Inicio > General > La Iglesia repite su enseñanza. El mundo queda conmocionado

La Iglesia repite su enseñanza. El mundo queda conmocionado

Pocos días atrás, la Congregación para el Clero renovó las reglas acerca de admisión de jóvenes a la preparación para el sacerdocio. En el documento se reitera la prohibición de admitir homosexuales en el seminario, citando textualmente la instrucción al respecto emitida en el año 2005.

La Iglesia, respetando profundamente a las personas en cuestión, no puede admitir al Seminario y a las Órdenes Sagradas a quienes practican la homosexualidad, presentan tendencias homosexuales profundamente arraigadas o sostienen la así llamada cultura gay. Dichas personas se encuentran, efectivamente, en una situación que obstaculiza gravemente una correcta relación con hombres y mujeres. De ningún modo pueden ignorarse las consecuencias negativas que se pueden derivar de la Ordenación de personas con tendencias homosexuales profundamente arraigadas. [negritas nuestras]

Un documento interno, sin novedad alguna, que sin embargo amerita la cobertura de los medios mundiales. Para que luego digan que la Iglesia no es relevante en el mundo moderno.

La reacción más común en las redes sociales es el argumento ad pedofilum, que ya ni siquiera vale la pena mencionar. Solo expresa un repudio a la Iglesia que se encuentra más allá de cualquier discurso racional. La otra estrategia, incluso de algunos católicos, es mezclar esta declaración con el sacerdocio reservado a los hombres, para acusar a la Iglesia de ser patriarcal y machista.

Los demonios deben reír a carcajadas ante la suprema ironía que resulta de atacar a la Iglesia por actuar contra las mujeres y los homosexuales, en circunstancia que hace menos de 50 años era la única que los defendía. En efecto, durante siglos la vida religiosa fue un refugio seguro y socialmente aceptado para las personas con tendencias homosexuales. Para qué hablar de la privilegiada condición de las mujeres en el occidente cristiano, comparada con cualquier otra civilización que haya existido sobre nuestro planeta. En nuestro siglo XXI el péndulo ha llegado hasta el otro extremo, y corresponde denostar a la Iglesia por no haber hecho lo suficiente. Ironía de ironías.

Los ateos gustan de decir que, si los hombres fueran bovinos Dios tendría cuernos, dando a entender que la religión no es más que la proyección de las aspiraciones y deseos humanos. La Iglesia desmiente esa crítica mediante el sencillo expediente de mantener inalterable su enseñanza. ¡Qué fácil sería ganar algunos millones de dólares en financiamiento para obras de caridad, acogiendo las “sugerencias” de la ONU! Así lo hicieron los mormones cuando los Estados Unidos le exigió renunciar a su doctrina sobre la poligamia, o la supuesta maldición de las razas africanas ¡Cuánta paz obtendría la Iglesia si cediera a las presiones de las élites y el pensamiento políticamente correcto! Pero es imposible.

La ordenación sacerdotal reservada a los varones es de institución divina, y eso no puede cambiar. ¿Es Dios injusto por excluir a las mujeres de un sacramento? Claro que no. Dios escogió a los israelitas por sobre griegos, romanos y egipcios, y no por ser los más obedientes, devotos o cultos. Escogió también a María entre miles jóvenes judías de su tiempo, y la adornó de hermosísimas virtudes aún antes que ella pudiera hacer o decir nada. Nos escogió a nosotros para nacer en una familia cristiana y recibir las innumerables gracias del bautismo en la fe. Escogió el domingo entre todos los días de la elevándolo a la dignidad de ser el día del Señor. ¿Fue injusto Dios al tomar cualquiera de estas opciones? Nadie podría decir tal cosa ¿Denota algún mérito intrínseco, aparte de Dios? Nuevamente, la respuesta es no.

Dios no está preocupado por las provincianas ideas de igualdad de algunos en la élite de nuestros días. Él es el Dios de la historia. Por nuestra parte, llega un momento en que hay que dejar a Dios ser Dios y no imponerle nuestros estándares de justicia. Es parte de la fe.

Anuncios
Categorías:General
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: