Inicio > Historia > El censo de Quirino

El censo de Quirino

En su afán por el rigor histórico, san Lucas menciona un hecho público y notorio que permitía a sus lectores originales precisar la época del nacimiento de Jesús. Este evangelio indica:

En aquella época apareció un decreto del emperador Augusto, ordenando que se realizara un censo en todo el mundo. Este primer censo tuvo lugar cuando Quirino gobernaba la Siria. Y cada uno iba a inscribirse a su ciudad de origen. José, que pertenecía a la familia de David, salió de Nazaret, ciudad de Galilea, y se dirigió a Belén de Judea, la ciudad de David, para inscribirse con María, su esposa, que estaba embarazada. (Lc 2, 1-5)

Esta referencia al censo “cuando Quirino gobernaba la Siria”, que Lucas utiliza para situar el nacimiento de Jesús y explicar el traslado de José y su familia a Belén, ha dado lugar a diversas objeciones

En su libro Antigüedades de los Judíos, Josefo relata que hacia el año 6 d.C. Quirino fue nombrado gobernador de Siria y Judea en reemplazo de Arquelao (mencionado en el evangelio de san Mateo), y que mandó censar a la población. El problema es que, si este es el mismo censo al que se refiere Lucas, Jesús habría nacido más de cinco años después de la muerte de Herodes. Eso implicaría una contradicción con lo dicho por Mateo y por él mismo, en cuanto a que Jesús nació en tiempos que Herodes gobernaba Judea (Lc 1, 5). Además, se nota que el censo de Quirino al que se refiere Josefo fue local, solo en Siria y Judea, y no universal como indica Lucas. Además, el censo de Quirino se habría ordenado realizar en Siria y Judea, de modo que no había razón para que José, que en ese tiempo vivía en Galilea, viajara a Belén.

Antes de responder, advirtamos no se debe asumir que Josefo es preciso y un observador neutral en todo lo que relata. Así como los evangelios son obras catequéticas y no biografías, Josefo también tenía su propia agenda al escribir sus libros: apoyar el acenso de Vespasiano al título de emperador. Tampoco es razonable suponer que, en caso de una discrepancia entre el relato de Josefo y el del evangelista siempre, es este último quien se equivoca.

Dicho eso, es cierto que, si Lucas y Josefo se refieren al mismo censo habría un grave problema en cuanto a la fecha en que nació Jesús. Sin embargo, hay buenas razones para pensar que no es así.

Algunos han notado que Quirino no era un desconocido en la región. Hacia el año 5 a.C., Augusto lo nombró gobernador en ciertas regiones de la actual Turquía, y es posible que en ese tiempo haya llevado a cabo un censo. Esto explicaría que Lucas tuviera la necesidad de precisar que este fue el “primer” censo de Quirino, para distinguirlo del efectuado en el año 6 d.C. Para que esta alternativa funcione, sin embargo, se debe suponer que Lucas combinó el cargo de Quirino como gobernador de Siria con sus campañas militares en Galatia, actual Turquía.

Más probable es la explicación que propone N. T. Wright, uno de los académicos más reconocidos en la literatura del Nuevo Testamento. El profesor Wright propone que el verso sobre el censo de Quirino podría traducirse de esta otra forma ligeramente diferente: “este censo tuvo lugar antes que Quirino gobernara la Siria”. Así, Lucas se refiere a un censo realizado en tiempos de Herodes, y que afectó a todo el imperio, mientras que Josefo habla de un censo local que solo afectó Siria y Judea. Esto explicaría por qué José tuvo que viajar desde Nazaret a Belén, a pesar de no ser súbdito de Quirino.

Se podría objetar que no hay registro de otro censo, previo a que Quirino fuera nombrado gobernador en Siria. A ese respecto no se debe olvidar que el registro histórico, incluso respecto a los actos oficiales del imperio, es escaso y fragmentario. No existe una crónica de los eventos de la antigüedad, y buena parte de la labor del historiador es intentar reconstruir el pasado, sabiendo de antemano que le faltarán piezas. Josefo menciona el censo de Quirino del año 6 d.C., porque era relevante para la historia que estaba contando, en particular para explicar la revuelta de un tal Judas de Gamala. Se entiende que no tenían interés en el censo universal de algunos años antes, si no tuvo consecuencias particulares en Judea y en la historia que a él le interesaba.

Notemos que la referencia de Josefo al censo de Quirino es la única que existe y no se encuentra confirmada por otra fuente, pero nadie duda de que haya ocurrido. Lo mismo se puede decir del censo a que hace referencia Lucas: la única mención que ha llegado a nosotros es la del evangelio, pero eso no basta para dudar de él. Por otro lado, si el censo de Quirino y la revuelta de Judas de Gamala eran bien conocidos para los lectores de Lucas, se explica la aclaración de que Jesús no había nacido para ese censo, sino antes.

Al comenzar su evangelio, Lucas menciona que el ángel se aparece a Zacarías cuando Herodes era rey de Judea, es decir, al menos 6 años antes que Quirino fuera gobernador de Siria. En el capítulo 3 del evangelio encontramos otro dato que apunta a que Jesús nació en tiempos de Herodes, es decir, mucho antes que el censo de Quirino que registra Josefo. Ahí, se precisa que Jesús comenzó su ministerio en el año 15 de Tiberio, que corresponde al 28/29 de nuestra era, y que en ese momento tenía cerca de 30 años. Estos datos nuevamente apuntan a que el nacimiento de Jesús habría ocurrido en el año 2 ó 3 a.C., y que Lucas lo sabía.

La referencia entonces al censo de Quirino que aparece en Josefo no puede ser el mismo que menciona Lucas.

Anuncios
Categorías:Historia
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: