Inicio > General > Feminismo

Feminismo

No me gusta el feminismo, porque no es más que machismo a la inversa. El feminismo identifica a dos enemigos: el macho y la feminidad. Al macho intenta destruirlo, derribarlo, ocupar su lugar. Ven al varón gobernando como déspota desde la cima de la colina, y dicen “yo debería estar ahí, yo quiero ser la tirana”. Repudia la feminidad, porque la percibe como debilidad.

Al final del día, las feministas le rinden un homenaje al macho, pues tratan de convertirse en uno. El feminismo valida el machismo, como la mejor forma de ser y de vivir.

“El reformista siempre está en lo correcto sobre lo que está mal. Generalmente está mal sobre lo que es correcto” Chesterton dixit, y el feminismo es un caso más de ello. Tiene razón el feminismo en denunciar el mal trato a la mujer, la injusticia en el trato y la discriminación injustificada. El problema es que habitualmente su solución pasa por convertir a las mujeres en una caricatura del hombre.

Es cierto que se felicita al varón por ser promiscuo, mientras la misma conducta se censura en la mujer. El feminismo denuncia esa situación, pero deja al hombre en su promiscuidad, y en cambio propone que la mujer sea más machista, y alardee también de la suya.

Como todo hijo legítimo del marxismo, el feminismo tampoco es muy adepto a usar la razón. Su enrevesado autoengaño llega a proporciones épicas, cuando se denuncia la presencia de mujeres semidesnudas en la TV, al tiempo que se celebra el tener varones semidesnudos en el escenario como la cúspide de la liberación femenina.

También es cómico cómo se quejan de la falta de solidaridad entre las mujeres, cuando en realidad lo que lamentan es la falta de adhesión a sus doctrinas. En esto también se nota su filiación marxista, pues el comunismo, a pesar de que dice defender a las grandes masas, jamás ha logrado que esas mismas masas los respalden. Los feministas no entienden que las mujeres no los sigan, pero es que la mayoría de las mujeres no quieren ser hombres. Tampoco quieren ser más masculinas.

La única respuesta a la injusticia que sufren las mujeres es el cristianismo (sí, ya sé “sorprendente” ¿no?). Feminidad y cristianismo están estrechamente ligados: ambas son fuerzas que tienden a la civilización. El paganismo y el machismo es el barro donde la barbarie se revuelca y crece.

Anuncios
Categorías:General
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: