Inicio > Matrimonio > ¿En qué te afecta que los gay se casen?

¿En qué te afecta que los gay se casen?

Responder a esta pregunta no es fácil, porque a primera vista parece que efectivamente no hay una gran diferencia. “Aún si admitiéramos los padres de diferente sexo son importantes en la formación de los hijos” se dice “¿De qué forma esa función se vería afectada por que dos homosexuales se casen?”

Lamentablemente la solución a este enigma nos envía de cabeza al núcleo de las concepciones divergentes del matrimonio que existen en nuestra sociedad, así que puede ser difícil de explicar sin dar un rodeo. Por eso, conviene admitir directamente que nada colapsará el primer día que una par de hombres salgan del Registro Civil mostrando un “certificado de matrimonio”, en medio de los aplausos de los gay, alguno que otro diputado progre y el revuelo de la prensa. Luego de tanto debate, será la noticia del día y de algún resumen de fin de año, y nadie se acodará más del tema, salvo tal vez los blogs católicos.

Pero luego, debemos hacer la siguiente comparación:

Piensa por un momento en el dinero que guardas en tu billetera o en tu cuenta bancaria, seguramente representan el resultado de muchas horas de arduo trabajo ¿Qué dirías si yo me pusiera a imprimir mi propio dinero en mi casa? ¿y si luego lo usara para comprar cosas en el comercio y nadie pudiera detectar la falsificación?Una persona razonable dirá –y con razón– que estoy cometiendo un delito y que debo dejar de hacerlo, pero yo podría replicar que de ninguna forma yo le estoy impidiendo a nadie usar su dinero, o comprar lo que quiera y que en nada le afecta a los demás lo que yo haga con mi dinero falsificado, mientras ellos puedan gastarlo a su vez ¿no es cierto?

Entonces también nos encontraríamos ante un enigma que no se resuelve apelando a la libertad y preguntándonos quién resulta perjudicado, porque el problema de la falsificación de dinero (y del matrimonio gay) no es el efecto directo que el acto provoca en una persona determinada, sino el resultado indirecto que con el tiempo y la generalización de la conducta, se produciría en toda la sociedad.

Si creemos que la falsificación de dinero es un delito no debemos preguntarnos “¿a quién perjudico?”, sino “¿qué ocurriría si el Estado amparara esa conducta?”. Entonces, la respuesta es clara: en un primer momento nadie notaría la diferencia, pero luego, al ver que es más fácil, cada vez serían más los que dejarían de trabajar y empezarían a imprimir su propio dinero, y finalmente se produciría una inflación tan generalizada que todo el circulante perdería su valor… el dinero dejaría de existir.

Cuando el estado legaliza y ampara el matrimonio gay, emite un claro mensaje a la comunidad: “el matrimonio no importa, es un asunto de afectos privados”; y actuando conforme a esa idea, las personas dejarán de considerar como algo importante el casarse, y los casados ya no se esforzarán por mantener la fidelidad y el cariño en razón de un voto que hicieron hace tantos años. El matrimonio dejará de existir.

Desde luego, todo esto no es culpa del lobby gay; como decía antes, una minoría tan insignificante no tiene el poder, por sí sola, para introducir cambios tan profundos en la sociedad, sino que esto es algo que se ha venido preparando hace mucho tiempo, con ayuda de la mentalidad anticonceptiva y la pornografía, que sí están ampliamente extendidas. Es cierto que las instituciones que devalúan el matrimonio, como el divorcio y el concubinato, han existido en todas las culturas de una u otra forma; la diferencia ahora con el matrimonio gay, es que no tiene precedente en la historia y por eso impacta más. Es como la bomba atómica de Hiroshima, que no fue ni la primera ni la última bomba que mató a inocentes, pero siempre se recordará el día en que se detonó como el inicio de algo totalmente nuevo, porque el poder destructivo alcanzó un nivel sin precedentes.

Y aquí llegamos a las concepciones divergentes acerca del matrimonio y la familia que existen en la sociedad, a la que me refería antes. Porque los progres, ante nuestra profecía del desastre, nos dirán “Sí ¿y qué pasa con eso?”, dando a entender que no ven inconveniente en un futuro donde el matrimonio no tenga ninguna figuración y creo no exagerar si digo que algunos lo ansían como la aurora de una época más justa en el trato entre hombres y mujeres (¿Niños? Olvídalo, no existirán en su utopía).

Sólo así se explica que los mismos que hace unos años luchaban a brazo partido por “que todos los que quieran se divorcien”, ahora lo hacen con el mismo empeño por “que todos los que quieran se casen”. En el fondo, les importa un pepino el matrimonio y la familia (tradicional o no) porque todo lo que necesita el ser humano para ser feliz es buen sexo y ellos se ocuparán de que nada les impida obtenerlo.

Nosotros, en cambio, seguimos considerando que la familia sí importa, porque es el ámbito donde las personas se desarrollan más auténticas y felices, y que ella necesita el apoyo de toda la comunidad para cumplir esa función y la supervivencia misma del Estado depende de esa labor. Si una u otra concepción se corresponde más a la realidad, ya lo discutiremos más adelante, pero ambas no pueden coexistir, y sería bueno que lo dijéramos directamente.

Anuncios
Categorías:Matrimonio
  1. Vanesa
    7/09/16 en 6:49 pm

    y no respondiste la pregunta en que a ti en , que te afecta? a ti , no ala sociedad , a ti personalmente . y me parece absurdo que te adelantes al futuro ahora inexistente para basar tu argumento por que si a esas vamos yo también puedo decir que en un futuro las cosas serán mejores no sabes que pasa el día de mañana tal ves sea mejor tal vez peor pero en si en nada te seguiría afectando a ti ese resultado sea bueno o malo por que uno mismo forja su destino , forja su vida y a nadie le interesa con quien te cases solo a ti y a nadie mas.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: