Inicio > General > Pareja homosexual y derechos de herencia

Pareja homosexual y derechos de herencia

TestamentoConversando acerca de la homosexualidad, un visitante comenta:

El otro día, escuché la conferencia de un abogado respecto a la necesidad de que la ley civil regule de algún modo la unión entre homosexuales, debido a que existe un vacío legal al respecto en muchos países.
Ponía la siguiente situación:
“Una pareja de homosexuales – A y B – lleva conviviendo 10 años. En ese lapso, con el aporte económico de ambos, han adquirido: un apartamento, un vehículo y diversos enseres domésticos. De mutuo acuerdo, todo ello está a nombre de A.
No obstante, muere A.
B entonces, cree poder quedarse con lo adquirido por ambos durante su convivencia.
Pero para su sorpresa, la familia de A (padres, hermanos)consiguen sin mayor dificultad adueñarse de todo, total, para los tribunales y demás instancias civiles/legales, al no “estar casados”, B es simplemente “la pareja, el amigo” de A.
¿Qué les parece?

Efectivamente, planteada así, esta situación impacta como esencialmente injusta con una de las partes, que ha invertido tiempo y esfuerzo en esa relación pero quedaría con las manos vacías, y muchas veces nuestra primera reacción es pensar que una ley que reconociera esto casos sería una solución.

Sin embargo, un análisis más cuidadoso del caso, nos muestra que la injusticia que percibimos no tiene nada que ver con la condición homosexual de los partícipes en la relación, o con el amor que puedan o no sentir, sino precisamente con lo que cada uno ha dedicado a la relación.

 

Así, en primer lugar tenemos que preguntarnos cuál sería nuestra respuesta a la misma situación, si quitáramos el elemento de la homosexualidad de la pareja. De hecho, dentro de la comunidad gay, la estabilidad de las relaciones es más la excepción que la regla, y sobre todo hablando de una relación por 10 años, y hay muchas otras parejas que viven juntas sin tener un vínculo amoroso entre ellas.

Sin ir más lejos, yo mismo tengo dos tías solteras que cuidaron de mi abuela hasta que falleció y actualmente viven juntas, ambas aportando al hogar que comparten por cerca de 25 años. Si una de ellas fallece, podrían plantearse las mismas preguntas acerca de si sus bienes pasarían a los hijos que pudieran haber tenido, o al resto de los hermanos, dejando en la calle a la otra. Otra situación, tanto o más común que la de las parejas homosexuales, es la de una hija que cuida a su padre viudo durante su última enfermedad, y vive con él sin cobrar nada a causa del cariño, pero al fallecer éste debe dejar la casa que considera su hogar y sus muebles, porque sus hermanos deciden vender todo lo que está a nombre del padre y repartir el dinero entre ellos. En esta clase de estas situaciones, atenta contra nuestro sentido de justicia el aplicar directamente la ley de sucesiones,

Pero la pregunta que debemos hacernos es si hace alguna diferencia que las personas que forman un hogar mantengan relaciones sexuales entre sí, o si entre ellos existe un amor romántico, o filial u otro tipo de vínculo. Y creo que la mayoría estaría de acuerdo en decir que no, que lo importante no es si comparten un dormitorio o no, sino lo que cada uno aporta, el tiempo y esfuerzo que se refleja en un hogar en común.

La forma como el derecho de cada país refleja esta realidad es muy variable, y pueden existir modificaciones legales necesarias para arribar a una solución más adecuada en estas situaciones, pero sería muy injusto limitar esa ley a los homosexuales o discutirlo solo en relación a esta clase de parejas, que son una minoría. En Chile, al menos, tal modificación legal no es necesaria, porque el Código Civil contempla el cuasicontrato de comunidad, que regula la relación entre dos o más personas que ponen una cosa singular o universal en común, cuando no existe un contrato expreso entre ellos.

Ya hablando de derecho sucesorio, es cierto que muchas legislaciones reconocen facultades concretas al cónyuge legal, y que una pareja homosexual nunca podría acceder a esos derechos, pero eso no priva de derechos al testador, sino que precisamente le otorga más libertad para testar a favor de su pareja. Con esto queremos decir existen las herramientas para hacer respetar la voluntad del testador, si es que efectivamente quería que sus bienes terminaran en poder de una persona determinada. Y ya que hablamos de libertad del testador, en el caso que se nos plantea, cabe preguntarse por qué A y B decidieron de mutuo acuerdo que todas las cosas estuvieran a nombre de uno de ellos.

Finalmente, y yendo más allá de si la pareja es homosexual o no, cabe recordar que no siempre es tan claro que el o la concubina de los últimos 10 años de una persona, tenga mejor derecho sobre sus bienes que la esposa legal, los hijos o los padres. Por ejemplo, es posible que el fallecido haya abandonado a su mujer y sus hijos de toda una vida, por una aventura, y que precisamente haya evitado los trámites del divorcio para no reconocer la compensación económica que le corresponde a su mujer por los sacrificios y privaciones de toda una vida. O si los padres del difunto esperaban contar con el apoyo de su hijo durante sus años de vejez y necesitan con mucha mayor urgencia los bienes del difunto, que una pareja joven que todavía tiene el tiempo de rehacer su vida luego de la tragedia.

En definitiva, las situaciones pueden ser muy variadas y el derecho debe alcanzar una salida justa para cada una de ellas. Lo claro y evidente es que en ninguno de estos casos resulta fundamental  para la solución el conocer la orientación sexual de la pareja, ni tampoco conviene que el Estado haga diferencias entre parejas en razón de lo que ocurre o no en el dormitorio.

Anuncios
Categorías:General
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: