Inicio > Escépticos > En las fauces de la locura

En las fauces de la locura

Un lector pregunta

¿Por qué algo debe tener una causa?

Hablas de “algo” ¿a qué te refieres?

¿Por qué esta pregunta debe tener una causa? Pues porque no tendría sentido si tú no esperaras producir un efecto en mi, una respuesta. ¿esta respuesta? Porque esta respuesta no tendría sentido si yo no creyera que tu pregunta tiene su origen en una persona que espera que le contesten. Porque, si creyera que  al presionar una tecla “a” en mi teclado, aparecería cualquier letra, carácter o espacio en la pantalla, no perdería el tiempo tratando de escribir esto.Porque de no ser así, la comunicación sería imposible, al no poder asegurar que mis palabras provocarán ideas en tu mente.

Porque la medicina sería una empresa fútil si no suponemos que los síntomas corresponden a una enfermedad que los causa, o si no podemos confiar en que un tratamiento tenga sus efectos. Porque los fabricantes de frenos irían a la quiebra al no poder pagar las indemnizaciones, pero por otro lado no tendría sentido pedir una indemnización por algo que pudo o no ser la causa de un daño. Porque nadie se subiría a un automóvil si esperara que las cosas aparecieran de la nada.Porque nadie fabricaría, computadoras, aviones, plantas de energía, automóviles, impresoras, discos, medicinas, armas, si no creyera que puede predecir sus resultados. Puedo seguir, indefinidamente si no precisas que es ese “algo”, pero creo que basta para mi punto.

Decir “la causalidad no existe” es fácil (gracias a que la causalidad me permite asignar significados a las palabras) pero las obras hablan con más fuerza que las palabras, y todo el que escribe esas palabras está confiando en la relación de causa y efecto para expresar su idea. En el fondo, sus palabras contradicen a sus actos.

Si un hombre sentado en su auto afirma “este automóvil no existe” y luego cierra la puerta, le da contacto y se va ¿Qué dirías? Seguramente “ahí va un loco” o “qué mentiroso tan caradura”. Es lo mismo que yo digo de quien confía en la causalidad para propagar su locura de que la causalidad no existe.

Y si, subido en su automóvil, nuestro loco comenzara una larga explicación, detallando cómo no podemos estar seguros que la información de nuestros sentidos se corresponde con la realidad, así que quien diga que el auto existe te pide un acto de fe, mientras viajamos confortablemente en ese el mismo auto … ¿Lo tendrías por cuerdo? Ciertamente que no.

Por eso he renunciado a discutir acerca de la causalidad con nuestros queridos oponentes: no son sinceros o han abrazado filosofías insanas. Simplemente les digo “la causalidad no se demuestra, se muestra” ¿Cómo? Dénle un palo en la cabeza, si al despertar todavía no está seguro que el golpe tuvo algo que ver con su estado de inconsciencia, denle otro. Repetir hasta lograr el efecto (nótese la causalidad implícita en la demostración) deseado. Si no a un nivel consciente, al menos su instinto de auto conservación le dirá “déjate de insistir en tonterías”.

Sobre la excelente película que prestó su título a esta entrada: In the Mouth of Madness.

Reality is not what it used to be!

La realidad no es lo que solía ser.

Anuncios
Categorías:Escépticos
  1. 25/01/10 en 2:34 pm

    1) Hablas como si la causalidad tuviera una finalidad o una intención en todo, pero eso no es así ¿Por qué tembló en Haití? ¿Dios, esa primera causa lo provocó para reducir la población, en castigo, etc?

    Si todo tiene que tener alguna causa, entonces Dios debe tener una causa. Si puede haber algo sin causa, igual puede ser el mundo que Díos, por lo cual no hay validez en tu argumento.

    ¿Por qué el mundo no pudo haber nacido sin causa o por qué razón no ha de haber existido siempre?

    Lo cierto es que no hay razón para suponer que el mundo haya tenido un comienzo o una primera causa.

    2) En tus argumentos y ejemplos (del lenguaje, el auto, etc) tratas de mezclar causas que son verificables empíricamente, con una primera causa de todo, que sería dios. Pero ¿Por qué dios y no otra cosa? ¿Dios mató a los haitianos u otra cosa?

    Una cosa es decir que la causalidad no existe (lo que es errado); y otra muy distinta decir que no hay una primera causa para todo lo existente.

    Y ese algo metafísico que atribuyes como primera causa ¿Dónde y cómo comienza? Más importante aún ¿Cuál es la causa de dios? ¿Quién crea a dios?

    3) Y tus ejemplos (del auto) siguen la misma lógica errada de confundir causas que son verificables empíricamente con una primera causa de todo.

    Y claro, si le decimos a los haitianos, que la primera causa de todo, al que llaman dios, les ayudará ante el desastre, probablemente muchos dirán: “déjate de insistir en tonterías”

    • 29/01/10 en 2:51 pm

      1) Puedes revisar esta entrada anterior: Entonces ¿quién creó a Dios?, pero la respuesta sencilla es que nadie creó a Dios porque Dios no es creado.

      2) En esta entrada no identifico a nada con Dios, sólo hago patente lo absurdo que es negar la causalidad, y los extremos a que está dipuesta a ir la gente para hacerlo.

      Y claro, si le decimos a los haitianos, que la primera causa de todo, al que llaman dios, les ayudará ante el desastre, probablemente muchos dirán: “déjate de insistir en tonterías”
      Y volvemos a lo mismo: “Puede que exista Dios, pero no me digas que puede ayudarme”. Para creer que Dios se ocupa de los asuntos humanos se necesita la revelación; para su existencia, no.

  2. musa
    25/01/10 en 7:55 pm

    Pato, no creo que nadie en su sano juicio te niegue la causalidad, sí, no obstante, que existan unas especies de railes por los que discurran todos los acontecimientos, destinados y preconcebidos por una inteligencia superior desde el albor de los tiempos.

    • 29/01/10 en 2:53 pm

      Esos rieles existen, y la ciencia los descubre cada día, y nos permiten predecir el comportamiento de nuestras máquinas. Cosa diferente, es si esos están puestos por una inteligencia o son ciego ejecutores, pero no es el tema de esta entrada.

  3. 29/01/10 en 3:31 pm

    Pero sigues sin responder y dando falacias como respuesta, como decir que dios no es creado.

     Pero si no es creado, por qué asumes ciegamente que tú estás creado a su imagen y semejanza. ¿Cómo puedes saber cómo es algo que no ha sido creado y que desconoces?

    Claramente esa presunción es una falacia al establecer una semejanza con algo no creado que además desconocemos del todo.

     ¿Por qué no podría ser otra cosa incluso el azar? ¿No sería mejor tener fe al azar que claramente –incluso lógicamente- nunca puede ser creado?

    De hecho si no ha sido creado por qué asumes que existe, también podría no existir. Pero en el fondo ambos sabemos que es una perogrullada.

     ¿Cómo sabes donde termina regresión infinita si como ser humano apenas eres capaz de conocer todo lo creado en el planeta? –y menos conoces lo no creado-

     ¿Si dios es inmóvil como puede ser primer motor del resto, por magia, por gracia, por voluntad o por azar?

     Es más, si es inmóvil ¿Qué parte de su creación permanece con éste cuando acabe el mundo móvil o hay partes de su creación inmóviles como él?

     Creo que Tomás de A quino abre la puerta para derribar dogmas del cristianismo y de cualquier religión.

    • 30/01/10 en 11:12 am

      Decir “Dios no es creado” es justamente lo contrario de una falacia, es una tautología.

      Asumo que el hombre es creado a imagen y semejanza, fundado en la revelación. Luego, no es una falacia, sino un caso de principios no compartidos.

      Que el azar podría ser ¿qué? ¿Dios? ¿Como en el mito griego de la creación?

      Una regresión infinita, por definición, no termina. Como ser humano observo la realidad y extraigo conclusiones. Si esas conclusiones pueden ser erradas por el solo hecho de ser humano, entonces mejor abandonemos toda la ciencia.

      Podemos decir que Dios crea. La forma como lo hace se encuentra más allá de nuestra experiencia, y por lo tanto sólo la podemos referir por analogía. La analogía que a mí más me gusta es la del escritor, que crea por amor, por voluntad el universo de sus personajes.

      Aquella parte de la creación móvil existe en el tiempo. El cristianismo enseña que, una vez concluido el tiempo, parte de la creación permanecerá eternamente junto a Él.

  4. Jorge
    30/01/10 en 12:12 pm

    Con tu respuesta te has salido del plano lógico y has entrado de lleno en el plano especulativo.

    Si dios ejerce la autopoiesis, porque no todo lo existente…¿Cuál sería el impedimento de ello, dios? ¿O dios es el mundo también, es decir su propia creación?

    La revelación es algo subjetivo. De hecho, posiblemente la asumes no porque la viviste, sino por que te la inculcaron. Por ende, son principios no compartidos y subjetivos.

    ¿Por qué tu historia de los 7 días es menos mítica que la de los griegos?

    La ciencia no es irrefutable. La conclusiones pueden ser erradas porque somos humanos. De hecho, ese es el valor de la Ciencia, la duda metódica.

    Si asumimos que la tierra es el centro del universos y damos por sentado que no hay error, todavía estaríamos en el oscurantismo.

  5. 1/02/10 en 9:05 am

    Ok, el segundo párrafo, no tiene sentido.

    Al tercer párrafo, respondo que la historia tampoco la viví y me la inculcaron, pero no por eso diría que es subjetiva. Puede ser que alguien no crea que el hombre llegó a la Luna, pero ese solo hecho no implica que su opinión y la mía tengan igual valor.

    Al cuarto párrafo, para responder esa pregunta tendríamos que adentrarnos en el por qué la revelación cristiana tiene mayor valor que la especulación griega. No es asunto de esta entrada, y no tengo inconveniente en que para estos efectos se considere ambos como míticos.

    Al quinto: para que exista la ciencia, la duda debe ser metódica, no fundamental. Una ciencia que parte de la base que, puesto que soy un simple humano, no puedo estar seguro si la tierra es el centro del universo o no, o que ambas posibilidades son igualmente válidas, no se molestará en averiguar qué hay más allá del sistema solar.

  6. 1/02/10 en 10:29 am

    Lo que determina que una opinión tenga más valor es algo subjetivo, y además es distinto a decir que una es verdadera y la otra no.

    De hecho, yo respeto tu posición, pero no la considero “la verdad” pues me parece subjetiva.

    Al contrario, la Ciencia parte de la duda, por tanto necesita más pruebas, más experimentos. Es el método de falseación. La ciencia demuestra supuestos falsos, no verdaderos. Esa es la diferencia radical con las religiones.

    Por eso la Ciencia avanza, mientras las religiones permanecen intactas. No porque sean verdaderas, sino más dogmáticas.

  7. 2/02/10 en 9:52 am

    Ok, trataré de verlo. Aunque al decir intactas refiero a que mantienen la mayor parte de sus doctrinas y rituales, porque es claro que las mentalidades -que no son institucionales- dependen de los tiempos.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: