Inicio > Religión > Live Action y su acción contra Planned Parenthood

Live Action y su acción contra Planned Parenthood

Una interesante polémica se ha venido desarrollando en la blogósfera gringa esta última semana. Se inició con el grupo pro vida Live Action quien contrató a dos actores para que se presentaran ante una oficina de Planned Parenthood pretendiendo ser un proxeneta y una prostituta que consultaban acerca de los servicios de anticoncepción y aborto a los que podían tener acceso ¡para su negocio de tráfico con menores!

Live Action subió a youtube los videos producto de esta actividad, y en ellos se puede ver que la representante de la “clínica” les aconseja acerca de varias formas de encubrir una violación y tráfico de menores, por ejemplo, ordenando a las niñas que digan tener más de 14 años o que el embarazo fue producto de una relación consentida con otros menores de edad.

Naturalmente esto ha provocado la reacción de Planned Parenthood, que por un lado ha dicho que los videos fueron editados para dar una falsa impresión y que la funcionaria “le siguió la corriente” al supuesto proxeneta para obtener información y reportarlo luego a las autoridades, y por otro despidió a la funcionaria que se ve en el video, aduciendo que su conducta no es aceptable para ellos.

Pero además, se ha iniciado una controversia entre aquellos católicos que reprochan a Live Action el haber usado la mentira para obtener los videos, y los que justifican las acciones tomadas por esta organización, en vista del beneficio de exponer las horribles prácticas vinculadas a la industria del aborto.

La cuestión, entonces, es ¿Es moralmente aceptable para un cristiano mentir? ¿Qué ocurre con las situaciones en que está en juego otros bienes?

El Catecismo responde:

2485 La mentira es condenable en su naturaleza. Es una profanación de la palabra cuyo objeto es comunicar a otros la verdad conocida. La intención deliberada de inducir al prójimo a error mediante palabras contrarias a la verdad constituye una falta contra la justicia y la caridad. La culpabilidad es mayor cuando la intención de engañar corre el riesgo de tener consecuencias funestas para los que son desviados de la verdad.

Al decir que “la mentira es condenable en su naturaleza” la Iglesia está afirmando que mentir es intrínsecamente malo, es decir, que es una de aquellas conductas que bajo ninguna circunstancia pueden ser toleradas o condonadas, siempre es un pecado mentir.

Esto naturalmente nos lleva a pensar en nuestra vida diaria y los casos de llamadas “mentiras piadosas” ¿Acaso no podemos decir a un amigo “¡que interesante tu blog! deberías escribir un libro”? Después de todo, parece que nadie resulta perjudicado, evitamos el sufrimiento de una persona a quien apreciamos y conservamos la amistad.

Otro caso que acude rápidamente a nuestra imaginación, donde parecería natural recurrir a la falsedad, es el de las personas que mienten por encontrarse perseguidas o para liberar a otros de la persecución. Si te encuentras con un grupo armado de sujetos que se ha propuesta dar muerte los cristianos y uno de ellos te pregunta si lo eres ¿Es lícito negar a NSJC?

La Iglesia tuvo la ocasión de abordar estos casos muy temprano en su historia, debido a las constantes persecuciones bajo el Imperio Romano. No cabe dudas que la mayoría de los cristianos a los que se les exigía realizar sacrificios a los dioses romanos bajo amenazas de tortura y muerte, lo hicieron, y la primera reacción de muchos en la Iglesia no era precisamente “comprensiva”, pues, supuesto que había un arrepentimiento y confesión del pecado, se discutía si expulsarlos completamente de la comunidad o admitirlos pero sin poder participar de la comunión [fuente]. Esta posición rigorista fue adoptada por Novaciano, quien sostuvo que la idolatría era un pecado imperdonable y que la Iglesia no tenía derecho a restaurar a la comunión a cualquiera que hubiese caído en ella, opinión que luego fue condenada como herejía por la Iglesia.

Si bien aquella controversia no se refiere a la mentira sino a la idolatría, sí nos muestra la seriedad con la que los primeros cristianos se tomaban el compromiso con la verdad.

Contra la mentira escribieron tanto San Agustín en su obra contra los priscilianos, como Santo Tomás, en la Suma Teológica, donde se indica:

la mentira es mala por naturaleza, por ser un acto que recae sobre materia indebida, pues siendo las palabras signos naturales de las ideas, es antinatural e indebido significar con palabras lo que no se piensa. Por lo cual dice el Filósofo en IV Ethic. que la mentira es por sí misma mala y vitanda; la verdad, en cambio, es buena y laudable. Por tanto, toda mentira es pecado, como afirma también San Agustín en su libro Contra mendacium.

Y, acerca de mentir para evitar un mal mayor, se responde:

La mentira no sólo es pecado por el daño que causa al prójimo, sino por lo que tiene de desorden, como acabamos de decir (en la solución). Pero no se debe usar de un medio desordenado e ilícito para impedir el daño y faltas de los demás; lo mismo que no es lícito robar para dar limosna (a no ser en caso de necesidad, en que todo es común).

Con todo esto, nos encontramos en condiciones de concluir que los actos realizados por Live Action, aún cuando tenían una finalidad loable, efectivamente no se encuentran conformes con la enseñanza cristiana acerca del deber que cada uno tiene hacia la verdad.

Es comprensible que, ante el horror que representa el aborto, intentemos forzar los límites de aquellas conductas que nos están permitidas, pero la prohibición contra la mentira es absoluta, y no podemos hacer un mal para obtener un bien. Nuevamente vemos que, si queremos decir que “el fin no justifica los medios”, la única forma de sostener este principio básico de la moral es creer en una realidad superior.

Anuncios
Categorías:Religión
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: