Inicio > Iglesia > Sacrilegio del Hogar de Cristo

Sacrilegio del Hogar de Cristo

Es lamentable que tengamos que usar esta tribuna para protestar en contra de una institución que día a día hace tanto bien en Chile, y a la cual el propio suscrito hace un ínfimo aporte, pero el Hogar de Cristo hizo una publicación ayer domingo que cruzó una línea muy delicada.

Esta inserción apareció a página completa en la edición de El Mercurio del domingo 21 de febrero de 2010:

Todo el bien que hizo el Padre Renato Poblete en su vida, los miles de niños y ancianos a los que ayudó y la empresa de convertir a la obra del Padre Hurtado en una verdadera opción para terminar con la miseria en Chile, todo eso no justifica el sacrilegio (esto es, tratar indignamente las acciones liturgicas, CIC 2120) y de hecho, injuria al propio Padre Poblete, que estamos seguros, jamás permitiría que se destrozara la oración que NSJC dejó a sus hemanos, para ensalzar a un hombre.

La publicación es sacrílega porque:
1. Desde su primera frase, llama a confusión acerca de a quién se dirigen las palabras del Padre Nuestro, si al Señor Dios o a Renato Poblete.
2. Sostiene que Renato Poblete se encuentra actualmente en el cielo, afirmación que ningún católico puede hacer seriamente en un medio de difusión pública, sin previo pronunciamiento de la Iglesia.
3. Presume que el destinatario de la elegía tiene la facultad de dar a los pobres el pan de cada día, permitirnos o no caer en la tentación de no ayudar, o librarnos del mal, poder que sólo corresponde a Dios y por el que oramos día a día.

No nos cabe ninguna duda de que quienes compusieron las palabras de esta publicación lo hicieron con la única intención de dar el merecido honor que una vida de entrega a los más desprotegidos alcanzó para el Padre Renato Poblete. Sin embargo, porque la ausencia de culpa personal no cambia la naturaleza esencial de la falta, y por respeto al Sagrado Nombre, y a la memoria de un sacerdote que hizo todo precisamente en nombre de Dios, es que nos alzamos en protesta.

Anuncios
Categorías:Iglesia
  1. 22/02/10 en 10:23 am

    ¿Quién habrá editado eso? Porque eso sí que es pisarse la cola. Saludos

    • 22/02/10 en 11:36 am

      Interesante punto, Jorge, no sólo en cuanto a quien lo redactó, sino que además, por la importancia del medio y el tamaño de la publicación, necesariamente pasó por toda la cadena de mando del Hogar de Cristo y de El Mercurio, y no hubo nadie que tuviera el sentido para darse cuenta lo sacrílego y blasfemo que suena todo el texto, seguramente porque en ambas corporaciones lo que pasa por catolicismo es producto de una muy mala catequesis.

      Cuando los escépticos dice que los católicos tienen influencia en la sociedad y el control de los medios de comunicación, yo, como católico, miro este tipo de episodios y me digo “sí, seguro”.

  2. 22/02/10 en 12:56 pm

    ¿Sabes que también el aviso me cayó “como patá en la guata”? es confuso y sobredimensionado. Creo que el primero en rechazarlo de plano hubiese sido el propio “homenajeado” Fue un seguramente bienintencionado, pero a final un torpe intento.

    • 22/02/10 en 1:56 pm

      Yo lo leí varias veces, tratando de convencerme de que no era lo que parecía que era, que sólo habían tomado la frase “padre nuestro” y nada más, pero lo leía y era… completamente inapropiado.

  3. 22/02/10 en 1:19 pm

    Pato, fíjate que lo que dices refleja un problema mayor, porque en el fondo, se supone que no es el “vulgo católico” el que se encarga de eso, sino lo que podemos llamar la “elite católica” (se supone que los más preparados, han estudiado el tema a fondo y saben más que sólo rezar).

    Y entonces ¿Si no manejan bien su propia doctrina, cómo pueden escudarse en ella para opinar en otros temas?

    • 22/02/10 en 2:04 pm

      Tienes razón Jorge, pero yo diría que es la “élite, que resulta ser católica” donde la afiliación religiosa a pasado a ser un descriptor social y no una religión. Si rezaran, el mismo malestar “de guata” que sentimos alemamá y yo los habría llevado a no publicarlo. No, la única explicación posible es que nuestras élites dejaron de ser católicas (hace algún tiempo ya).

      Y por eso en temas valóricos la posición católica no concita más de un 20% de apoyo: los católicos no manejan bien su propia doctrina, como tu dices.

  4. 22/02/10 en 3:06 pm

    Respeto tu sinceridad y valoro tu “autocrítica”.

    Me surge otra duda cuando dices “la afiliación religiosa a pasado a ser un descriptor social y no una religión…la única explicación posible es que nuestras élites dejaron de ser católicas”.

    ¿Por qué crees entonces que se muestran tan fervorosamente católicos ante la opinión pública? ¿Qué interés hay de fondo?

  5. 23/02/10 en 8:47 am

    No creo que nadie se muestre “fervorosamente católico” hoy en día. Que un político vaya al Te Deum cada 18 no es fervor, es una tradición nacional. El fervor se ve en las peregrinaciones a Los Andes, Lo Vásquez y Andacollo, pero los únicos políticos que participan en eso son los comunistas que van a Andacollo.

    Si te refieres a los políticos que adoptan la posición católica en los temas habituales, yo diría que es una posición marginal incluso dentro de la élite. No veo mayor interés en ello, porque esas opiniones los perjudican políticamente, al hacerlos blanco fácil de las críticas.

  6. 23/02/10 en 10:36 am

    En lo personal, creo que en parte tiene relación con el “catolicismo a la chilena” que siempre ha existido en nuestro país que hace que pululen muchos curas gaticas.

    • 23/02/10 en 11:22 am

      Efectivamente, pero hay que anotar que no es una falla del catolicismo ni del chileno. En todas las comunidades la mayoría de las personas optarán por establecer sus creencias en el lugar que ofrece menor resistencia, y sólo una minoría asumirá lo que implica un compromiso religioso o filosófico coherente.

  7. 23/02/10 en 2:05 pm

    De lo que planteas puedo hacer algunas conclusiones:

    1) Como en Chile predominó el catolicismo durante largo tiempo, la mayoría católica lo es más por una tendencia a evitar la resistencia de la mayoría, que por convicción(Como todos son católicos en el colegio, el barrio y el trabajo, para no ser excluído también lo soy aunque no esté muy convencido de lo que plantean).

    Antes era más fácil ser católico que no serlo. Lo que indicaría la pobreza en el conocimiento de la propia doctrina entre la mayoría de los creyentes. Bastaba con ir a misa y listo. Eran creyentes por convención no por convicción.

    2) Sin embargo (debido a una serie de factores como el acceso a mayor información y la mayor escolaridad) hoy es relativamente menos costoso ser no creyente que años atrás.

    Lo anterior, y debido a esa debilidad doctrinal del “creyente por mayoría”, genera fisuras en la concepción de religión mayoritaria, por tanto el castigo social es menos efectivo. En el fondo no se impone una dictadura de mayorías.

    3) Esto ha incidido -menos mal en todo caso- en que las presiones sustentadas en la fe, ya sea en el seno familiar o social no ejercen el mismo efecto. Pienso en el castigo social que se ejercía sobre mujeres que trabajaban o eran separadas, sobre todo sobre sus hijos.

    • 23/02/10 en 8:44 pm

      Estaría de acuerdo con estas afirmaciones, salvo por el tono general de insinceridad en las creencias de cada uno.

  8. 24/02/10 en 9:18 am

    Explícate por favor.

    • 24/02/10 en 6:46 pm

      Me refiero a que siempre se puede decir que “la mayoría es cristiano más por convención que por convicción” pero nunca le diría a una persona en particular “tú eres católico sólo por convención” porque creo en la sinceridad básica en estos asuntos.

      Por otro lado, no creo que el mecanismo por el cual uno adhiere a la religión mayoritaria sea tan insincero como decir “voy a ser católico, para no verme excluído”.

  9. 24/02/10 en 9:07 pm

    A proposito de lo q conversan, les dejo este link de una carta abierta de un obispo a Patrick Kennedy sobre que es realmente ser catolico http://www.thericatholic.com/opinion/detail.html?sub_id=2632

    Un extracto:

    “…being a Catholic means that you’re part of a faith community that possesses a clearly defined authority and doctrine, obligations and expectations. It means that you believe and accept the teachings of the Church, especially on essential matters of faith and morals; that you belong to a local Catholic community, a parish; that you attend Mass on Sundays and receive the sacraments regularly; that you support the Church, personally, publicly, spiritually and financially.”

    Me parecio relevante.

    Saludos… ah! y les debo la respuesta por lo del homeschooling, es q he andado como loca estos dias, pero lo tengo pendiente.

    • 25/02/10 en 10:58 am

      Hey! No te preocupes, en este blog las madres tienen licencia para todo 🙂

      Muy interesante el artículo y ojalá sea tomado como modelo de la forma como un obispo debe responder a un político.

  10. 25/02/10 en 8:25 am

    Claramente Pato.

    El punto que quizás no aclaré, es que en mis conclusiones (que son supuestos) se considera que la adhesión a la religión -en la mayoría de los casos- no se produce de un momento a otro, sino que hay un proceso de proselitismo donde el entorno operan en esa forma, ejerciendo presión.

    ¿Serían todos católicos -en el caso de Chile- o musulmanes -en un país islámico- o cualquier otra religión en una familia, si antes estudiarán a conciencia los pro y contra de cada una antes de elegir?

    No es falta de sinceridad en ese sentido.

    Por otro lado, lo cierto es que en la práctica se ve al que es por convención y al que es por convicción.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: