Inicio > Pro-vida > Chilenos bajo ataque del lobby abortista

Chilenos bajo ataque del lobby abortista

El sábado recién pasado se publicó en el periódico El Mercurio, una carta firmada por 127 académicos, en su mayor parte extranjeros y un par de ellos de universidades católicas, donde pedían la legalización del aborto en Chile, en atención a los casos recientes de menores de edad embarazadas. La carta hacía referencia a la marcha de pro abortistas que se realizó el día anterior a su publicación, por lo que es evidente que ambas acciones estaban coordinadas, pero desde luego no hacía referencia a ninguno de los criminales actos realizados por los participantes de la marcha en el interior de la catedral de Santiago, como se muestra en la imagen adjunta, donde se puede ver un altar rayado con la frase “el aborto es lo mejor”.

Es claro que una misiva como esta, suscrita por académicos chilenos, argentinos, colombianos, españoles, mexicanos, no es algo que se prepara y coordina en un día. La única conclusión lógica es que dichas iniciativas, la marcha y la carta, lejos de responder a una aspiración de la ciudadanía, son producto de un enorme lobby originado en el extranjero, para legalizar el aborto, y privarnos a los chilenos del honor de defendernos a los más débiles entre nosotros, desde la concepción hasta la muerte natural.

Más prueba de que estas iniciativas no se originan en el territorio nacional, es el tono general de la carta publicada en el diario, en cuyo párrafo central se indica:

El caso de las niñas violadas, que fue el detonante de la masiva marcha del jueves, exige a la autoridad pertinente la protección de las menores, por lo que no se las puede transformar nuevamente en víctimas al imponerles la carga de soportar un embarazo resultante de una violación, bajo el pretexto de que son demasiado jóvenes como para tomar la decisión de abortar.

Lo peor es el aprovechamiento del drama de una niña, para avanzar una agenda política, convirtiéndolas así en meros instrumentos, de los que se aprovechan según la oportunidad.

Pero fíjense además que el argumento ni siquiera entra en considerar qué motivos podría tener la ley chilena para penalizar el aborto. No hay que entrar en el debate (porque ahí pierden siempre), simplemente se parte de la base de que el aborto es lo que se debe hacer, que es lo mejor, como indica el rayado del altar.

Otro presupuesto no manifestado, es la idea de que el embarazo es una especie de castigo, algo que nadie podría a soportar. Perdón señores, pero el embarazo es parte de la reproducción humana no es un castigo, ni mucho menos, es una función biológica común a todas las especies de mamíferos y la razón por la que cada uno de nosotros está aquí. ¿O acaso pretenden que nos traguemos sin más el proyecto feminista de fabricar úteros artificiales, para alcanzar la anhelada igualdad?

Es cierto, no todos los embarazos son iguales, hay algunos más difíciles que otros, pero nada se ha dicho en estos casos al respecto. El hecho de que sea producto de una violación ciertamente que rodea de una circunstancia trágica a todo el proceso, sin embargo eso no hace que el aborto sea lo mejor. Recordemos que no se trata acá de hacer soportar a esta niña las ideas religiosas de sus padres o de la sociedad, como si se tratara de una prohibición ritual de no recibir una transfusión de sangre, lo que está en juego es la vida de un ser humano que, independiente de nuestra opinión sobre su valor, tiene una dignidad intrínseca, que el Estado no debe ignorar.

Donde la cosa ya se pone espeluznante, es cuando dicen que hay un deber de proceder con el aborto, por los compromisos del Estado en protección a la infancia (¡oh ironía de ironías!), sin importar si la víctima quiere hacerlo o no, porque su edad sería un mero pretexto para no actuar. Recordemos que Belén quiere tener a su hijo, y ante eso cabe preguntarse si los suscriptores de la carta pretenden que la policía la secuestre de su casa para llevarla a un hospital y abortar. Llegado este punto, uno piensa que ninguna persona en su sano juicio podría proponer tal cosa, pero dado que efectivamente lo hacen, uno se termina por considerar si acaso existen en influencias preternaturales en este tipo de movimientos.

Anuncios
Categorías:Pro-vida
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: