Inicio > Política y derecho > Ser progresista

Ser progresista

De entre los temas más lamentables que han azotado la vida pública nacional en este último período electoral, es imposible ignorar los ríos de tinta y ancho de banda dedicados a hablar sobre el “progresismo”.

Lamentable digo, porque  a continuación aportaré mis escasos baudios a esta debacle, y porque, existiendo tantos temas urgentes en Chile hoy en día, y oportunidades de avanzar hacia un país más justo y feliz, nuestras élites han optado por enfrascarse en un juego sin el más mínimo sentido, y dedicar tiempo y atención de los electores en averiguar quién es el más progresista, qué es realmente ser progresista, quién es verdaderamente progresista,  quién tiene derecho a decir quién es progresista, y así, ad nauseam.

Y se mofan de los bizantinos por discutir acerca de ángeles y cabezas de alfileres ¡al menos sabemos que existen los alfileres! Este “progresismo”, en cambio, no tiene ningún viso de ser algo real, y lo mismo daría dedicar esta elección al tema de domesticar dragones.

¿Exagero? Acompáñenme en un simple experimento para demostrar mi punto. No pediremos a un político que, como lo haría cualquier persona cuerda, comience por definir “progresismo”, lo mismo sería exigir peras de un olmo; es más simple aún: busque Ud. que alguien alguna vez haya dicho algo malo del progresismo. Si su búsqueda arroja 0 resultados, ha demostrado que el progresismo no existe.

En verdad, es muy simple: todas las creaciones humanas tienen aspectos positivos y negativos, donde bien y mal crecen juntos, y se pueden notar cosas buenas o malas; luego, si creyendo que observamos un fenómeno, sólo podemos encontrar cosas buenas o positivas (o viceversa), entonces podemos estar seguro que no miramos la realidad, sino una simple caricatura.

A modo de ejemplo: ¿Comunismo? más igualdad vs. menos libertad ¿Capitalismo? vicecersa ¿Pinochet? violaciones a los DDHH vs. desarrollo económico ¿Allende? Crisis política vs. promoción social ¿Democracia? participación y respeto vs. inseguridad y abuso de la libertad ¿Dictadura? eficacia vs. abuso del Estado.

Estemos o no de acuerdo con cada una de los conceptos de esta breve lista, al menos podemos decir que hablamos de cosas reales, que han existido en la práctica y a las que podemos referirnos como fenómenos externos observables.

Pero ¿Qué ocurre si metemos al progresismo en esta matriz? que sólo nos arroja cosas buenas, y lo más sorprendente ¡es que eso bueno cambia según quien use la bendita palabra! progresista es haber estado por el NO y contra la delicuencia, a favor del aborto y de la protección de los más pobres, los progresistas están por el cambio, pero manteniendo las políticas del actual gobierno, a favor de más y mejor divorcio y de proteger a los niños, de más libertad sexual, y menos violencia sexual, y así suma y sigue.

¿Extraño? para nada si somos concientes que, al referirse al progresismo, o cada uno habla con apasionada sinceridad acerca de lo que sólo existe en su cabeza, o miente y trata de tomar prestados ropajes que cree lo harán más aceptable ante los demás.

Ojalá dejaran de hacernos perder el tiempo con temas tan absurdos como el progresismo.

Anuncios
Categorías:Política y derecho
  1. 5/01/10 en 3:05 pm

    Jaja ¿Qué onda la coincidencia? Será que no podemos escapar de las agendas noticiosas. Ayer escribí algo sobre el progresismo. Y de hecho mañana lo publican y lo subí al blog. ¿Lo viste?

    Lo cierto es que lo que llamamos progresista es una posición que se define por su posición crítica frente al poder, y no necesariamente por los métodos.

    • 6/01/10 en 9:54 am

      Jaja, efectivamente no podemos escapar. Podría escribir acerca de oscuros puntos teológicos, pero quién leería.

      Interesante acercamiento al tema, pero adolece de lo mismo que critico aquí: otra definición más de progresismo (y van…).

  2. 6/01/10 en 1:49 pm

    El progresismo no es una doctrina ni una ideología. Es un significante vacío.

    Progresistas eran los que se oponían a la esclavitud, o progresistas son los que se oponen al racismo, progresista el que se opone a una dictadura, a la guerra…

    De hecho, en el artículo no doy una definición sólo trato de enmarcar qué podemos entender por tal, pero ya vez que difícil es.

  3. Ornitorrinco
    7/01/10 en 2:49 pm

    El problema de los progres es que parecen clones que piensan todos lo mismo.

    Piensan a base de slogans, sin reflexionar, sin darse cuenta de que sus ideas son contradictorias en sí mismas.

    – Defienden el buenismo y el pacifismo -> Promueven el aborto

    – Defienden la libertad religiosa -> Prohíben el crucifijo (en España)

    – Están en contra del adoctrinamiento religioso -> Promueven la educación para la ciudadanía (en España)

    – A favor del relativismo moral. La gran basura ideológica de los progres, totalmente falsa y contradictoria en sus principios.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: