Inicio > Pro-vida > ¡Ayer pase por tu casa…!

¡Ayer pase por tu casa…!

Escuchando las intervenciones de los obispos acerca de la Píldora del Día Después, me pregunté ayer qué estaría diciendo el blog Chile Liberal al respecto, así que ayer pasé a darme una vuelta por esos lares. Desde luego, tenían el artículo “demostrando” que si bien la famosa píldora es abortiva ¡no importa! porque el embrión no tiene cerebro, y como todo el mundo sabe, es el cerebro lo que hace importante a un ser humano; así que si un ser humano no tiene cerebro es presa autorizada para cualquiera. ¿No lo creen? pues que mejor evidencia que esta: la especie se llama “homo sapiens” que en latín tanto quiere decir como “hombre que piensa”, así que mientras no piense ¡no pertenece a la especie!

¡Vaya! luego de este despliegue de lógica, necesito descansar un momento.

Y en medio de mi descanso me viene esta idea a la cabeza: “si no creyera en Dios, no tendría buenas razones para no matar a otros”. No digo que de ser ateo andaría matando de buenas a primeras al primero que se me cruce, de hecho, supongo que, como tantos ateos, aún mantendría la máxima de “no dañar a otros”. Lo que digo es que lo haría, pero no tendría buenas razones para ello… y dado mi temperamento, las buenas razones son algo importante.

Seguramente tendría un montón de malas razones para no matar, algunas egoístas como “me pueden meter preso”, o “sus familiares se pueden vengar de mí”; otras estúpidas como “la ley lo dice”, o “porque tiene orejas” (o cerebro, u ombligo, o dolor, lo que prefieran); y otras simplemente culturales como “porque pertenece a mi especie” o a mi raza, o a mi clase, o “porque hay que respetar la diversidad”. Todas son tonterías.

El hecho es que quien quiera ver al ser humano como un ser exclusivamente biológico, material e intrascendente, se pone en situación de no poder justificar el reproche a un asesino, o a las torturas, o a los campos de concentración.

Si el ser humano será un fin en sí mismo, si nunca podrá ser un medio para otro, como gustan de rezar los liberales, es indispensable verlo como un ser trascendente, como sólo un dios personal puede verlo, y por ello es que el liberalismo apunta a Dios. No es coincidencia que los terribles dictaduras que han sido los regímenes ateos materialistas de los S. XX y XXI sean precisamente lo opuesto del liberalismo: el buen materialista no puede tolerar libertad, porque la libertad es un atributo del ser trascendente.

En ese contexto, el ADN no es lo que se protege, es al sujeto trascendente (creado a imagen y semejanza de Dios, para los cristianos) que es ese ser humano, del cual la molécula de ADN no es más que un indicio objetivo y verficable de su existencia.

Anuncios
Categorías:Pro-vida
  1. 12/07/09 en 9:17 am

    Te recomiendo leer mi argumentación, porque no la entendiste. El ADN como “indicio objetivo y verificable” de la presencia de un individuo es una aberración científica.

    • 12/07/09 en 10:10 am

      Leí tu artículo, conté 10 adjetivos para decir que es una aberración científica, y ningún argumento.

      El hecho de fondo es que hay un individuo, puede haber más, pero no puedes decir que no hay ninguno. QED.

      Y me alegro que te hatas convencido que la PDD no puede distribuirse en Chile por disposición de la Constitución.

  2. 12/07/09 en 4:36 pm

    A lo que me referí en el artículo es que puedes tener dos seres con el mismo ADN, no obstante serán dos individuos. Por lo mismo, el ADN no demuestra que haya un individuo único e irrepetible.

    ¿Me entiendes ahora?

    • 12/07/09 en 5:00 pm

      El ADN demuestra que existe al menos un individuo diferente de la madre, y que por lo tanto el feto no forma parte de su cuerpo, y no lo puede matar.

      Que pueda haber no uno sino dos individuos ¡no hace que sea lícito destruirlos! De igual modo, que existan los gemelos idénticos no significa que uno de ellos sea desechable porque existe una “copia de respaldo”. Te insisto, lo que se protege es al sujeto trascendente, no cadenas de ADN

  3. 12/07/09 en 5:16 pm

    No obstante me parece respetable tu creencia de que existe un ser “trascendente” además “creado a imagen y semejanza de Dios”, algo que es válido, como tu señalas, “para los cristianos”.

    El problema es ahora convertir todo aquello en ley de a república y aplicarla por igual a moros y cristianos, y ateos y católicos a su manera.

    Aún no veo una explicación satisfactoria sobre por qué es ilícito destruir al embrión (sin invocar seres mitológicos o preceptos de fe). Por favor basta de la caricatura de que soy un asesino y parte de la cultura de la muerte, o relativista.

    No considero a un embrión un individuo, aparte de tener una estructura genética que puede o no llegar a ser un individuo. Pero al momento mismo de ser un embrión me parece que otorgarle valor de individuo es una decisión personal.

    Si tu argumentación se sostiene sobre la creencia de que somos seres “trascendentes” además de “creado a imagen y semejanza de Dios”, disculpa pero no puedo admitir que leyes semejantes me rijan, del mismo modo que ni tú ni yo aceptaríamos que nuestras mujeres mueran en complicaciones de parto porque a un testigo de Jehová se le ocurra por ley prohibir las transfusiones sanguíneas (por muy de Escritura que sea)

    • 15/07/09 en 7:55 am

      Es ilícito destruir al embrión porque la ley protege la vida del que está por nacer, y es persona todo individuo de la especie humana, definición que esta planteada en término de la ciencia biológica.

      Si tú no lo consideras así, tendrás que proponer un cambio en la ley, y justificar cuál es el fundamento de proteger a ciertos humanos y no a otros.

      Si tienes una argumentación no basada en seres trscendentes, tendrás que además explicar en qué sentido eres “liberal”, ya que la libertad, como dije, sólo se puede predicar de seres trascendentes.

  4. Kewois
    14/07/09 en 1:05 pm

    Pato:

    1) Realmente la religión y las creencias no han impedido MASACRES por no decir asesinatos.

    2) En particular debido a que el “argumento” para el “no mataras” es muchas veces el temor al castigo del infierno no lo hace un argumento moral sino de cobardía o equiparable al de no querer ir a la cárcel.

    3) En la biblia abundan ejemplos de masacres hechas o comandadas por Dios. Desde la matanza de los primogénitos de egipto (donde el sentido de “justicia” de ese acto es algo que JAMAS he podido entender), a las cantidades de muertes debido a desobediencia de ordenes o mandatos bastante absurdos, a mandatos a matar a toda mujer y niño del pueblo recientemente sometido en alguna de las guerras.

    >>El hecho es que quien quiera ver al ser humano como >>un ser exclusivamente biológico, material e >>intrascendente, se pone en situación de no poder >>justificar el reproche a un asesino, o a las >>torturas, o a los campos de concentración.

    Vaya ahora resulta que la inquisición no torturo, que la iglesia nunca apoyo regímenes donde hubo o hay campos de concentración, que nunca quemaron a nadie.
    Supongo que la matanza de San Bartolome fue hecha por ateos materialistas perversos.

    No le estoy echando especialmente la culpa a la religion.
    Digo que es lo mismo.
    La sociedad en conjunto decide cuales son las leyes morales que la rigen y eso es uno proceso dinamico.
    Y vale para lo religioso tambien ya que esas normas tambien cambian y han cambiado.
    Ya no hay mas sacrificios que son gratos a los ojos y el olor de la grasa quemandose, o me vas a decir que dios cambia de opinion?
    Que yo sepa comes mariscos, jamon y mezclas lacteos y carnes si te gustan las hamburguesas.
    No es necesario que te lapidemos si haces algun trabajo el sabado.

    Y ahora se consideraria abominable que un padre tenga toda la intencion de matar a su hijo porque Dios se lo ha ordenado. Porque “lo iba a matar verdad” no estaba pensando… “voy a hacer como que lo mato”…” ojala venga y me detenga la mano un angel”… Isaac iba a morir… porque era moralmente correcto obedecer a dios y los hijos eran cosas hasta llegar a la edad adulta. Incluso podias ofrecer a tus hijas a la multitud para que tu hospitalidad sea honrada. El valor de la hospitalidad era superior al de la vida y virtud de las hijas en ese momento.

    Y por suerte si realizas el coitus interruptus Dios no te mata.

    Tampoco es el caso de que si tu padre se emborracha se desnuda y tu lo ves, te haga a ti y tus hijos siervo de tus hermanos. (y la culpa de que se emborrache y se desnude es de Cam???)

    KEwois

    • 15/07/09 en 8:00 am

      No entiendo tu punto Kewois. ¿”Con o sin religión, los hombres son asesino”? ¿”las normas religiosas cambian con el tiempo”?

      Ambos temas muy interesantes, pero lo dejaremos para otra entrada.

  5. 15/07/09 en 9:54 am

    hay algunos bloguers que tampoco tienen cerebro, ja ja

    es broma, nadie se ofenda, ni se dé por aludido, es sólo una bromita de Bromiznar 😉

  6. Kewois
    16/07/09 en 10:36 am

    Lo que digo es que la moral es algo que si bien tiene ciertas caracteristicas comunes (no matar al semejante, normas de convivencia, etc que se pueden explicar de modo cientifico) es variable y no algo monolitico como suponen las religiones.

    El no mataras de la religion es tan variable como el no mataras de cualquier sociedad. De hecho para mi es el mismo.

    Kewois

    • 3/08/09 en 6:48 pm

      Las normas de convivencia no se pueden explicar de modo científico, porque no son objeto del método científico, son seres incorporales. Lo contrario implica extender tanto el concepto de ciencia, hasta el punto de privarlo de contenido.

      Si el no matarás es variable, si mañana la norma es “matarás”, queda por explicar por qué hoy es no, y mañana sí. Si la explicación es mala, del tipo “porque sí” o “porque la humanidad ha alcanzado un desarrollo espiritual conceptual político criminal que hace que sí”, entonces sólo queda concluir que hoy puede ser sí o no, destruyendo entonces el valor del “no matarás” como norma obligatoria.

  7. Moisés
    1/08/09 en 7:13 pm

    Gracias Kewios por traernos lucidez. He leído tus comentarios y, en la mayor parte de los casos, son el contrapunto dialéctico iluminador necesario para aspirar a un mundo mejor, libre de la insensatez.

    Efectivamente, quién piense que por creer en Dios tiene una buena razón para no matar es que está completamente ciego. Más valor tendría decir que no lo haces porque amas realmente a esa persona o porque, sabiendo lo que es el sufrimiento, no se lo deseas a nadie, ni siquiera a un animal. Porque comprendes que la vida es lo único que tiene y que la venganza no te va a regresar al ser querido que pudiste perder en asesinato. Llegando a comprender que la violencia se retroalimenta y que no alivia el dolor si no que lo acrecienta. En definitiva, no esperas nada de tú acción, sino el convencimiento de que estás restando dolor. Esto se aprende en la convivencia recíproca de la sociedad.

    Estas razones, tengo constancia, que carecen de ideología y que son pensamientos que puede tener un ateo, un creyente o un agnóstico. A veces se trata de sensibilidad. No tengo duda que el devenir social y la convivencia a lo largo de los siglos nos ha hecho comprender valores que se van modificando según alcanzamos a entendernos mejor.

    Defender postulados morales revelados es una aberración inconmensurable, porque son valores que han quedado estancados en el pasado, en un tipo de sociedad que no había alcanzado a comprendernos como nosotros lo hacemos ahora. Si fuera por una lectura fanántica de los textos sagrados todavía estaríamos lapidando adúlteras y consintiendo a los adúlteros. He de reconocer, como dice kewois, que me cuesta leer la Biblia. No soporto la violencia y el autoritarismo presente. Ha sido uno de los aspectos por los que dejé de creer en ese singular Dios. Me chocaba que un Dios pudiera permitir lo de Jefté y otras tantas cosas.

    Al final he acabado entendiendo que de existir Dios, que lo desconozco, no puede ser nada que haya imaginado el ser humano. Es un ser incomprensible de momento. Considero más sensato esta humildad que la certeza de darlo por conocido y construir castillos materiales con los que acumular riquezas y poder aquí en la Tierra.

    Por último, decir que toda persona se reafirma en la creencia en Dios desde que tiene constancia de su entorno material. Muchos creyentes dicen que Dios da sentido a sus vidas. Efectivamente están utilizando la razón y la lógica para ello, para llegar hasta Él no empero para conocerlo (¿Por qué hacen unos y otros fuente de disputa de lo único que nos ha hecho mejorar nuestras vidas a lo largo de la historia, que sirve tanto para creer en Dios como para inventar la penicilina?). Es loable y humano tener esa esperanza. Otra cosa es que cualquier iluminado o zahorí me venga a vender que Dios quiere esto u lo otro, que es de esta forma o aquella. ¡Por favor! No le hagan más daño a Dios (de existir) con disputas vanas. Cuando lleguen las postrimerías podremos confirmarlo. Todo lo demás es filfa para obtener poder sobre los demás y vivir bien los pocos días que tenemos.

    Que les vaya bien.

    • 3/08/09 en 6:39 pm

      No tengo duda que el devenir social y la convivencia a lo largo de los siglos nos ha hecho comprender valores que se van modificando según alcanzamos a entendernos mejor.

      Esto lo dices porque ves desde tu particular y estrecha perspectiva de occidental. Occidente es una cultura, de las muchas que han poblado la tierra a lo largo de milenios, y que, si la historia tiene alguna constante, dejará de existir en algunos (cientos de) años más. Nada hay en sus valores que sean intrínsecamente mejores que los de otras culturas.

      son valores que han quedado estancados en el pasado, en un tipo de sociedad que no había alcanzado a comprendernos como nosotros lo hacemos ahora.

      Esto no es más que prejuicio temporal o el mito del progreso: los valores actuales son mejores porque son actuales. Malas razones para creer.

      Al final he acabado entendiendo que de existir Dios, que lo desconozco, no puede ser nada que haya imaginado el ser humano.

      Y esa es precisamente la razón por la cual era necesario que él mismo se nos revelara. No hay nada en tu intuición que sea contrario al cristianismo: Dios está más allá de la comprensión del ser humano, pero además nos ama.

      ¿Hay disputas y contradicciones en la religión? ¿pillos que abusan de la religión para dominar a otros y enriquecerse? pues lo mismo ocurre entre los científicos, pero eso no implica que toda la ciencia sea igualmente falsa, simplemente hay algunos que tienen la razón y otros que no.

  8. Moisés
    3/08/09 en 7:53 pm

    “Esto lo dices porque ves desde tu particular y estrecha perspectiva de occidental. Occidente es una cultura, de las muchas que han poblado la tierra a lo largo de milenios, y que, si la historia tiene alguna constante, dejará de existir en algunos (cientos de) años más. Nada hay en sus valores que sean intrínsecamente mejores que los de otras culturas.”

    Me sorprende tu desesperanza del Occidente cristiano. Yo,por mi parte, confío en que el ser humano puede progresar, que puede mejorar. Que es capaz de darse cuenta que la mujer no es un apéndice del hombre, que los negros no son esclavos (o animales), que la esclavitud es una gran maldad, que las otras creencias diferentes a la mía no son herejías que hay que perseguir, que los “Tratados sobre las justas causas de la guerra contra los indios” son fechorías intelectuales. Renegar, con visión pesimista, de la condición moral humana es dar por perdido el sacrificio que Jesús pudo hacer en la cruz. Jesús, suponiéndome creyente, confió en nosotros. Si hubiera tenido tu misma perspectiva no creo que se atreviera a morir crucificado. El creyó en nosotros, tú deberías creer más en Él a través de nosotros. Dar por bueno el nihilismo moral en el mundo es destruir todo lo que significa Jesús para la historia de la humanidad. Confío, por tanto, que la moral es una búsqueda de la humanidad en la aspiración de vivir juntos y en paz. La comprensión de nuestra naturaleza y de los estados que nos hacen malos es fundamental para crear ese futuro, y no por la sola búsqueda de un premio tras la muerte.

    Y lo digo desde el escepticismo “ateo”. No obstante, veo en el mensaje cristiano valores muy provechosos para la convivencia social. No creo que su premio llegue tras la muerte, pues tenemos muchísimas pruebas del agradecimiento del mundo (de cualquier cultura) a Teresa de Calcuta o Vicente Ferrer. A este último le han hecho un funeral de Estado en un país hinduista y musulmán. Pero no hablamos de un mensaje particular, sino de un anuncio universal, que la gran mayoría de los hombres son capaces de ver. Porque son la bondad personificada.

    “¿Hay disputas y contradicciones en la religión? ¿pillos que abusan de la religión para dominar a otros y enriquecerse?”

    Ya sabemos en qué se ha convertido, muchas veces, la ciencia, la política y la justicia. Pero que se haga con Dios añade más inquina. Por el hecho de que no sabemos nada de Él y, aunque diéramos por ciertas las revelaciones bíblicas, son textos que podemos interpretar de distintas formas.

    Que les vaya bien.

    Pd: Tengo entendido que eres abogado. Lo más seguro es que tengas, con razón de causa, una visión menos utópica que la mía.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: