Inicio > Iglesia > Padres ¡Los necesitamos!

Padres ¡Los necesitamos!

Habitualmente paso por el sitio web iglesia.cl, a pesar que rara vez encuentro algo de interés (excepción hecha del canal de videos), porque, después de todo, es la presencia oficial de la Iglesia chilena en Internet. Por eso me llevé una sorpresa al leer uno de los enlaces destacados “Iglesia en Concepción ofrece Subsidio por Elecciones 2013“.

“¡Por fin!” pensé “alguien en la Iglesia se ha puesto las pilas y se ha sentado a pensar algunas ideas acerca de la situación de los votantes católicos en esta próxima elección.”

Mis expectativas no eran altas, pero eso en nada suavizó la enorme decepción que me produjo el “documento al que se refería la nota: un díptico, es decir, una hoja carta doblada por la mitad, con la cuartilla frontal ocupada por una imagen, las interiores con una lista de las funciones de diputados, senadores y consejeros regionales, y la posterior usada para diagramas de la forma en que hay que marcar el voto.

No sé. Tal vez soy yo el del problema. Tal vez en las poblaciones de mi país todavía hay gente que, a pesar que hay elecciones cada dos años por los últimos 20 años, todavía no sabe cómo marcar el voto, o qué hace un diputado o un senador. Si es así, les ruego me disculpen por esta monserga, pero si no…

¿Alguien podría explicarme en qué estaban pensando? ¿Acaso en indispensable la voz de la Iglesia para dar educación cívica? ¿No había temas más relevantes en discusión en esta elección? ¿O es que los católicos no tenemos nada más que decir en política que “infórmense y vayan a votar”? ¿Qué tal algo simple y evidente como “Toda propuesta de considerar al aborto como un derecho descalifica a ese candidato para ser votado por un católico“? Luego nos quejamos de la falta de relevancia de la Iglesia en la discusión nacional ¡Pero es que no tenemos nada relevante que decir, a juzgar por este “subsidio”!

Y no me vengan con que “El Papa Francisco dijo que había que dejar de lado denunciar el aborto y la homosexualidad”. Primero, el Papa Francisco no dijo eso; segundo, lo que dijo fue que no había que plantear esos temas aislados del resto doctrina cristiana; y tercero, solo tienen derecho a invocar ese discurso del Papa los que estén al día con las labores de catequesis ¡Y la Iglesia chilena no está al día!

Ahora, tomándome yo de las palabras del Papa Francisco, para imprimir y difundir ese díptico, cambiémonos a una ONG, como Amnistía Internacional, y estaríamos mejor porque ahí no hay que confesarse, dar el diezmo, ni ir a misa los domingos.

Y luego se mandan este párrafo:

Les animamos a discernir el voto, informándose, participando de instancias de diálogo y debate, escuchando su conciencia y actuando en libertad, la que me invita a mayor compromiso con los demás, en este caso, con la nación y dentro de ella con las comunidades de personas más excluidas, de la Mesa, que es de todos.

¿”Escuchando a su conciencia y actuado en libertad”? Tengo claro que soy un bicho raro, porque que yo habría puesto “Escuchando a la Iglesia y a su doctrina, y actuando en consecuencia”, pero ¿no podrían al menos mencionar a Cristo? “Escuchando a Cristo”. No es difícil, ni polémico, ni puede ser malinterpretado. Después de todo, eso lo que somos, “cristianos” ¿o me equivoco de ONG?

Padres míos, señores obispos y presbíteros. Con filial devoción les digo: nosotros, sus hijos en la fe, necesitamos de su guía, en este momento, cuando vemos que la política se apresta a arrollar los derechos de los más desvalidos y de las familias. Y este tipo de documentos nos hacen más conscientes de nuestra necesidad, porque parecía que íbamos a recibir esa ayuda, que nuestros padres nos iban a dar el alimento que esperamos, pero en el fondo del paquete no había nada.

Y no me digan que esa es función de los laicos. Primero, porque al parecer a la Iglesia no le molesta cumplir dar clases de educación cívica y ley electoral, función que sí es propia de los ciudadanos, así que suena extraño que se diga “no debemos intervenir en lo que no nos corresponde”. Pero sobre todo, porque son los obispos los únicos que pueden hablar a nombre de la Iglesia y, puesto que amamos a la Iglesia, nada estaría más lejos de nuestra intención que apropiarnos de una representación que no nos corresponde.

Ante el silencio actual, la única conclusión posible es que la Iglesia no tiene opinión alguna sobre aborto, matrimonio igualitario y educación, que son los temas en discusión de esta elección. Nada. Un católico puede votar libremente por cualquiera de los candidatos, y lo importante es saber marcar bien el voto, asistir a las urnas, y tener claro que los Consejeros Regionales tienen entre sus funciones “aprobar el reglamento que regule su funcionamiento y reglamentos regionales”.

¿Es esto cierto? Pero más importante ¿Es esto Verdad?

Anuncios
Categorías:Iglesia
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: