Inicio > Pro-vida > Criminalidad, aborto y persona

Criminalidad, aborto y persona

Un lector comenta:

La crisis de criminalidad sin precedentes que afecta a america latina esta relacionado intimamente con la penalizacion del aborto,

y se despliega con una larga diatriba que remata con joyas como:

la raiz del problema [es] que la gente en Latinoamérica tiene hijos como deporte

Me pregunto si quien escribió esto se da cuenta de la ofensa en sus palabras. Me imagino al turista europeo que, en su trayecto entre el aeropuerto y su hotel en el barrio alto, pasa por las poblaciones, ve a los niños sucios corriendo tras una pelota y comenta “estos chilenos tienen hijos como deporte, Ja, Ja”.

Es repulsivo pensar que un ser humano pueda considerar que sus hermanos son producto de una irresponsabilidad, o un error. Pero para el rico, el pobre no es su hermano, el pobre es el otro, es “la gente en Latinoamérica”.

Lamentablemente, este tipo de argumentos a favor del aborto, la anticoncepción, control de la población y la eugenesia son cada vez más frecuentes, si no en forma explícita, siempre de modo implícito cada vez que alguien dice “hay que deshacernos de esa gente”, y “esa gente” naturalmente no lo incluye a él mismo ni a nadie que conozca. El más ilustre difusor de tan asquerosa idea sin dudas que fue el libro Freakonomics, así que vale la pena dedicar algunos bytes a refutarlo.

Si hubiera un debate en en términos estrictamente racionales sobre el tema, bastaría con apuntar que el aborto, en cuanto procura la destrucción de un ser humano inocente, es intrínsecamente inmoral y por lo tanto nunca podría ser una herramienta legítima de política pública, ni siquiera cuando el fin fuera tan loable como disminuir la delincuencia.

Pensemos, a modo de comparación, que nadie admitiría que a los culpables de un delito se les vendiera como esclavos, o que se castigara no sólo al responsable del un ilícito, sino a toda su familia con penas de cárcel, a pesar que tales medidas evidentemente elevarían los costos de cometer un delito hasta un punto intolerable para la mayoría, y por lo tanto disminuirían su número.

Pero el debate racional no es terreno favorable para los proponentes del aborto, así que no les queda más que desviar el tema hacia la contingencia de la noticia, y recurrir al miedo y a afirmaciones absurdas y sin fundamentos.

En este caso ¿Existe un problema grave de seguridad pública en Ciudad Juárez, que es conocida por todos? pues nada, la extendemos a toda una categoría de países, que por cierto tienen diversas leyes sobre aborto, declaramos que existe una “crisis de criminalidad sin precedentes”, y anunciamos, sin mediar dato alguno, que la prohibición del aborto es la causa. Simple pero falso.

Ya dijimos que, aún si la prohibición del aborto fuera causara algún problema, no sería legítimo legalizarlo, pero en este caso la falacia es más grave pues ni siquiera esa premisa se condice con los hechos. Sin ir más lejos, en Chile el aborto está prohibido sin excepciones, y a pesar de eso Santiago de Chile es la capital más segura de América Latina, para qué hablar del resto del país.

La delincuencia es un problema demasiado complejo y serio precisamente porque afecta con mayor fuerza a los más pobres, y es una falta de respeto usarlo como una excusa para las agendas de la élite, que mira horrorizada como cada día hay más de ellos y menos de los nuestros.

Pero incluso podemos ir un paso más allá y pensar, a modo de hipótesis, que legalizar el aborto fuera una medida eficaz contra la delincuencia. Pero entonces ¿no sería más justo matar a todos los que ya han cometido un delito? si se impone la pena de muerte como sanción única sin importar la gravedad del hecho, es claro que la delincuencia bajaría abruptamente, y seguramente se llegaría a situaciones como la del país más seguro del mundo, China, que la aplica a miles de personas cada año. Por otro lado, si se insiste en la acción preventiva, ¿No es más justo matar a los niños que ya han presentado desviaciones de conducta social, en vez de a los bebés que no han hecho nada todavía? ¿No sería más seguro para la madre? ¿no sería más barato gastar una bala que todos los recursos asociados a una intervención quirúrgica?. Este es el tipo de consideraciones inhumanas en que se ven envueltos los que proponen el aborto como solución a la delincuencia.

¡Ah! pero claro, dirán que la diferencia es que el delincuente es una persona y el bebé es sólo una persona en potencia.

Al final todo vuelve a esa palabra “persona”, tan conveniente porque nadie puede ver o medir el nivel de personalidad que hay en una cosa, y por lo tanto cada uno puede definirla según mejor le convenga: a los nazis les convenía que ciertas razas eran más personas que otros, a los esclavistas, ciertos tonos de piel. Cómo olvidar que en Chile se calificaba de “humanoides” (concepto que se refiere a cualquier ser cuya estructura corporal se asemeja a la de un humano) a quienes proponían la doctrina comunista, lo que autorizaba su persecución y tortura, y de “auqénidos metamorfoseados”, a los habitantes de un país vecino. Cómo comprender que, según nuestro derecho, The Coca Cola Company es más persona que un feto de 9 meses.

La estrategia es simple: deshumanizar al enemigo, al inconveniente, luego negar su dignidad inherente como ser humano, para finalmente justificar los crímenes cometidas en su contra, porque deben prevalecer los derechos de las “verdaderas personas”. Para esta estrategia, insistir en que hay seres humanos que no son “personas”, es de rigor, y por eso están apegados a esa palabra.

Por eso me gustaría que nos olvidáramos de la famosa palabrita, y nos apegáramos a lo científicamente demostrable. Y lo que no pueden negar es que un ser humano, aunque sólo cuente con una célula, es un individuo igual a cualquier otro de la misma especie, y por lo tanto no es lícito procurar su muerte.

Anuncios
Categorías:Pro-vida
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: