Inicio > Historia > ¿Es posible negar la existencia de Jesús?

¿Es posible negar la existencia de Jesús?

La revista Mensaje (fundada por San Alberto Hurtado) ha decidido dedicar parte de su más reciente edición a los artículos humorísticos y publicar ¿Es posible demostrar la existencia de Jesús?, por Ariel Álvarez Valdés.

Escribe el autor

Cuando buscamos en la antigüedad los datos sobre su existencia histórica, descubrimos con asombro que sus contemporáneos no dijeron casi nada de él. Su vida y su muerte fueron el acontecimiento menos importante de la historia romana de ese tiempo.

Me pregunto de dónde surge ese asombro del que habla, después de todo, que su figura sea fundacional para nosotros, no implica que lo haya sido para sus contemporáneos, quienes seguramente lo veían como un predicador más.

El artículo en sí no está tan mal, comienza por repasar los pasajes habituales de Flavio Josefo y las teorías acerca de interpolaciones cristianas, pero el sólo hecho de que alguien pueda observar a su alrededor, darse cuenta de lo que ha alcanzado occidente como cultura y negar que NSJC haya existido ¡es comiquísimo!

Me pregunto quién podría explicar toda Europa y América sin el cristianismo, y el cristianismo sin su fundador.

Sí anota el autor que sólo en el S. XVII por primera vez se planteó que el fundador del cristianismo puede no haber existido, lo que es significativo, porque desde un comienzo el cristianismo tuvo detractores, principalmente entre las autoridades romanas y judías, y sin embargo a nadie se le ocurrió siquiera plantear que NSJC no hubiera existido, o muerto en la cruz.

Otra objeción con la que me he encontrado es la falta de más fuentes no cristianas que hablen acerca de NSJC, pero esa es una exigencia irracional, ya que precisamente los interesados en escribir sobre una persona son los que conocen el significado de sus actos, y así,por ejemplo, nadie esperaría encontrar muchas referencias acerca Solón entre historiadores no griegos.

Esta clase de cuestionamientos también demuestran un marcado provincialismo intelectual, pues pretenden comparar a NSJC con los registros de personajes como Poncio Pilatos. Sin embargo, es evidente que la historia, aún hoy en día, se escribe sobre grandes figuras públicas a los ojos de sus contemporáneos, y Jesús fue en ese respecto uno más de los muchos predicadores que existieron antes y después.

¿Cuál fue su gran diferencia a los ojos de los historiadores de la época? Que NSJC fue capaz de producir una comunidad de seguidores, que perduró a pesar de su aparente fracaso, hasta el punto de convertirse en un grupo de interés para el Imperio, y la historia de esa comunidad se encuentra plenamente establecida.

Además, no se debe olvidar que los evangelios son el testimonio de al menos 4 testigos presenciales de los eventos que relatan, y el hecho de que se encuentren juntos en las biblias modernas no quita que sean registros generados independientemente, y que coinciden en lo sustancial de las enseñanzas y actos de NSJC.

Sólo un intelectual podría negar otro hecho histórico que cuente con ese nivel de evidencia, y lo mismo se aplica a la existencia de NSJC.

Anuncios
Categorías:Historia
  1. 3/07/10 en 12:42 am

    Negar la existencia de un predicador judío algo excéntrico llamado Jesús de Nazaret es simplemente irrisorio. Ya el historiador R. Whateley (1787-1863) lo demostró a principios del siglo XIX, al aplicar a Napoleón (su contemporáneo) los mismos métodos de investigación que quienes argüían la inexistencia del hombre Jesús de Nazaret (e.g. F. Volney, Ch. Dupuis, Bruno Bauer): demostró que Napoleón no existía…

    Además de los centenaras de textos cristianos, escritos tras el primer siglo de su muerte, hay menciones ajenas al contexto judeo-cristiano, más o menos contemporáneas, en: Plinio, Ep X, 96, 2; Suetonio, Claudio XXV, 4 y Nerón XVI, 2; y Tácito, Anales XV, 44; Flavio Josefo, por supuesto, y la temprana literatura talmúdica.

  2. 3/07/10 en 12:49 am

    Ah, olvidé un detalle con el que no estoy de acuerdo:

    ‘No se debe olvidar que los evangelios son el testimonio de al menos 4 testigos presenciales de los eventos que relatan’.

    Eso es relativamente cierto, de acuerdo a la Tradición de la fe, pero ningún exégeta serio lo sostendría. El autor del tercer evangelio y los Hechos, si es que fue ‘San Lucas’, de acuerdo con la misma Tradición, NO fue testigo presencial (como tampoco lo fue Pablo). Ahora que del segundo evangelio bien puede remontarse de forma muy cercana, a través de la figura borrosa de ‘Marcos’, al apóstol Pedro. Pero, en todo caso, es muy dudoso que los evangelios de Mateo y Juan sean de un solo autor y menos aún puede dotársele de identidad cierta a tal autor.

    Lo cual no quita que sean textos redactados por comunidades creyentes, vivas, cuya tradición oral se remonta a la predicación apostólica, y que, sí, podamos decir que fueron ‘inspiradas’ por el Espíritu.

    • 3/07/10 en 9:15 pm

      Je, Je.

      Entre un exegeta y la Tradición de la fe, me inclino por esta última, especialmente porque esos mismos exegetas tampoco sostendrían otras doctrinas básicas del cristianismo.

      San Pablo es testigo presencial porque NSJC se le apareció, y porque tuvo contacto directo con los apóstoles. San Lucas también, pues hizo una indagación, como dice su propio evangelio, en la que seguramente se entrevistó con los apóstoles y con María, y acompañó a San Pablo como dice la tradición, y la carta a los Colosenes (4:14)

  3. 4/07/10 en 1:46 am

    No es un exegeta… es la moderna ciencia bíblica… que tiene plena carta de ciudadanía en la Iglesia Católica. Digo, lo mismo la Tradición nos habla de la tumba del apóstol Santiago (aunque hay varios Santiagos, no del todo distinguibles, de la Escritura) en Compostela… y en otros lugares… Y así, por estas tradiciones piadosas (no obstante su profundo sentido teológico y pastoral), hay tumbas de 17 apóstoles tan sólo en Europa…

    • 5/07/10 en 10:34 am

      Interesante, ¿tienes la fuente de esa cita de 17 tumbas?

      La “moderna ciencia bíblica”, en mi opinión tiene mucho de moderna, poco de bíblica y nada de ciencia.

      • 5/07/10 en 8:09 pm

        Me refiero a la tradición piadosa de las peregrinaciones y las reliquias de la Edad Media. He leído esa referencia en varias Historias de la Reforma.

        Bueno. Entonces, cerremos el Pontificio Instituto Bíblico y adoptemos el literalismo evangélico… Ah, y la ciencia, según la entienden los neopositivistas…

  4. 5/07/10 en 9:26 pm

    Yo no he hablado de literalismo, sólo de la exigencia lógica de una relación entre la falta y su redención.

    Y respecto a la ciencia, ¡Qué te puedo decir! me gustan los conceptos claros y la ciencia sólo se refiere a fenómenos naturales observables.

    • 6/07/10 en 1:55 am

      Eso, precisamente, es neopositivismo. Richard Dawkins suscribiría esa tesis. Aristóteles y la mayor parte de la Tradición filosófica con él, en cambio, dirían que las ciencias no son sólo físicas ni su objeto de estudio es siempre empíricamente observable, ni siquiera para las ciencias estrictamente físicas (el átomo o los vacíos cuánticos no son observables, por ejemplo). La filosofía, la metafísica, la lógica, la historia, la antropología, las matemáticas, la paleografía y sí, también la exégesis bíblica y la teología, todas ellas son ciencias: buscan racionalmente y con metodología clara la episteme, las causas. Per

  5. jorge_lavin
    16/10/10 en 12:39 am

    Una excelente investigacion al respecto se encuentra en el libro “Nueve evidencia que demanda un veredicto” de Josh McDowell, y un pequeño resumen de esta en “Mas que un carpintero” del mismo autor

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: