Inicio > General > Para qué necesitamos un sínodo

Para qué necesitamos un sínodo

Hace unos días el Papa dijo que en el próximo sínodo la doctrina católica acerca del matrimonio no está en cuestión, lo mismo que yo dije en la entrada anterior. No digo que el Papa sea lector de este blog, pero quién sabe tal vez si algún Cardenal. Seguramente no el Papa.

En serio, la Iglesia no cambia su doctrina en un sínodo. No la cambia nunca, en realidad, solo la define mejor y más claramente. Pero desde luego no hay que esperar ningún cambio doctrinal de un sínodo.

Algunos hermanos no dicen “Entonces, para qué un sínodo. A qué viene provocar tanto alboroto en torno a doctrinas que ya conocemos bien, y que sabemos que el mundo moderno intentará manipular cualquier resultado”.

Parte de su respuesta se encuentra en esta carta [en inglés] de una mujer católica herida día a día por la convivencia con su esposo. Ella, y muchas mujeres como ella son mártires del matrimonio, en su sentido original, del testimonio de la gracia recibida a través de la perseverancia. Otro ejemplo de mujeres heridas por

No piden que se anule su matrimonio (aunque al leer esa carta yo no descartaría esa posibilidad), mucho menos que la Iglesia acepte el divorcio. Lo que piden es que la Iglesia las acompañe, que reconozca su sacrificio y las apoye con dirección espiritual preferente y especializada. A veces los sacerdotes no están preparados para dar un consejo que a la vez sea ortodoxo en lo doctrinal y acogedor en lo pastoral. Es necesario decir que permanecer en una relación abusiva no es meritorio, y que la separación de cuerpos, incluso de por vida es a veces un deber.

Otro tanto es necesario decir a los varones. Necesitamos oír desde el púlpito que es pecado convertir el hogar en un campo minado lleno de reglas “para que no se enoje”; mantener a tu esposa bajo el constante temor de que él se pueda incomodar; ser la causa de que no se sienta atrapada en su propio hogar.

Ese es solo un tema donde las familias necesitan una atención pastoral especial. Hay muchas cosas que el sínodo puede decir, y yo creo que lo hará. Un sínodo puede ser el lugar adecuado para cambios importantes en la pastoral. Sin ir más lejos, el trabajo que culminó en el Catecismo de la Iglesia Católica comenzó a petición de los Padres sinodales.

Si no lo hace, si los zurdos logran secuestrar el sínodo para avanzar su agenda de cambios doctrinales, que no van a cambiar, será una oportunidad perdida para la Iglesia.

Anuncios
Categorías:General
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: