Inicio > Escépticos > Notas en el debate de las 5 vías de Santo Tomás (parte I)

Notas en el debate de las 5 vías de Santo Tomás (parte I)

Quería dejar algunas reflexiones, sobre objeciones habituales con que nos hemos encontrado, cuando conversamos acerca de las pruebas de la existencia de Dios, específicamente las 5 vías de Santo Tomas. Disculpen si el conjunto resulta algo desordenado y disperso.

Pero antes, un breve repaso: En la mayor de sus obras, la Suma Teológica, Santo Tomás de Aquino hace una relación ordenada del conocimiento teológico común a su época, y lógicamente inicia por preguntarse si es posible demostrar la existencia de Dios, para luego examinar si Dios existe. Como era la costumbre en la academia medieval, el artículo en cuestión inicia explicando las tesis contrarias a las del autor, y así el Aquinate señala que sólo hay dos buenas razones para negar la existencia de Dios: que exista el mal y que todo parece funcionar sin necesidad de Dios. Luego pasa a exponer sus famosos 5 argumentos (a partir del movimiento, de la causa eficiente, de la contingencia de los seres, de los grados de perfección, y de las regularidades en la naturaleza) y finalmente responde las objeciones que había mencionado.

También debemos recordar que, a pesar de ser las más conocidas, estas no son las únicas demostraciones de la existencia de Dios –hay otras como el argumento cosmológico, el argumento ontológico y los argumentos morales, que han sido defendidos por grandes filósofos–, pero debido al rigor de Santo Tomás en su exposición, es habitual que los suyos sean los más discutidos. No siempre son expuestos con la precisión que amerita el trabajo de Santo Tomás, y nunca está demás repasarlos, así que aquí les dejo el enlace.

Otra aclaración indispensable apunta a tener claro qué está haciendo Santo Tomás al exponer estos argumentos. La Suma Teológica, tal como lo indica su nombre, es un resumen para estudiantes de teología, y por lo mismo no pretenden ser una explicación exhaustiva y autosuficiente de cada demostración, sino que presupone: una preparación filosófica, una lectura íntegra de la obra y un vocabulario altamente especializado por parte del lector. Lamentablemente estas condiciones no se encuentra comúnmente en los hombres y mujeres de nuestros días.

Hechas estas advertencias, vamos a lo nuestro.

1ª Vía, del movimiento:
“No es cierto que todo sea movido por otro, porque la gravedad rompe este principio”.

Cuando escuchamos la premisa “todo lo que se mueve es movido por otro”, seguramente la mayoría pensamos en esas enormes series de miles de fichas de dominó que van cayendo una tras otra en el piso de un gimnasio, para el Record Guiness. Sin embargo, aquí nos encontramos con el primer “problema de vocabulario” por decirlo de algún modo, porque en el léxico de la teoría aristotélica el “movimiento” no se refiere sólo a un cambio de lugar, sino a cualquier tipo de cambio.

Con esto en mente, queda claro que la premisa no es “todo lo que se mueve es empujado por otro”, que parecería ser falso en el caso de los objetos que caen producto de la gravedad, sino más bien “todo lo que cambia, es cambiado por otro”, y entonces la la premisa se sostiene, porque efectivamente el movimiento del objeto es provocado por otro, la fuerza de gravedad.

Por otro lado, no olvidemos que la fuerza de gravedad misma, aunque se ha medido y estudiado, todavía es un gran misterio, en el sentido que es totalmente desconocido el mecanismo que permite a un cuerpo atraer a otro, o deformar el espacio a su alrededor. Por eso, introducir el ejemplo de la gravedad como excepción a una premisa tan universal y fácilmente observable como la que plantea este argumento, equivale a traer una caja negra al debate: la verdad, no sabemos qué puede salir de ahí.

2ª Vía, de las causas eficientes:
“Si bien es una posible que la cadena causal tenga inicio, no podemos descartar que sea una regresión infinita”.

Aquí nos encontramos en un grave dilema, porque, a pesar que esta segunda vía parece confirmadas por las modernas teorías del Big Bang, el mismo Santo Tomás sostiene que “la novedad del mundo no puede ser demostrada a partir del mismo mundo” (Ia C.46 a.2), sino que sólo conocemos que el mundo fue creado y no es eterno, por la revelación especial de Dios en ese sentido.

Curioso ¿no? Debo admitir que mi formación filosófica actual no me permite comprender perfectamente cuáles serían las razones para ello y por eso agradecería a algún visitante con la adecuada formación que me lo explicara.

Con todo, sí quiero proponer un breve argumento que, en mi opinión, permite demostrar que la regresión infinita es absurda y por lo tanto imposible, con lo que Dios quedaría como única opción de la cadena causal.

Si examinamos la posibilidad de una cadena causal infinita, nos encontramos con que esa posibilidad implica también un tiempo pasado infinito, a través del cual se debería extender la cadena, pues toda verdadera causa eficiente siempre es anterior en el tiempo a su efecto. A su vez, cuando examinamos con detención la idea de un tiempo pasado infinito, vemos que implica una contradicción de términos, porque por definición todo tiempo pasado ya no existe, y si existió en un momento, pero ya terminó, no puede ser infinito. Luego, puesto que la idea de un tiempo pasado infinito es absurda, no puede existir una cadena causal que se extienda infinitamente en el pasado.

Luego, la cadena de causas eficientes a que hace referencia la segunda vía no puede ser infinita, y debe tener un inicio.

Dejamos hasta acá esta notas, para no abusar de la paciencia de los lectores, y permitir los comentarios. Luego publicaremos una segunda parte, dedicada a las objeciones a la 3ª y 5ª vías, y una objeción general.

Anuncios
Categorías:Escépticos
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: