Inicio > Política y derecho > Me duele la democracia

Me duele la democracia

Cuando nací, Chile había recién entrado a la dictadura, tenía 6 años cuando se realizó el plebiscito que aprobó una nueva Constitución Política, y 14 cuando se hizo esa gloriosa jornada de 5 de Octubre de 1988 en que ganó el NO. Ese día cumplí funciones de estafeta, llevando los resultados desde las mesas de votación hasta las oficinas donde la Concertación por el NO, y otras organizaciones habían instalado un sistema paralelo de recuento de votos para evitar el fraude electoral.

Ese día estaba despejado en Iquique y la humedad de las nuebes formó un arco iris alrededor del sol, lo que para mí fue un gran signo del triunfo, pues el arco iris era el símbolo de la colación política que se oponía a Pinochet. Luego de de llevar los resultados, todos nos fuimos a la casa, pues había un gran temor a que el gobierno desconociera los resultados, no se sabía cómo iba a reaccionar la dictadura.

Lo que quiero decir con esto es que la recuperación de la democracia fue la gran épica de mi juventud, y haber participado de ella es un hito que estoy seguro no se volverá a repetir en mi vida (y espero que no sea necesario). En ese tiempo, democracia significaba libertad para conversar de política, para votar y para criticar al gobierno, significaba respeto y vida para todos ¡significaba que “derechos humanos” fueran para todos los seres humanos! y que no nos clasificáramos en humanos y humanoides.

Por eso me duele la democracia. Ahora, 20 años después, quieren usar la democracia para expandir la muerte, para negar que todos los humanos tenemos derechos humanos, que a veces no está mal matar a otro, y que hay asuntos en los que no todos podemos opinar.

Me duele cada vez que alguien blasfema contra NSJC y si uno dice “eso no está bien” lo acusan de ser antidemocrático ¡No es eso lo que nos prometieron! Si nos hubieran dicho “vas a poder criticar al gobierno y ofender a Dios” tal vez nos habrían podido exigir que nos calláramos, pero no fue eso lo que dijeron.

No me gusta, porque la democracia, que se suponía que nos acogería a todos, ahora me quiere excluir porque soy “conservador” u “homofóbico” o “familista”. La libertad de expresión ya vale sólo para algunos en los medios de comunicación, y los que nos quedamos fuera, sólo podemos recurrir a la red. Para que hablar de la Iglesia, que defendió los derechos humanos de los ateos, pero ahora que los ateos están seguros, la quieren obligar a callar en su defensa de los niños.

Mis hermanos me dicen “al cuerno la democracia, la abstención es la única opción para nosotros” ¡y vaya que tienen razón! Si la democracia no es capaz de dar lo que nos prometió no puede exigirnos lealtad. Pero todavía mi corazón quiere creer en ella, y cada cierto tiempo nos regala pequeñas luces que nos animan a no perder la esperanza.

Claro, ya no me manipulan con eso de “si no estás con nosotros los demócratas, eres autoritarios”, pero todavía me duele cada vez que usan la democracia para esparcir la cultura de la muerte y el relativismo, porque nosotros luchamos bajo la misma bandera, pero por la vida y la verdad.

Anuncios
Categorías:Política y derecho
  1. 18/01/11 en 12:58 pm

    ¡Qué buen post! me interpreta muy bien, pero te confieso que aún no me han homenajeado con el supuesro insulto o deescalificación de llamarme “familista”. Sí me han dicho de todo por tener 5 hijos que yo encuentro “topísimos”, lo mejor de mi vida. 😛

  2. 18/01/11 en 5:18 pm

    “Para que hablar de la Iglesia, que defendió los derechos humanos de los ateos, pero ahora que los ateos están seguros, la quieren obligar a callar en su defensa de los niños.”

    Es que la Santa Iglesia tiene formas poco convencionales de defender a los niños.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: