Inicio > Sexualidad > Algunas consultas sobre nuestra oposición a los anticonceptivos

Algunas consultas sobre nuestra oposición a los anticonceptivos

En una entrada antigua (¡de 2004!), recientemente un lector comentaba:

Estaba leyendo esto, pero me llama la atención que solo te enfocas “en el libre albedrío” dejando de lado la planificacion familiar que es muy importante . Yo solo conozco una enciclica que habla de los metodos anticonceptivos, que es Humane Vitae, de hace 40 años atrás. El cual propone la planificacion de una forma natural.

Es cierto, pero no debemos olvidar que Pablo VI de ningún modo estaba hablando de algo nuevo, sino que de sus propias palabras se desprende que estaba reiterando una doctrina tradicional. Por ejemplo, el antecedente más directo es la encíclica de Pío XI Castii Connubi, sobre el matrimonio cristiano, donde decía

22. […] Hay, pues, tanto en el mismo matrimonio como en el uso del derecho matrimonial, fines secundarios -verbigracia, el auxilio mutuo, el fomento del amor recíproco y la sedación de la concupiscencia-, cuya consecución en manera alguna está vedada a los esposos, siempre que quede a salvo la naturaleza intrínseca del acto y, por ende, su subordinación al fin primario.

Esta carta es de 1930, y se publicó en respuesta a las nove dades que introdujo la comunión anglicana en la Conferencia de Lambeth, pues hasta esa época, todos los cristianos habían sido unánimes en su rechazo a todos los métodos anticonceptivos. Hoy en día, en cambio, ni siquiera las Iglesias Ortodoxas Orientales mantienen esta posición.

Es habitual pensar que la anticoncepción y las dificultades de la vida moderna son novedosas para el magisterio, pero eso es falso. Los romanos no solo practicaban ampliamente el aborto y el infanticidio, sino que además conocían las propiedades anticonceptivas de ciertas plantas, y la respuesta de los cristianos fue negativa desde los tiempos de la didajé, que junto al aborto y el infanticidio condena la brujería.

Continúa nuestro visitante:

Todos sabemos que la forma natural se refiere a la planificación natural de la familia o abstinencia periódica. Pero ¿Cual es su efectividad? según la OMS es menor del 75% siempre y cuando se evite el coito y se tenga claro que día es fertil la mujer.

Cuando se trata de la eficacia de diversos métodos anticonceptivos, es difícil encontrar información ampliamente aceptada, no sólo porque existen intereses ideológicos y religiosos en juego, sino que además están los económicos. Considera los millones de dólares que obtienen cada día las compañías farmacéuticas día a día por la venta de la píldora, tanto de las mujeres que las usan, como también de cuantiosos contratos con agencias estatales e internacionales, y el desastre que sería para ellos si de un día para otro se remplazaran por un método que sólo exige educación y respeto entre la pareja, es decir 0 peso. Súmale a eso la dificultad de llevar a cabo estudios confiables sobre una actividad íntima, que normalmente se realiza en privado, por lo que sólo queda confiar en la sinceridad de los participantes.

Dicho eso, una breve búsqueda acerca de la eficacia de la Planificación Familiar Natural, nos arroja esta página, que nos cuenta de un estudio alemán en 2007 que determino un 99,6% de eficacia en las parejas que lo usaron consistentemente.

El comentario expresa otra inquietud:

Estoy completamente de acuerdo que la causa del matrimonio es engendrar la vida pero:

Las clases más pobres son los que tienen más hijos, debido a que no pueden acceder a otros metodos. ¿Es bueno esto para generar una sociedad más justa?

Sin dudas que el generar una sociedad más justa es un fin loable y bueno, pero como cristianos sabemos que no todos los medios están disponibles para eso. Tus palabras parecen expresar el temor de que los pobres tengan muchos hijos, y de ese modo ellos aumenten su número, y en el futuro haya muchos más pobres, resultando en una sociedad con muchas mayores carencias de las que existen hoy en día. Ese es el colapso que los maltusianos han venido prediciendo desde fines del S. XVIII, una y otra vez, y que igual cantidad de veces ha fallado en convertirse en realidad. Lo cierto es que el problema hoy es precisamente el contrario: que en los países desarrollados no hay suficientes nacimientos para mantener la población, y las personas comienzan a sufrir por el exceso de alimentos.

La forma de generar una sociedad más justa no es castrar a los indeseables, eso sólo nos permite olvidarnos del pobre, de manera que él o sus hijos ya no nos molesten mientras jugamos Xbox. No, la forma de generar una sociedad más justa es conocer al pobre, su realidad, y encontrar los medios lícitos para darle las mismas libertades que tenemos nosotros, entre ellas la de tener cuantos hijos quiera.

Ya concluyendo, señala:

Las prácticas anticonceptivas se pierde el respeto a la mujer?

Es una pregunta compleja, porque al hablar de “perder el respeto” nos metemos en un terreno bastante subjetivo: Quienes las ejecuten te dirán que no, que usar anticonceptivos en nada cambia su relación, pero desde luego, eso es algo esperable. Por su parte, uno de los hombres más respetados del S. XX Ghandi, opinaba que sí, que los anticonceptivos son un insulto a las mujeres.

Lo objetivo es que la disponibilidad de la píldora coincidió con un cambio sustancial en la forma como la sociedad trata las mujeres. Antes se hablaba de pecados como el aborto, el divorcio y la pornografía, que hieren especialmente la dignidad de la mujer en la sociedad, como algo malo y vergonzoso; pero a luego de la introducción de la píldora, todos ellos no sólo se toleran, sino que se han elevado a la categoría de derechos fundamentales, y se avanza hacia convertirlos en una obligación. Me refiero a políticas como el aborto forzado en China o el reciente HHS en los EUA. Si la relación fue causal o hubo otros factores en juego, es debatible, pero no creo que haya sido mera coincidencia.

Finalmente, el lector nos consulta:

Pero cuantos hijos puede tener una mujer para que esto no afecte psicologicamente su vida personal?

Esa es una preocupación natural, pero fíjate en lo que dijo Juan Pablo II al respecto, el 17 de Julio de 1994:

Por desgracia, con respecto a este tema a menudo se entiende mal el pensamiento católico, como si la Iglesia apoyara una ideología de la fecundidad a ultranza, impulsando a los esposos a procrear sin ningún discernimiento y sin ningún proyecto. Pero basta una lectura atenta de los pronunciamientos del Magisterio para constatar que no es así.

En realidad, en la generación de la vida, los esposos realizan una de las dimensiones más altas de su vocación: son colaboradores de Dios. Precisamente por eso, han de tener una actitud muy responsable. Al tomar la decisión de engendrar o no engendrar, no tienen que dejarse llevar por el egoísmo o por la ligereza, sino por una generosidad prudente y consciente, que valora las posibilidades y las circunstancias y, sobre todo, que sabe poner en primer lugar el bien del hijo que ha de nacer. Por consiguiente, cuando se tiene motivo para no procrear, esta elección es lícita e, incluso, podría llegar a ser obligatoria.

Entonces, ¿cuántos hijos debe tener una mujer? No sé, todas son diferentes, pero la Iglesia respeta la decisión generosa y responsable que al respecto tomen de común acuerdo los cónyuges. Considera también que en este tipo de decisiones que un discípulo de Cristo debe manifestar su confianza en Dios, porque cada niño, sea que nosotros lo queramos o no, es amado por Dios. Por eso, si una pareja usando PNF queda embarazada, no es un fallo sino una característica del sistema.

Anuncios
Categorías:Sexualidad
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: