Inicio > General > No llamen a nadie “Padre”

No llamen a nadie “Padre”

Un lector consulta:

Para no andar interpretando libremente les pregunto:

Mateo 23-9
9 Ni llaméis a nadie “Padre” vuestro en la tierra, porque uno solo es vuestro Padre: el del cielo.

Pero a los curas se les dice “padre” y el Papa es el “Santo Padre”.

No hay una contradicción?

Todo texto –salvo aquel que se compone con fines artísticos– tiene cierto número de interpretaciones posibles, pero sólo una correcta. La labor del lector, que siempre es intérprete a la vez, será determinar cuál de todas ellas es la verdadera, y para eso lo mejor será contar con la mayor información de contexto. Por eso, iremos explorando paso a paso el contexto de este pasaje bíblico.

Iniciemos entonces por un lector casual, no occidental y que desconociera totalmente la figura histórica de Jesús de Nazaret ¿Qué vería en este pasaje del evangelio? Seguramente diría que nos encontramos ante un mandamiento referido no llamar absolutamente a nadie “Padre” en la tierra, y, si nuestro visitante desconoce la oración del Padrenuestro, tal vez concluya que Jesús les prohíbe usar esa palabra totalmente mientras vivan (pues estaría “en la tierra”), incluso respecto a Dios, y que estamos ante un tabú religioso respecto de ese vocablo en particular.

Ese sería un primer nivel de interpretación, sin absolutamente ningún contexto, más allá del idioma.

Pero la gran mayoría de los que leen ese pasaje bíblico conocen a los cristianos, y la oración del Padrenuestro, y por lo tanto entienden este mandamiento en ese contexto. Así, sólo conociendo el cristianismo en términos generales, podríamos decir que Jesús pide a sus discípulos que sólo usen esa palabra para referirse a Dios, y a ninguna otra persona. Pero ¿Es esto razonable? Parece que no, porque, de cumplir ese precepto de esa forma, no podríamos llamar “padre” a nuestros propios padres biológicos, y en un par de generaciones, la palabra dejaría de evocar el cariño y la cercanía que NSJC quiso destacar en nuestra relación con Dios. ¿Es esto lo que quiso decir Jesús?

En general los cristianos están de acuerdo en que esa no era la intención de su Maestro. ¿Qué quiso decir, entonces?

La mayoría de los cristianos no católicos avanzan un paso más en cuanto al contexto, y dicen que en realidad NSJC quiso decir que sus seguidores sólo llamaran Padre a Dios y a sus ascendientes, y lo que realmente prohíbe es referirnos a la paternidad espiritual. Fíjense que incluso permitir usar esa palabra con un padre biológico ya es ir más allá del texto, porque éste dice “sólo uno es vuestro Padre: el del cielo”, de lo que se podría inferir que, para Jesús, ni siquiera los progenitores biológicos masculinos son dignos del nombre “Padre”. Sin embargo, la práctica de varios siglos ha bastado para descartar esta posibilidad, y los cristianos han seguido llamando así a sus padres y a Dios, y usando este pasaje para diferenciarse de los católicos, que siguieron hablando de paternidad espiritual. Pero todavía ¿Es a esto a lo que Jesús se refería?

Los católicos, sostienen que el contexto, ya no sólo del pasaje, sino además del mensaje y la vida de NSJC y su Iglesia, nos permite hablar de paternidad espiritual.

Y tienen razón.

Primero, debemos tener en cuenta que el pasaje es más extenso, y ahí mismo se habla de que no debemos llamar “doctor” o “maestro” a nadie salvo al Mesías, y sin embargo nadie entendió por ello que esas palabras debían perder su uso original, o que no se podrían usar esas palabras en un contexto religioso, así que tampoco hay motivo para creer que “padre” sería una excepción.

En segundo lugar, no olvidemos que NSJC era judío y, como habitualmente lo hacían los rabinos de su época, usaba la exageración para dejar en claro su punto. Prueba de ello son sus conocidas palabras en cuanto a “arráncate la mano que te hace pecar”, “el que no odia a su padre y a su madre no es digno de mí”, o “No vine a traer la paz, sino la espada.”, etc. A pesar de estos mandatos tan claros, los cristianos no andaban por ahí de mancos y tuertos, ni abandonando su familia, sino que entendieron cada una de estas palabras en su contexto. De igual forma, el sentido de no llamar Padre a nadie más que a Dios

Además, la propia escritura es generosa en consignar referencias a la paternidad espiritual y así NSJC se refiere a Abraham como padre y Pablo habla de sus hijos en la fe (1Cor 4,17; 1 Tim. 1,2), incluso a haberlos engendrado espiritualmente (1Cor 4,14–15), al igual que San Pedro se refiere a Marcos como su hijo (1Ped 5,13), y San Juan se refiere como “hijos míos” a los desinatarios de sus epístolas (1Jn 2:1)

Luego, si el pasaje en cuestión no prohíbe usar la palabra “Padre”, ni llamar así a nuestros padres, ni siquiera a los que lo son realmente en un sentido espiritual ¿Qué quiere decir NSJC en este pasaje?

No olvidemos que el episodio comienza ordenando a los cristianos que obedezcan a los escribas y fariseos, pero que no se comporten como ellos lo hacen, pues gustan de “ser saludados en las plazas y oírse llamar “mi maestro” por la gente”. Vemos que las palabras de Jesús son más una advertencia en contra de la vanidad por motivos religiosos, y a desarrollar un “culto a la persona”, antes que a la maldad que pueda provenir de usar ciertas palabras.

La costumbre de llamar “padre” a los sacerdotes se desarrolló en algunas regiones del catolicismo, como una forma de protocolo, al igual que la de referirse al Papa como “Santo Padre”, y aunque la Iglesia no hace del tema una cuestión siquiera de disciplina, no ha visto en esta práctica un peligro de caer en aquel pecado de vanidad contra el que NSJC nos advierte en este pasaje.

Al insistir en una interpretación meramente formal, de usar o no una palabra, sólo para diferenciarse de los católicos, los protestantes terminan por oscurecer y olvidar el mensaje de este episodio, y que es relevante para todas las comunidades religiosas: sea que te llamen “padre”, “ministro”, “obispo” o “pastor”, existe una tentación real en la vanidad que proviene de ser líder de una congregación, y contra ella debes luchar siempre.

Algunas fuentes.

¿Podemos llamar al sacerdote “padre”? por Steve Ray

Call no man “father”? por Catholic Answers

Anuncios
Categorías:General
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: