Inicio > Escépticos > Un camino peligroso

Un camino peligroso

Este ateo comienza a recorrer un camino peligroso: la senda que discurre por reconcer que, después de todo, el cristianismo no es el peor desastre impuesto a la humanidad por el ciego destino.

Es una lástima, habría dicho [como ateo] , que la salvación sea parte del paquete, pero los cristianos, negros y blancos, que trabajan en África, sí sanan al enfermo, enseñan a leer y escribir a la gente; y sólo el más severo tipo de secularista vería al hospital o escuela de una misión y diría que el mundo estaría mejor sin él. Admitiría que, si la fe era necesaria para motivar a los misioneros a ayudar, bien por ellos, pero lo que cuenta es la ayuda, no la fe.

Pero esto no se ajusta a los hechos. La fe hace más que apoyar al misionero, también se transmite a su rebaño. Este es el efecto que importaba crucialmente, y que no puedo evitar observar.

Primero, entonces, los hechos. Teníamos amigos que eran misioneros, y de niño frecuentemente me quedaba con ellos; también me quedaba, solo con mi hermanito, en una villa rural africana tradicional. En la ciudad teníamos africanos que trabajaban para nosotros que se habían convertidos y eran muy creyentes. Los cristianos siempre fueron diferentes. Lejos de haberles reprimido o confinado, su fe parecía haberlos liberado y relajado. Había una vitalidad, una curiosidad, un involucrarse con el mundo, – una franqueza en el trato con otros – que parecía ajena a la vida tradicional africana. Destacaban.

Tomen esta última frase, y colóquenla en la antigüedad, llena de dioses celosos de sus sacrificios, parcas vengativas, duendes traviesos, rituales complejos, y sus representantes en la tierra, emperadores, reyes, grandes señores y pequeños señores.

Para ellos, desde los dioses para abajo, la franqueza y libertad del cristianismo, el vivir con la seguridad de que, sin importar el mal que parece venir contra nosotros, todo es gracia, para los que aman a Dios; eso era el heraldo de su destrucción. Así, con confianza y libertad, iban los mártires a morir en el circo romano, y así convirtieron al mayor imperio que ha conocido el mundo a la religión de los esclavos.

Tomen esa misma frase y ponganla en medio del imperio Azteca, y comprenderán cómo un puñado de españoles, en 20 años, pudo vencer a un imperio que, gracias a la muerte y el terror, había extendido su dominio por millones de kilómetros y cientos de años.

¿Por qué digo que es un camino peligroso? pues porque en lo que un ateo se descuidan, puede terminar en esto.

Para Raving Atheist, el viaje comenzó hace algunos años, adimitiendo que tal vez no era bueno matar a los niños en el vientre de sus madres, y los resultados están a la vista.

Entonces, a mis amigos ateos la advertencia: manténganse seguros, no miren a los cristianos como si fueran personas, el peligro es demasiado.

Anuncios
Categorías:Escépticos
  1. 5/01/09 en 11:32 pm

    Matthew Parris es un conocido periodista inglés, y famoso por ser un gran luchador por los derechos de los homosexuales, siendo él mismo gay y casado en Inglaterra con otro periodista desde hace varios años.

    Me quedan algunas dudas: ¿puede seguir casado? ¿o no se convirtió al catolicismo (me parece se convirtió al catolicismo anglicano)? ¿debe divorciarse de su marido para terminar con dicha perversión? Yo creo que sí, de otro modo se irá derechito al infierno.

    En cuanto al aborto, escribí este artículo y nadie me ha dicho aún cuál es el sustento bíblico para oponerse al aborto (basado en Escritura, no en conclusiones de un Papa). Lo digo porque es capciosa tu declaración “matar niños en los vientres de sus madres”. Justamente el tema es determinar si ahí hay un “niño”. Yo por mi parte creo que es mejor un aborto legal y seguro que uno ilegal e insalubre.

    Finalmente tu artículo deja la impresión de que muchos ateos se convierten al cristianismo católico-romano. Desde luego que alguien podría citar casos de cristianos de diferentes denominaciones que se convierten al ateísmo (siendo Darwin el más insigne). Quedaríamos donde mismo.

    Así todo, el sr Parris sólo demuestra devoción y amor a Jesús. Aún no hay prueba alguna que conduzca a creer que el asesinato de Jesús salva almas, menos aún que hay un dios (y que se opone al aborto). Si es Anglicano, no queda claro si desde la perspectiva romana hay salvación en dicha agrupación.

  2. 6/01/09 en 2:44 pm

    Mathew Parris no se ha convertido, sigue siendo ateo. Si lo hiciera, no debería hacer nada con su pareja homosexual, pues no está casado. Igual que todo cristiano, deberá llevar una vida de castidad, según su condición, de soltero en este caso.

    En cuanto al aborto, escribí este artículo
    y nadie me ha dicho aún cuál es el sustento bíblico para oponerse al aborto (basado en Escritura, no en conclusiones de un Papa).

    ¿Tendría esto algún sentido? Después de las cosas que ha escrito acerca de la Biblia, si alguien le hablara de “sustento bíblico” ¿cambiaría su opinión respecto a algún tema?

    Lo digo porque es capciosa tu declaración “matar niños en los vientres de sus madres”. Justamente el tema es determinar si ahí hay un “niño”.

    Hablemos en serio: hoy en día nadie duda que ahí haya un niño, desde las pruebas de ADN hasta las ecografías 3D lo demuestran. Eso de “sólo hay un masa de tejidos” es de los años 60. Lo que el lobby abortista discute es cuándo alguien tiene derecho a matarlo.

    Yo por mi parte creo que es mejor un aborto legal y seguro que uno ilegal e insalubre.

    Y yo creo que una violación privada y sin fuerza es mejor que una en la calle y con muerte de la víctima pero en ambos casos hay violación y es repugnante. Aborto legal, ilegal o infanticidio, un niño muere y yo estoy en contra de eso.

    Así todo, el sr Parris sólo demuestra devoción y amor a Jesús.

    El que se convirtió al cristianismo es otro ateo, autor del blog Raving Atheist.

    Finalmente tu artículo deja la impresión de que muchos ateos se convierten al cristianismo católico-romano.

    Se lo he dicho otras veces, don Chile, no opere en base a impresiones, cíñase a los hechos, o en este caso a la palabras.

  3. 6/01/09 en 4:35 pm

    No es que opere en base a impresiones, te estoy manifestando una opinión.

    En cuanto a que “nadie” duda que un cigoto o un feto sea un niño, será entonces que yo soy nadie. Y parece que somos muchos los nadie en este mundo. Te he explicado que el ADN no es suficiente para demostrar la existencia de un individuo. Te expliqué que es posible clonar ADN y crear individuos con el mismo ADN que serán individuos completamente distintos.

    Pero aún así, no sé de dónde sacaron que el aborto es un crimen. Te he mostrado textos bíblicos que no reconocen al feto como un “niño”. No, no es que “la discusión no tiene sentido”, más bien, es que basado en las Escrituras debieses fundamentar tu opinión.

    Si te demuestro que según en la Biblia ni siquiera hay un “niño” dentro del vientre, es legítimo que me pregunte de dónde salió semejante idea.

  4. 9/01/09 en 4:15 pm

    Me acordé de ti al leer esta polémica de Matthew Parris.

    Alguien se preguntará ¿quién es Tintin? Es como el Condorito de Europa. Un artículo muy bueno en The Economist: Un héroe europeo.

    A todo esto, algunos de tus comentaristas de seguro que conocen muy bien a Tintin, que es francamente un ícono en toda Europa. O al menos así creemos los que no conocemos “la Europa de verdad” y que nos pintamos la Europa “en el Tercer Mundo” leyendo “revistitas”.

    Disculpa que casi fue un “Off Topic”.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: