independientes, al modo protestante, sino que se reconocían unas a otras como parte un mismo pueblo, tal como las diferentes tribus del Antiguo Testamento se consideraban parte del Pueblo de Israel. Por eso san Pablo dispone que su carta a los Colosenses sea leída en Laodicea, y que en Colosas se lea la carta que él envió a los laodicenses 1(Col 4, 16).

No tiene sentido, entonces, hablar de una Iglesia fundada por Marcos y otra fundada por Pedro. Existe solo una Iglesia fundada por Cristo, por el poder que entregó a sus apóstoles. Claro y sencillo. Esa misma Iglesia llega hasta nosotros (o subsiste, en palabras del Concilio Vaticano II) en la Iglesia Católica, por virtud del sacramento de la Eucaristía y el orden sacerdotal. Cada obispo recibe su autoridad por la imposición de manos recibida de otro obispo, y así remontar su autoridad hasta uno de los apóstoles. Así, un católico en Chile puede decir que pertenece a la misma Iglesia que un católico en India, por la sujeción a su obispo y la participación en la misma Eucaristía.

Esta Iglesia, además, interpreta auténticamente la Escritura cada vez que declara que cierto pasaje debe ser entendido en cierto sentido, y cuando lo hace es por la autoridad recibida de Jesús. No es nueva revelación ni “Palabra de Dios”, pero de todas formas resulta obligatoria para todos los seguidores de Jesús. Solo así la Biblia puede ser un libro relevante para todos los tiempos.

La respuesta tradicional de los protestantes es que el Espíritu Santo ilumina a cada creyente que lo invoca con sinceridad, para interpretar los pasajes oscuros de la Escritura. Sin embargo, esto contradice la enseñanza clara del primer Papa, y que en este caso sí es la Palabra de Dios.

Anuncios
Categorías:General
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: