Inicio > Iglesia > Iglesia de locos y prudentes

Iglesia de locos y prudentes

En respuesta a la columna de Carlos Ernesto Sánchez  Una iglesia menos prudente y más loca de amor

El llamado de don Carlos a la acción es fascinante y atractivo, le agradecemos su pasión y compromiso con nuestra amada Iglesia.

Pero la Iglesia es una casa grande, donde caben locos y prudentes, y sobre todo los locos necesitan a los prudentes, y viceversa.

¿Qué se necesita ahora? Es una pregunta que cada uno puede responder según sus propias capacidades, porque no todos compartimos la misma evaluación acerca de la situación de la Iglesia. Durante la misma dictadura hubo hermanos que llamaron a la Iglesia cobarde por no condenar con más fuerza los abusos del Estado, y otros que acusaron su infiltración por haber amparado a los opositores del régimen.

El miedo por parte de la jerarquía a que la iglesia se politice o se abra demasiado hacia la izquierda, ha llevado a que la prudencia se trasforme en desarmar toda expresión de pastoral social, democrática, participativa.

No veo miedo en la jerarquía, porque el miedo es antónimo de la prudencia. Todo obispo debe ser prudente, según recomendó San Pablo a Timoteo (1 Tim 3-2 “es necesario que el obispo sea irreprochable, marido de una sola mujer, sobrio, prudente, decoroso, hospedador, apto para enseñar;”), pues el poder que le ha sido confiado es enorme, y eso es algo que no debemos olvidar cuando opinamos acerca de nuestros pastores. A ellos les ha sido confiado el cuidado de las almas de todos (no sólo los cristianos) que viven en su territorio, y esa es una responsabilidad que no envidio, así que agradezco a Dios que si se han de equivocar, lo hagan de prudentes antes que de osados.

El santo, en cambio, siempre es un loco de amor, por Cristo y por su mensaje, pero debe someter su locura a los obispos, porque así lo quiso NSJC al entregarnos la Iglesia, que es su cuerpo, porque, tal como ocurre con el amor a una mujer, sólo una vez tamizada en la fragua de la obediencia, se mostrará si era nada más que locura o verdadero amor. En su labor de contener a los santos, muchas veces los obispos se equivocan, ¡pero no importa! en tanto no le pidan lo que contradice el amor de Dios, el santo debe estar sujeto a él.

Don Carlos nos invita también a un mayor compromiso social de la Iglesia, que parece identificar con las ideas de izquierda:

Hoy la iglesia sigue su camino, sin hacerse parte de la problemática que viven las grandes mayorías de los chilenos.

¿Donde está -por ejemplo- la Vicaría para la Pastoral de los Animales y el Medio Ambiente?, ¿está la Iglesia pronta a trabajar con las decenas de Travestis peruanos que inundan el centro de Santiago con grandes problemas de salud e indocumentados?

La respuesta es simple: subsidiariedad.

Cuando el Cardenal Raúl Silva Henríquez creó la Vicaría de la Solidaridad, la Iglesia era la única institución con el alcance necesario para proteger a las personas contra las violaciones a los derechos humanos. ¿Es posible comparar esa situación con el medio ambiente o la situación de los travestis? Creo que no. Hoy existen múltiples y poderosas organizaciones dedicadas a la defensa del medio ambiente y contra los abusos hacia las personas, donde los cristianos podemos participar y los obispos nos animan a que lo hagamos, pero no parece que eso deba traducirse en la creación de una Vicaría.

Consideremos además que vivimos inmersos en un Estado que ha asumido buena parte de los principios cristianos de igualdad fundamental de los hombres, protección a los más débiles y solidaridad, y al que hemos dotado de los recursos para llevarlos a cabo, de modo que quienes se encuentran en necesidad recurren primero al Estado antes que a la Iglesia, y naturalmente esto reduce su campo de acción caritativa. Por el contrario, en lugares donde el Estado no protege a los débiles, la labor de los cristianos se alza formidable.

Es cierto que muchos se han acercado a la Iglesia y a NSJC admirados por el sacrificio y amor que exhibían sus seguidores en defender a los más débiles (pienso en Eugenio Zolli, gran rabino de Roma, converso al catolicismo luego de observar la labor de Pío XII en defensa de los judíos), pero también se corre el peligro de reducir la Iglesia a sus obras de caridad y pensar que cuando éstas se reducen, ella pierde su centro. No es así.

Instituciones altruistas hay muchas (masones, rotarios, leones, GreenPeace), pero hay una misión para la cual nuestra amada Iglesia es indispensable, y esa es la transmisión del evangelio. Fundado en la promesa de NSJC (Mt 6:33 “Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas”), estoy seguro que cuando tengamos jóvenes capaces de recordar los 7 sacramentos y los10 mandamientos, esos mismos jóvenes prestarán alegremente su tiempo como voluntarios.

Anuncios
Categorías:Iglesia
  1. Seiken
    21/03/11 en 10:51 pm

    Estimado, me llama la atencion lo último que dices que es recordar los 7 sacramentos y los 10 mandemientos, creo que la formación de jovenes dentro de la vida eclesial debe ir más alla del sacramento es formar una vida Cristiana plena, el cual el joven se identifique con cristo y vaya en la busqueda del otro. Creo que jovenes que sólo se confirman y no los vemos más hasta quizas cuando es un fracaso del proceso, el objetivo que las nuevas catequesis tal como dice Aparecida sea una formación permanente.

    • 22/03/11 en 6:17 am

      Lo que quise denotar con esa refrencia es que la situación de la catequesis es tan lamentable que la mayoría de nuestros jóvenes católicos pasa por 12 años de clases de religión y al cabo de ellos no es capaz de enumerar los 7 sacramentos, y que con ese nivel de transmisión de la fe no podemos exigir que hagan nada por ella.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: