Inicio > General > El lamento de Viuda Negra

El lamento de Viuda Negra

ViudaNegraEl sello Marvel nos ha acostumbrado a un excelente nivel de calidad en lo que a filmes de superhéroes se refiere, y ciertamente que la última entrega, La Era de Ultrón, no decepciona. Para los fanáticos será una gozada. No vamos a analizar aquí la película, pero quedan invitados a compartir sus opiniones en los comentarios. Lo que me gustaría compartir con los lectores de InfoCatólica es una escena en particular, y las reacciones que ha motivado en las filas feministas.

En el “Universo Marvel” (¿cuántas van ya? ¿10? ¿12?), el personaje de Viuda Negra (interpretado por una pelirroja Scarlett Johansson), es una ex espía de la URSS que gracias a sus entrenamiento y proezas físicas logra ponerse a la par de seres tan poderosos como Thor o Iron Man. Vamos, que es una especie de James Bond en mujer, y en medio de superhéroes.

Al comienzo de La Era de Ultrón, Viuda Negra y Bruce Banner/Hulk están en las primeras etapas de una relación amorosa, todavía sin poder expresar lo que sienten el uno por el otro, cuando es evidente para todos los demás. Sabemos que Banner teme enamorarse a causa del monstruo que lleva dentro, pero más adelante en la película nos enteramos que Viuda Negra también se siente incapaz de entrar en una relación, porque fue esterilizada por la agencia que la entrenó. Al decirle esto a Banner ella le pregunta “¿Crees ser el único solitario en el equipo?”.

Pues eso ha bastado para encender los hornos de la ira feministas, contra el director y escritor de la película Joss Whedon: sugerir que la mujeres forzadas a sufrir una esterilización pudieran no estar totalmente satisfechas con esa condición.

 

Para que se entienda bien lo ridículo que resulta este acoso, dejemos en claro que Whedon no es desde ningún punto de vista un conservador. Al contrario, él es ateo, está a favor de todas las causas liberales de nuestro tiempo, y ha construido su carrera en torno a personajes feministas. Sin embargo, eso no es suficiente para la inquisición liberal. Un rasgo, de un personaje en una de sus películas ha bastado para que se le condene por herejía. Unos días atrás Joss Whedon ha decidido cerrar su cuenta de twitter, aunque niega que el motivo haya sido el acoso sufrido por este medio por cientos y cientos de personas

En el contexto de la película, es evidente que Viuda Negra se siente un monstruo, a la par con Hulk, porque contra su voluntad se le privó de algo tan natural como tener hijos. De hecho, juraría que en la versión doblada ella dijo “¿Crees que eres el único monstruo del equipo?”. La escena es aún más fuerte, porque no resulta forzada ni fuera de lugar, en el universo Marvel: es razonable que una agencia que entrena súper espías esterilice a sus agentes (“una cosa menos de la que preocuparse”); y es natural que tarde o temprano la víctima lamente haber sufrido esa mutilación, especialmente cuando está pensando en dejar atrás esa vida.

Desde luego, la progresía acusa el golpe cuando uno de sus propias filas rompe la burbuja que tanto han trabajado por crear, donde las mujeres no tienen ninguna relación especial con los niños ni con la transmisión de la vida. En ese sentido, debo decir que entiendo la reacción de los feministas, al tiempo que respeto a Joss Whedon por permitir que el personaje sea fiel a sí mismo, más que a las ideas de su creador. Ese es un caso de integridad artística de su parte.

Todo el episodio permite a otra reflexión: lo mucho que nos gusta a los seres humanos el ser fariseos. Sabemos que hay algunos que son fariseos a la usanza antigua, en temas de moral y religión, y hace poco hablábamos que hay otros fariseos, pero ahora me doy cuenta que también hay “nuevos fariseos”.

Es paradójico, porque cuando se habla de fariseísmo, se asume que proviene de los que afirman una moral objetiva, y que el absoluto relativismo que pregona la modernidad haría imposible esa clase de actitudes. Sin embargo, esta clase de episodios se han multiplicado en los últimos tiempos: cuando un pastelero es forzado a hornear un pastel para una boda gay, cuando un programa es multado por exhibir a modelos semi desnudas, cuando una persona es acosada por negar el calentamiento global o el holocausto.

Esto demuestran varias cosas: (1) El ser humano no puede vivir sin una moral objetiva; (2) Nadie cree que la moral sea algo subjetivo, que dependa de cada uno y donde no haya una verdad; y (3) La disputa no es entre la neutralidad moral y el absolutismo moral, sino entre dos absolutismos, uno que proviene de arriba y otro de abajo.

En esa lucha, solo Cristo tiene un mensaje de misericordia. Donde es expulsado solo queda la dureza de la ley.

Anuncios
Categorías:General
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: