Inicio > Actualidad > Ay de mí si no predicara el evangelio

Ay de mí si no predicara el evangelio

Me entero a través de infocatólica que el Pentágono ha decidido perseguir a los soldados que propaguen su fe, y mi primera reacción fue “¡Que rápidamente nos han impuesto el viejo don’t ask, don’t tell!”. Ese era el nombre con que el lobby gay describía la política de las fuerzas armadas de los EUA sobre los homosexuales en sus filas: no preguntes, no digas. Recién hace un par de años se dejaron sin efectos estas medidas, y ahora ha regresado, esta vez para perseguir a los cristianos que hablan de su fe con sus compañeros de armas.

Específicamente el Pentágono emitió un breve comunicado de prensa, indicando que el proselitismo político no está permitido dentro de Departamento de Defensa, las cortes marciales y los castigos no judiciales se decidirán caso a caso, según reportó el Washington Times.

A ojos del público general, puede parecer una política, tal vez dura, pero justa en cuanto se aplica a todas las religiones por igual. Sin embargo, su claro matiz anti cristiano es evidente cuando consideramos la actitud que tienen hacia los no creyentes, las principales religiones a las que se aplicará esta medida.

En efecto, el judaísmo no suele hacer una invitación a otros a hacerse judío, dado que está más bien enfocado en una cuestión genealógica, en torno al pacto entre Dios y los descendientes de Abraham, y entre los musulmanes el proselitismo está mal visto. Es el cristianismo en que se enfoca una medida como esta, pues sólo para nosotros la propagación de la fe es “la gran comisión”, según ordenó NSJC a los apóstoles antes de su ascensión a los cielos, palabras con las que termina el evangelio según San Mateo:

28, 19 Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; 20 enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.

Puede parecer exagerado, pero consideren qué ocurriría si se estableciera que quien quisiera ingresar a las fuerzas armadas debe consumir ciertos alimentos proporcionados por el ejército, según su valor nutritivo, incluyendo el cerdo. Si bien se podría invocar una razón de buen servicio, en cuanto a no tener que ocuparse de diferentes menús, es evidente que tal regulación excluiría a los miembros de determinadas religiones.

Más preocupante aún es que el lobby secularista haya evaluado la situación y estimado que contaba con la fuerza necesaria para avanzar en esta agenda, a pesar que claramente será objeto de cuestionamientos por parte de los cristianos, a través del sistema judicial. Sobre todo cuando la administración Obama está enfrentando cuestionamientos por otros casos de atentado contra la libertad religiosa, abrirá otro flanco en el mismo tema, y eso indica una gran seguridad de que las resoluciones de los jueces les serán favorables.

Tampoco perdamos la oportunidad de mirarnos a nosotros mismos y ver si cumplimos esa misión, pues aquello que San Pablo dijo a los cristianos de Corinto también deberíamos poder repetirlo cada uno de nosotros:

9, 16 Si anuncio el Evangelio, no lo hago para gloriarme: al contrario, es para mí una necesidad imperiosa. ¡Ay de mí si no predicara el Evangelio!

Es cierto que nuestra situación no es la misma que en los EUA, donde la fragmentación y el celo religioso son mucho mayores, porque no hay una “opción por defecto” como sucede con el catolicismo en Chile o Latinoamérica, y por lo mismo las oportunidades de hablar de nuestra fe pueden ser menos frecuentes. Pero eso pronto cambiará, y los católicos deberíamos ser capaces de distinguirnos, por nuestra palabra cuando se necesario, pero sobre todo en nuestros actos y actitudes.

Anuncios
Categorías:Actualidad
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: