Inicio > Religión > Dios, el tiempo, y otras tonterías

Dios, el tiempo, y otras tonterías

A propósito de la entrada anterior, un visitante anónimo consulta:

Si Dios está fuera del tiempo y todo es un eterno presente para él:
¿Hay diferencia para él entre nuestro pasado, presente y futuro?
¿Hay todo una gama de pasados posibles que puedan ser cambiados por él (y consiguientemente hacer que lo que fue no fuera)?

Antes de contestar, debemos reiterar el punto central del que veníamos hablando: Dios es completamente trascendente y diferente a toda la creación. Es importante mantener esto en mente, porque a veces se nos acusa de desviar el foco de atención con maniobras retóricas e imágenes arbitrarias. A esto, los creyentes sólo podemos reconocer que nuestras ideas acerca de Dios son imperfectas y limitadas, precisamente por esa diferencia fundamental entre Él y nosotros, y por lo tanto también lo serán nuestra forma de expresarlas. De hecho, Santo Tomás de Aquino decía que sólo podemos decir realmente lo que Dios no es.

Ahora, para responder la primera pregunta, aclaremos qué queremos decir con “Dios está fuera del tiempo”, usando un pequeño ejercicio mental.

Imaginemos una línea, que inicia en el punto A, y recorre una extensión determinada, hasta el punto ZZ. Luego, pongamos el big bang en el punto A; en el punto F, la aparición de los elementos químicos; en el Z, las primeras estrellas, en el AZ, los rudimentos de nuestro sistema solar; en el BL, el presente; y en el ZZ, el fin del universo. Según la analogía de Tolkien de la que veníamos hablando, hemos “creado” una línea de tiempo para un subuniverso, con inicio y fin, pero nosotros mismos, como sus creadores, no formamos parte de ese universo y su tiempo. Desde nuestra perspectiva, el “presente” (de nuestro subuniverso, se entiende) no está más cerca ni es más real que el Big Bang o el punto ZZ, porque nosotros mismos no formamos parte de ese universo, a pesar de haberlo creado. Estamos fuera de esa línea temporal.

Si podemos concebir esto sin encontrar ninguna imposibilidad o contradicción, tampoco parece que exista inconvenientes en decir que Dios observa nuestro universo de una forma análoga. Luego, podemos decir que para Dios, que está fuera de nuestro tiempo, aquellos tramos de la historia a los que llamamos pasado, presente y futuro tampoco se presentan con ninguna una diferencia fundamental entre sí. Desde su perspectiva, Él observa toda la historia de la creación, en un único instante.

Como decía, para nosotros este concepto tiene límites. Me refiero a que, al pensar en el big bang, nuestra atención se enfoca en un punto específico de la línea de tiempo imaginario, y se aleja de los otros, pero debemos recordar que Dios no tiene ese problema. Así contestando la primera pregunta, podemos decir que para Dios no hay diferencia entre pasado presente y futuro.

En una nota más personal, no puedo dejar de mencionar aquí la experiencia que muchos padres hemos tenido al darnos cuenta cómo han crecido nuestros hijos, y que tal vez se acerca a la forma como Dios nos ve. En efecto, al encontrarnos en un momento especial, como cuando nuestra niña se pone su primer vestido de noche, o en una graduación, los observamos, y junto con la información sensorial, se nos llena la mente de recuerdos de cuando eran pequeños y nos necesitaban, memorias tan cargadas de emoción que se mezclan con la vivencias del momento, y que se actualizan al punto de ser tan reales como aquello que ocurre ahora. Ahí tenemos un breve vistazo de que aquello que llamamos “presente” realmente no debería tener privilegios especiales.

Pero basta de eso, vamos a la segunda pregunta: ¿Puede Dios cambiar el pasado, dentro de una gama de pasados posibles?

De lo que hemos dicho hasta ahora, ya podemos adelantar que no, pero sería irrespetuoso de mi parte no ceder la palabra al Doctor Angélico, que, precisamente después de ocuparse de la omnipotencia divina, aborda el tema del pasado y se pregunta:

¿Puede o no puede Dios hacer que lo pasado no fuera?

Que es una forma mucho más precisa de plantear la cuestión. Y responde:

Que lo pasado no haya sido implica contradicción. Como contradicción implica decir que Sócrates está sentado y no está sentado, como que estuvo sentado y no estuvo sentado. Decir que estuvo sentado indica algo pasado. Decir que no estuvo sentado indica algo que no fue. Por eso, que el pasado no fuera no cae bajo el poder divino.

Más claro, echarle agua; pero un poco de barro podemos aportar.

¿Qué significa fundamentalmente “cambiar el pasado”? Pues lo que decía Santo Tomas, que lo que fue, no haya sido ¿Es eso posible? ¡Claro que no! La propia formulación se descarta a sí misma. La premisa del viaje en el tiempo puede brindarnos excelentes relatos y películas de ciencia ficción, pero precisamente lo interesantes en estas historias es averiguar cómo el autor resuelve la paradoja que se produce al proponer que “lo que fue no haya sido”.

Las mejores, en mi opinión, son aquellas en que los eventos que han ocurrido se producen precisamente como resultado del viaje en el tiempo, como en el relato La Carrera de la Reina Roja de Asimov. La otra opción son los universos o líneas de tiempo paralelos, como en la serie Volver Al Futuro, pero generalmente son insatisfactorias, porque ni siquiera intentan resolver la paradoja, sino que la esquivan, nada menos que inventándose un universo del sombrero, y usando las palabras mágicas “¡Cuántica! Eso lo explica todo”.

Anuncios
Categorías:Religión
  1. 9/05/12 en 5:19 pm

    Oye, qué buen ejemplo el de la A a la ZZ. Me recuerda la línea de camellos (si no me equivoco de animal; da lo mismo en todo caso) de C.S. Lewis, Él lo usaba como un ejemplo gráfico de estar fuera del tiempo. Tu ejemplo es más “serio” pero es lo mismo. Me gustaron ambos.

    • 9/05/12 en 6:06 pm

      ¡Vaya! Gracias por la comparación. No había escuchado de la línea de camellos. Buscando en Google.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: