Inicio > Pro-vida > El caso de Eluana

El caso de Eluana

Está demás que yo diga que dejar morir de sed y hambre a una persona, por mucho que se encuentre en coma, es un crimen horrible, no sólo por el sufrimiento que provoca a la víctima, sino que además porque, al igual que el aborto y otros casos de eutanasia, se comete contra quien no puede defenderse.

Tal vez no sea superfluo recordar que la Iglesia no se opone a “desconectar” a una persona de las máquinas que la mantienen con vida, cuando el cuerpo, en condiciones normales no puede sostener la vida, pero eso no es lo mismo que retirar una sonda que proporciona agua y comida, que, después de todo, no es más que una cuchara sofisticada.

Más interesante resultará a los lectores, creo yo, invitarlos a pensar sobre el procedimiento previo ante los tribunales que siguió el padre de Eluana. Nos cuentan las agencias que ella permaneció en coma durante 17 años, y que su padre inició hace 11 los procesos judiciales para obtener la autorización de privar a su hija de alimentos, hasta producir su muerte.

Primero, supongo que la situación de su hija debe haber dejado a este pobre hombre con un caso severo de depresión, pues no imagino que un padre en su sano juicio haya mantenido la voluntad invariable de dar muerte a su propia hija ¡durante 11 años! No conozco la legislación italiana, pero en Chile, planificar la muerte tu hijo indefenso durante 11 años y luego consumarla por los medios con que se ideo el plan se llama parricidio con premeditación y alevosía.

¿Se imaginan que uno anduviera pidiendo autorizaciones para cometer delitos? reitero, no conozco las leyes de Italia, pero si uno fuera a un tribunal civil diciendo “Sr. Juez, autoríceme a vender pornografía infantil porque es la única forma que tengo de mantener a mis hijos” no me cabe duda que me mandarían con viento fresco al manicomio.

Y sin embargo, los tribunales italianos dan curso a una petición de autorización para cometer un delito y lo consideran una petición seria de una persona en pleno uso de sus facultades. En otras palabras, actos que sólo se explican como producto de una depresión profunda se han convertido en la norma. Luego se alarman con los niveles de suicidos.

Segundo, nos quieren decir que todo lo que quiere este hombre es evitar el sufrimiento de su hija, poniendo fin a su vida, pero ¿es eso cierto? Digo, si mi hija estuviera en una situación de permanente sufrimiento y yo tuviera los medios para ponerle fin ¿esperaría 11 años para hacerlo? ¿me importaría aguardar a que un tribunal me autorizara? Por ejemplo, si mi hija necesita un analgésico que no me quieren vender, pero que yo puedo robar, y que le evitará un sufrimiento grave, no les quepa duda que primero lo obtendré, se lo administraré y luego intentaré solucionar los problemas con la justicia que este lamentable episodio me acarree. Si eso implica pasar algún tiempo encarcelado ¡no me importa! Pues yo hice lo que era justo y pago las consecuencias de ello.

Pero si este sujeto creía que lo mejor para su hija era morir por inanición y deshidratación ¿Por qué tenía que esperar que lo autorizaran? Siempre pudo llevarse a su hija a su casa y dejar de alimentarla. Después de todo, si los tribunales lo han autorizado para hacerlo, seguramente tampoco lo sancionarían en un proceso penal, ya que sus razones estaban justificadas.

Sin embargo, no fue esto lo que hizo el padre de Eluana, él optó esperar 11 años, viendo como su hija sufría, a que otro tomará la decisión por él. Por eso es un cobarde. Peor aún, si esperó tanto tiempo de procesos legales para evitar ser acusado de parricidio, porque en tal caso puso su propio bienestar antes que el de su hija y es un egoísta.

Anuncios
Categorías:Pro-vida
  1. Sebastián
    11/02/09 en 11:22 am

    Así como ud. plantea el estado mental del padre de la muchacha ya fallecida como un estado depresivo y por lo mismo considerarlo como un acto de cobardía yo diría que el padre no estaba con depresion y menos que haya sido un cobarde. La verdad es que uno no sabe como uno educa a uno en su familia y por lo mismo desconoce de los temas valóricos que se tratan, Ud. desconoce si eran religiosos o no, ud. desconoce si ellos en alguna ocacion ya sea en una (sobremesa de cena o una reunión familiar) hablaron del tema ( ya sea el estado vegetal, o el aborto, la donación de órganos o la misma eutanasia). Eso es algo que sólo el padre y la familia de este conoce y no debiera ser tema para un monton de gente que solamente vee una foto de hace más de 17 años (“efecto carismático”). Esto ocurre todos los días en el mundo y con desiciones de tal magnitud como las ya tomadas por el padre de esta. lo que queda como sociedad es hablar en lo posible de estos temas y tomarlos con altura de miras y sobretodo la tolerancia con respecto a la toma de desición de otras personas.
    Lo que puedo criticar de esta nota es el diagnostico del estado mental concluyendo un mero: “pobre de él, está enfermo y todavía no se recupera del estado comatosa de su hija, no supo lo que hizo y ahora a enjuiciarlo”.
    Me parece valorable el espiritu (y espero que siga así) con que muestra su punto de vista ante ciertos temas, y por lo mismo debe tener una visión más accesible ante temas tan sensibles que por muy pocas ocasiones toman la palestra colectiva en la opinión. Sólo así es posible que muchoa más compartan su punto de vista y lo respalden.
    saludos

  2. 11/02/09 en 9:00 pm

    Yo personalmente he discutido este tipo de temas com mis cercanos y he pedido expresamente que, si me encuentro en una situación así, me desconecten.

    Y me parece infinitamente arrogante y egoista que personas como el autor de este blog se sientan con el derecho de opinar sobre una decisión tan personal como esa y catalogar a personas de cobardes simplemente porque no comulgan con su muy crédula visión del mundo.

    Espero que, si alguna vez me veo en ese estado, mis familiares se vean en la libertad de respetar mi voluntad sin tener que verse amenazados por fundamentalistas.

    saludos

  3. 11/02/09 en 10:33 pm

    Hoy por hoy, si te conectan, no te desenchufan, Ricardo. Hay que tener claro antes si quieres ser conectado o no. Luego, nadie te saca el respirador y la alimentación en Chile, así es que anda dejando las instrucciones ahora que estás “sano y bueno”.

    Hablan de decisión personal acá…. ¿de Eluana? y de arrogancia… chuta, arrogarse el poder de la vida y la muerte sí que es ser arrogantes, y se ve tanto, por la chita.

    Pato: yo prefiero no juzgar al padre pues puedo ser muy injusta por desconocer demasiado de su proceso interior, pero sí puedo decir que lo que pasó ha sido un horroroso homicidio lleno de agravantes y con la venia de la “justicia” italiana.

  4. 12/02/09 en 8:26 am

    Tal vez el comentario salió en términos más duros de lo esperado.

    Aunque sería lo ideal, uno no siempre puede esperar a conocer todas las circunstancias para tener un juicio sobre la situación ¿se imaginan? “El Mamo Contreras mandó torturar y matar a mucha gente, pero quién sabe si lo hizo porque en su familia y según su formación creía que era lo correcto, así que mejor no digamos nada”.

    Sebastián, yo no me dejo llevar por las fotografías, y verla en su estado actual no cambia mi opinión. No me pidas, eso sí, tolerancia respecto de los padres que matan a sus hijos; lo siento, pero tengo límites, y eso los supera. Ni siquiera al padre del peor de los genocidas le pediría que matara a su hijo, así que simplmente no lo tolero cuando se trata de una inocente, como en este caso.

    Ricardo, respeto tu decisión y quiera Dios que nunca nadie tenga que tomarla. Tal vez te sorprenda, pero en el segundo párrafo expreso que “desconectar” a un enfermo de las máquinas que lo mantienen con vida, o incluso interrumpir tratamientos médicos en ciertos casos, es una opción válida y que la Iglesia respeta. Por mí no tienes que preocuparte de que lo impida.

    Lo que no es aceptable es dejar a un enfermo morir de hambre y sed como ocurrió en el caso de Eluana ¿Cuál es la diferencia? que alimentar al hambriento y dar de beber al sediento no son tratamientos médicos, son deberes de todo ser humano.

    Alemamá, creo no haber sido tan duro con el padre, pues lo acuso de sufrir una depresión, lo que naturalmente no es culpa suya, y lo de ser un cobarde, ojo, no es por matar a su hija, sino por esperar 11 años a hacerlo y asegurarse de no ir él a la cárcel.

  5. Sebastián
    12/02/09 en 11:09 am

    Dudo que el padre de la muchacha vaya a ir a corte para que corten el suministro alimenticio a otra persona en estado vegetal..lo hizo por exclusivamente “Su hija”. su circulo. Dudo que sea un Mamo de esta acción en particular.

    Lo que respecta a la foto, no iba dirigido necesariamente a Ud. pero es el efecto producto de un estimulo visual que tiende a permanecer para la tranquilidad de las otras personas, es un efecto social, que producto de eso hizo un post y la gente lo respondió (como en mi caso).

    mucha suerte

    saludos

  6. Kewois
    12/02/09 en 11:29 am

    Si en vez de dejarla morir de hambre y sed, se le aplica una inyección letal, ya sabe esa mezcla de sedantes, anestesicos y drogas para parar el corazón, le parecería mejor o no?

    Kewois

  7. 12/02/09 en 1:28 pm

    No, claro que no, Kewois, me parecería igualmente un crimen horrendo, sólo que tal vez sería más coherente: si crees que la muerte es lo mejor, vas y la provocas evitando en lo posible el sufrimiento, pero no dejas morir de sed a la pobre Eluana.

  8. Kewois
    12/02/09 en 2:37 pm

    En eso estamos de acuerdo.
    Dejarla morir de hambre es una cobardía.

    Kewois

  9. 13/02/09 en 4:59 pm

    Creo que la carta que aparece hoy en El Mercurio lo resume todo. Dice, más o menos, que si Eluana era tan insensible a lo que fuera, ¿para qué la anestesiaron para evitarle sufrimientos? Genial, eso es en pocas palabras, ahora, ¿quién contesta?

  10. Sebastián
    16/02/09 en 8:02 am

    No intento justificar, pero en muchos procedimientos que existen siempre hay un margen de desconocimiento e ignorancia, para tratar de tener la absoluta certeza que el proceso irá abarcando tal cumplimiento se desarrollan estas medidas (aunque quizas no se necesiten). Es una cierta clase de acción preventiva.

    en otras palabras: “por que no” o ” por si acaso”.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: