Inicio > Política y derecho > Votación en Chile

Votación en Chile

Nuevamente es aquella época cada cuatro años, en que los ciudadanos somos convocados a las urnas en nuestro país para… no tengo muy claro para qué, pues todos saben que Michelle Bachelet será la próxima presidenta de Chile. Y tanto así que al 67% de los chilenos le da lo mismo la elección presidencial.

Lo habitual en Chile desde el regreso de la democracia, ha sido tener 4 ó 5 candidatos presidenciales, uno de izquierda y centro, otro de derecha, un comunista y dos o tres “independientes”. Esta vez, como nunca antes, hay 9 candidatos… y ninguno representa una opción viable para un católico.

En una cuestión tan básica como la protección del débil y desamparado, todos los candidatos, salvo la postulante de la Derecha Evelyn Matthei, han dicho que modificarán la actual ley que prohíbe el aborto, en mayor o menor medida. Eso parecería dejar a Matthei como una opción viable, si no fuera porque la misma posición que tienen todos los otros candidatos, de permitir el homicidio de los humanos indeseables, fue defendida y justificada por ella, y admite que no ha cambiado de opinión, pero que no va a avanzar en esa dirección “porque claramente la mayoría de la gente con la que estoy trabajando de mi coalición no lo apoya“.

El otro tema en debate, desde luego, es la legalización del “matrimonio igualitario”, a favor del cual se han manifestado 6 candidatos de izquierda, mientras que los 3 “de derecha” (Matthei, Franco Parisi y Ricardo Israel) han prometido respaldar el acuerdo de vida en pareja del Presidente Piñera. Recordemos que, en relación al proyecto en tramitación en el congreso, no sólo los obispos se han pronunciado, sino que todas las Iglesias cristianas señalaron:

Expresamos nuestro rechazo a la legislación que pretende incluir en el ordenamiento jurídico las uniones de hecho, especialmente entre personas del mismo sexo. Creemos que aprobar estas iniciativas, tal como se proponen en los proyectos legislativos presentados al Parlamento, implica por sí mismo discriminaciones atentatorias contra el bien de la institución matrimonial e injustas en contra de la vida.

En definitiva, el escenario no podría sea más desolador. Tal como Luis Fernando lo dijo respecto de España hace unos días, en Chile no existe el voto católico, o cristiano, al parecer. Si se consulta a los chilenos, el 85% se declara cristiano, pero es evidente que esa afiliación es meramente formal, porque si hubiera 37.000 adultos (exigidos por la ley para inscribir un candidato) que se tomaran en serio su fe, al menos tendríamos un candidato testimonial, como lo hacen cada ciclo los verdes y comunistas.

Personalmente, he decidido escribir “Viva Cristo Rey” en mi voto, y ver si vale la pena votar en contra del mal mayo, en la segunda vuelta.

Anuncios
Categorías:Política y derecho
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: