Inicio > Historia > Obsesión con la historia

Obsesión con la historia

Si Ud. escucha la frase “Esta es una elección histórica” ¿Sabría a qué proceso electoral se refiere? ¿o si se pronunció antes o después de conocer el resultado?

En lo que me concierne, he escuchado estas palabras en cada una de las elecciones de las que me ha tocado participar (plebiscito de 1989 en adelante), tanto antes como después de conocer su resultado. En 1990, porque Pinochet entrega el poder, en 1994, porque Aylwin entregaba el poder a un civil, en 2000 porque el socialista Lagos podía ser elegido luego de 30 años, y en 2006 porque una mujer podía ser elegida. Les aseguro que la elección de 2009 será “histórica” al menos porque la primera mandataria mujer entrega el poder, y así nunca falta.

Por mi parte, cada vez que alguien apela a la historia para revestir de importancia un hecho, pienso en el vacío que existen en la vida pública. Y es que el ser humano necesita trascendencia, pues sabe que del otro lado se encuentra el frío manto de la desesperación. Cada vez que un político, periodista o intelectual apela a la historia, rinde homenaje a esta realidad, y trata de escapar de ella, imaginándose que otros recordarán su vida o los hechos en los que tomó parte. Esta es su esperanza de trascendencia, y en cierto modo su fe, que así convierte a la política y su obsesión con la historia, en la religión de facto de nuestras élites nacionales.

Pero ¿es posible que cada elección sea histórica? sí y no. Si historia es lo que se registra en un libro, el simple volumen de publicaciones empastadas acerca de política asegura que quede anotada en alguna parte el resultado de una elección. Si, en cambio, la historia se compone de aquellos eventos públicos que influyen en la vida de muchas personas y determinan su forma de vida, es seguro que muy pocas elecciones en nuestras democracias pudieran recibir el calificativo de históricas.

Seguramente uno podría elegir un sector más o menos numeroso de personas y decir que la elección ha sido o será histórica para ellos, pero es dudoso que alguna elección llegue a serlo en términos absolutos. Por ejemplo, si uno dice que el plebiscito fue histórico para los chilenos, seguramente tenga razón, pues significó un cambio sustancial desde una sociedad que vivía atemorizada y desconfiada, hacia otra donde se puede vivir con mucha más libertad, pero nadie diría que tuvo alguna influencia en el curso mundial de la historia (salvo algún nacionalista acérrimo).

Lo mismo podríamos decir de la elección de este año en los E.U.A. Indudablemente toda elección en la nación más poderosa de la tierra tiene el potencial de convertirse en un hecho con repercusiones históricas, pero esta en particular sólo siguió el curso normal de las votaciones: un presidente desgastado producto de una guerra impopular le cede el poder al candidato de la principal fuerza opositora, nada nuevo o inesperado por aquí. Incluso si se sostiene que esta elección es histórica porque es la llegada al poder de un presidente de raza negra, respondo que lo histórico es el abolicionismo iniciado en el siglo XVIII, y los esfuerzos de Martin Luther King, de los cuales la elección de Obama no es más que una consecuencia natural.

Los cristianos deberíamos aportar un poco de paños fríos cada vez que alguien menciona que algo es histórico, pues sabemos que el evento más importante de la historia, la crucificción y resurrección de NSJC, pasó por el simple ajusticiamiento de un revoltoso ante los testigos que lo presenciaron y fue completamente ignorado por las élites políticas de su época.

En definitiva, el cristiano que participa en polítca debe hacerlo igual que hace todas las otras cosas, por amor a Dios y a nuestros hermanos, y no por buscar trascendencia más allá de la esperanza y el consuelo que Dios nos ofrece.

Anuncios
Categorías:Historia
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: