Inicio > Escépticos > El argumento del mal

El argumento del mal

Kewois nos comenta:

De hecho la mayoría de los católicos rechaza todo debate. Los pocos que lo aceptan muestran una total falta de lógica e ignorancia de lo que es debatir por no hablar de argumentos totalmente endebles.

Muchos protestantes de hecho no pueden ni debatir ya que ignoran casi todo sobre ciencia y lógica.

Muéstreme una refutación sólida del argumento del mal, que no cambie la propia definición de malo de Dios cada dos párrafos.

Bueno, no se puede decir que a mí no me guste debatir, de hecho, es lo que hago para vivir, pero parece que Kewois está buscando alguien de mayor experiencia en estos temas. Tal vez Santo Tomás y San Agustín nos sirvan de punto de partida.

Extractado de la Summa Teológica, Parte I, Cuestión 2a, Artículo 3°, el argumento del mal y su respuesta.

Objeciones por las que parece que Dios no existe:

1. Si uno de los contrarios es infinito, el otro queda totalmente anulado. Esto es lo que sucede con el nombre Dios al darle el significado de bien absoluto. Pues si existiese Dios, no existiría ningún mal. Pero el mal se da en el mundo. Por lo tanto, Dios no existe.

A las objeciones:

1. Escribe Agustín en el Enchiridio: Dios, por ser el bien sumo, de ninguna manera permitiría que hubiera algún tipo de mal en sus obras, a no ser que, por ser omnipotente y bueno, del mal sacara un bien. Esto pertenece a la infinita bondad de Dios, que puede permitir el mal para sacar de él un bien.

Anuncios
Categorías:Escépticos
  1. 30/10/08 en 9:18 pm

    Bienvenido a la palestra, señor abogado 🙂

  2. Kewois
    31/10/08 en 11:15 am

    Hola:

    No me sirve ese argumento porque SUPONE que de todo mal deberá salir un bien. Y eso solo es una esperanza, un deseo.

    Ud debería señalarme el bien concreto que sale de sufrimientos como por ejemplo que niños mueran de cáncer. A lo sumo me dirá que espera que haya un bien.

    Por otra parte el argumento es peligroso ya que se podría asumir que toda acción permitida por dios es “BUENA” por lo tanto cualquier estrago como el aborto, si no hay intervención milagrosa deriva en un supuesto BIEN.

    Saludos
    Kewois

  3. 31/10/08 en 7:53 pm

    San Agustin suena tanto a blah-blah (¿o debería decir a argumento circular?) y la respuesta de Kewois es tan buena que no me imagino que tipo de sacada de pillo va a usar Patoace ahora.

    Si dios es omnipotente y no permite que haya un mal sin un bien asociado entonces cualquier acto, por perverso que sea, es justificable porque (en el fondo) era la voluntad de dios… y a la larga será algo bueno. ¿Para que nos preocupamos entonces de normar las conductas de los seres humanos?

  4. 1/11/08 en 8:35 am

    ¡Hola Alemamá! gracias por la bienvenida.

    Kewois dice:

    No me sirve ese argumento porque SUPONE que de todo mal deberá salir un bien. Y eso solo es una esperanza, un deseo.

    El argumento del mal se basa en una aparente contradicción de términos: un dios absolutamente bueno, y la existencia del mal en el mundo. La respuesta se enfoca en la posibilidad de conciliar estas dos realidades. Superada la contradicción que intenta levantar el argumento del mal, este pierde su fuerza. Es irrelevante si es una esperanza o un deseo.

    Ud debería señalarme el bien concreto que sale de sufrimientos como por ejemplo que niños mueran de cáncer. A lo sumo me dirá que espera que haya un bien.

    Antes que eso, Ud. debería señalarme que la muerte de un niño por cáncer es un mal absoluto. Advierto que no niego que la muerte de un niño por cáncer es un mal, pero no me resulta claro cómo podríamos decir afirmar eso (como lo hace Kewois) y al mismo tiempo negar la existencia de Dios, toda vez que si no existe Dios, no podemos que algo sea bueno o malo en sí, sino sólo que en nuestra opinión es bueno o malo. Como se trata de una simple opinión, antes de seguir adelante debemos saber si eso es cierto o no.

    Cabe señalar que con este ejemplo nos alejamos del argumento del mal, para enfocarnos en el sufrimiento, sutilmente identificando mal y sufrimiento. No son lo mismo.

    Pero aún siendo el sufrimiento algo aparentemente malo, los cristianos siempre tenemos presente que precisamente a través del mayor sufrimiento se logró nuestra redención, es decir, Dios sacó el mayor bien de lo que parecía un mal, así que no se ve inconveniente en que Dios saque algo bueno incluso del sufrimiento de un niño, si es que fuera algo malo.

    Por otra parte el argumento es peligroso ya que se podría asumir que toda acción permitida por dios es “BUENA” por lo tanto cualquier estrago como el aborto, si no hay intervención milagrosa deriva en un supuesto BIEN.

    Esto sería efectivo, si las acciones se calificaran de buenas o malas exclusivamente por su resultado, lo cual es falso. Para que una acción sea buena, deben serlo además los medios a través de los cuales se ejecuta. Por eso, por ejemplo, no es lícito, para terminar con la pobreza, matar a todos los pobres.

    Además, el hecho de que Dios saque el bien de un mal no asegura que sea un bien para todos. Por ejemplo, la redención, que es un bien, concluyó con Judas suicidándose, destino que él mismo eligió. En el caso del aborto, el hecho de que Dios pueda compensar a ese niño por haber sufrido un mal, no implica que el médico que lo mató no sufra las consecuencias malas de sus actos o que la mujer obligada a abortar sufra otros abusos por parte de su pareja.

    ¡Hola Ricardo! que bueno que vuelvas por acá.

    Si dios es omnipotente y no permite que haya un mal sin un bien asociado entonces cualquier acto, por perverso que sea, es justificable porque (en el fondo) era la voluntad de dios… y a la larga será algo bueno. ¿Para que nos preocupamos entonces de normar las conductas de los seres humanos?

    Han habido grupos cristianos que han adoptado esta posición, pero han sido condenados por herejes, pues en definitiva esto lleva a negar la libertad del ser humano. Dado que existe la libertad, no podemos decir que todo lo que ocurre sea voluntad de Dios, porque también podemos atribuir un resultado a nuestra voluntad, que puede ser (y normalmente será) opuesta a la de Dios. Habiendo libertad, entonces, resulta posible y necesario normar la conducta de los seres humanos.

    Nuevamente, lo que está en juego aquí no es únicamente el resultado final, que sin dudas será la gloria de Dios, sino también los medios, y sobre todo nuestra propia salvación.

  5. Kewois
    3/11/08 en 2:06 pm

    Hola:
    >> Es irrelevante si es una esperanza o un deseo.
    No, no es irrelevante.
    Si usted me puede mostrar que tal o cual “mal” deviene en un bien concreto entonces usted prueba su argumento.
    Por ejemplo, X se quiebra un brazo, le duele pero gracias a ese accidente, mejora su actitud hacia la vida, deja la indolencia y se vuelve mas solidario hacia los que sufren.
    Si usted puede probarme que todo el mal deviene en bien o tiene como última consecuencia un bien habrá probado el argumento. Pero no puede.

    >>Antes que eso, Ud. debería señalarme que la muerte de un niño por cáncer es un mal >>absoluto.
    Hasta donde sabemos es un mal.
    Sufrimiento, dolor y muerte. Yo digo que eso es malo. Usted debe mostrarme que hay un bien.
    Ahí entra otra variante del argumento del mal.
    Al no permitirnos Dios saber con certeza cual es el bien que surge de esa muerte, entonces hay angustia innecesaria y sufrimiento en todos por parte del Dios que supuestamente es bueno y todopoderoso.
    >toda vez que si no existe Dios, no podemos que algo sea bueno o malo en sí, sino sólo >que en nuestra opinión es bueno o malo.
    Desde ya que es en nuestra opinión. Es la que tenemos. La historia Bíblica es lo suficientemente ambigua y tiene varios episodios de dudosísima “bondad”

    >Cabe señalar que con este ejemplo nos alejamos del argumento del mal, para enfocarnos >en el sufrimiento, sutilmente identificando mal y sufrimiento. No son lo mismo.
    El argumento del mal es exactamente eso.
    >Pero aún siendo el sufrimiento algo aparentemente malo, los cristianos siempre tenemos >presente que precisamente a través del mayor sufrimiento se logró nuestra redención, es >decir, Dios sacó el mayor bien de lo que parecía un mal, así que no se ve inconveniente en >que Dios saque algo bueno incluso del sufrimiento de un niño, si es que fuera algo malo.
    Realmente si va a dudar que la muerte de un niño es o no algo malo debería reconsiderar toda la discusión. Debemos dejar que los niños mueran?? Celebrar los abortos??
    De pronto caemos en el recurso de cómo no podemos justificar el mal, la solución es cambiar el significado a esa palabra.
    Sufrimiento innecesario–à MAL
    Si no lo es, usted debe decirme los beneficios que acarrea la muerte de niños con cáncer. No suponer que debería haber algo bueno. Muéstreme que es lo bueno.
    >>Para que una acción sea buena, deben serlo además los medios a través de los cuales se >>ejecuta.
    No siempre.
    Pero me sigue faltando una definición positiva, no especulaciones.
    >Además, el hecho de que Dios saque el bien de un mal no asegura que sea un bien para >todos.
    AHH!!!!
    Y quienes son los que les va a ir mal a beneficio de otros???
    Ahí tenemos que Dios no es nada justo.
    Porque a menos que la “victima” decida sacrificarse voluntariamente, Dios inflige un mal contra la voluntad de una persona para que otro se beneficie.
    Realmente, imagine que Dios decide que Juan Pérez debe enmendarse ya que va poco a la iglesia gracias a que ve en las noticias que usted y toda su familia murieron en un accidente de automóvil. Realmente no me parece un dios ni justo ni bondadoso.
    >En el caso del aborto, el hecho de que Dios pueda compensar a ese niño por haber sufrido >un mal, no implica que el médico que lo mató no sufra las consecuencias malas de sus >actos o que la mujer obligada a abortar sufra otros abusos por parte de su pareja.
    Y no seria mas sencillo hacer un milagro y evitar el aborto???
    Como siempre parece que el valor” libre albedrío” del abortista es mas importante que el valor, “tener una vida plena” del niño.
    Acá también cabe la discusión de si Dios interviene haciendo milagros (justamente usted que en su blog tiene centenares de peticiones), porque si interviene, es bondadoso y todopoderoso (pero si José deja a su amante y vuelve con Paca) entonces donde esta el libre albedrío de José??
    Y si Dios no va a intervenir para que rezar????

    Kewois

  6. 4/11/08 en 8:41 am

    Si usted puede probarme que todo el mal deviene en bien o tiene como última consecuencia un bien habrá probado el argumento. Pero no puede.

    Ese es un grave problema para la conversación, pues pides una prueba sin relación al argumento central (porque el argumento del mal no se basa en una deducción, sino en una contradicción de términos) y luego afirmas que es imposible probar lo contrario. Si ya tienes eso decidido, no tiene sentido conversar.

    Hasta donde sabemos es un mal.
    Sufrimiento, dolor y muerte. Yo digo que eso es malo. Usted debe mostrarme que hay un bien.

    Yo trato de llevar a cabo una conversación lógica, y para eso no basta con afirmaciones, del tipo “hasta donde sabemos es un mal” o “yo digo que eso es malo”.

    Desde ya que es en nuestra opinión. Es la que tenemos. La historia Bíblica es lo suficientemente ambigua y tiene varios episodios de dudosísima “bondad”

    Bueno, cada uno es libre de expresar sus opiniones, lo que importa es el argumento detrá de eso.
    De pronto caemos en el recurso de cómo no podemos justificar el mal, la solución es cambiar el significado a esa palabra.

    El definir el significado de las palabras es un recurso legítimo, cuando no existe acuerdo entre las partes acerca de su significado (por eso, por ejemplo, las leyes definen las palabras).

    Sufrimiento innecesario–à MAL

    Veamos si esta definición es útil. Pregunto: sado un sufrimiento del cual yo conozco la necesidad, pero tú no ¿Podemo decir que estamos frenten a un mal?

  7. Kewois
    5/11/08 en 9:58 am

    Que tal Patoace:

    Antes que nada quedemos en que he probado que “el argumento del mal” no se desmonta en “dos minutos” por parte de cualquier Blogger.

    Ahora sigamos con el debate

    K>>Si usted puede probarme que todo el mal deviene en bien o tiene K>>como última consecuencia un bien habrá probado el argumento. K>>Pero no puede.

    P>>Ese es un grave problema para la conversación, pues pides una P>>prueba sin relación al argumento central (porque el argumento P>>del mal no se basa en una deducción, sino en una contradicción P>>de términos) y luego afirmas que es imposible probar lo P>>contrario. Si ya tienes eso decidido, no tiene sentido P>>conversar.

    El punto central es que usted no puede “probarme” que de todo mal surge un bien.
    Usted tiene “FE” de que eso es así, no puede probarlo.
    Tampoco existe una certeza generalizada entre las personas de que de todo mal surgirá un bien.

    P>>Yo trato de llevar a cabo una conversación lógica, y para eso P>>no basta con afirmaciones,del tipo “hasta donde sabemos es un P>>mal” o “yo digo que eso es malo”.

    Discúlpeme. Para cualquier ser humano decente que un niño sufra una agonía y muerte ya sea por enfermedad o por acción humana, eso ES UN MAL. Por eso los médicos en el primer caso y la fuerza publica en el segundo están OBLIGADOS a detener ese sufrimiento.

    Es su afirmación de que de todo mal surge un bien lo que no tiene respaldo.

    Es mas en muchos casos cuando el bien generado es evidente se permite dentro de ciertos limites que se produzca el supuesto mal. Por eso el estado lo obliga a que usted pinche con una aguja a sus hijos a fin de inyectarles una vacuna, por mas que el niño ni entienda el concepto de inmunización.

    Pero en el caso de cánceres, sida, violaciones…… yo no veo ningún bien y menos que sea generalizado. Y encima se mete usted en un berenjenal debido a que rápidamente se puede deducir que si toda acción es buena entonces perdemos toda regulación social.

    K>Sufrimiento innecesario–à MAL
    P>Veamos si esta definición es útil. Pregunto: sado un sufrimiento P>del cual yo conozco la necesidad, pero tú no ¿Podemo decir que P>estamos frenten a un mal?

    Es verdad lo que usted dice. Pero yo no tengo ninguna evidencia de que haya una necesidad para ese “mal” (ese sufrimiento)
    Usted solo puede tener FE de que Dios obra de esa manera pero no puede probarlo.

    Y en cierta manera como yo ya le dije que Dios no comunique esa certeza de modo inequívoco a todas sus criaturas

    Por otro lado, si no podemos hacer ese juicio de valor implica que debemos dejar que el supuesto mal continúe???? Al fin y al cabo quizás si ( para dar un ejemplo) se legaliza el aborto quizás sea para “bien” muchos niños irán al cielo sin macula, las familias creyentes se unirán…etc.
    Dejamos que los asesinos asesinen??? Quien sabe cual será el aspecto beneficioso que impedimos cuando los metemos en la cárcel.

    El argumento del mal, no se puede rebatir simplemente.

    Para mi el mal existe y eso demuestra que no hay un dios que sea simultaneamente todopoderoso, ominiscente y todo amor.

    Para usted hay un Dios y todo, a la larga, de alguna manera quedará justificado.

    (también hay otras personas que creen en Dios pero no suponen de ninguna manera que este sea necesariamente infinitamente Bondadoso, Ahí tiene al Jehová del antiguo testamento, o al Alah de los musulmanes)

    Saludos
    Kewois

  8. 5/11/08 en 6:26 pm

    El argumento del mal, como lo planteé en el mensaje original toma su fuerza de una contradicción necesaria entre dos afirmaciones (a saber, “Dios existe” y “el mal existe”) para concluir luego que una de esas dos no puede ser verdadera y que, partiendo de la base que el mal es una realidad evidente, lo que debemos considerar falso es la existencia de Dios, por no ser una realidad evidente.

    (Nota al pie: que la existencia de Dios no sea evidente, y el mal sí es cuestión debatible, pero para no desviarnos lo dejaremos para otra ocasión)

    Para resolver este problema veamos otro caso donde se usan los mismos principios: Si yo digo “A sólo almorzó carne” y “A sólo almorzó fideos”, entonces con lógica se me dirá que ambas afirmaciones no pueden ser verdaderas. ¿Termina todo ahí? tal vez no, si yo agrego un nuevo factor, como el tiempo, y digo A pudo haber almorzado sólo carne ayer, y fideos hoy. Entonces la contradicción está resuelta y mi afirmación inicial, que parecía contradictoria, en realidad no lo era, esto es independiente de si efectivamente A almorzó sólo carne ayer.

    Lo mismo ocurre con el argumento del mal: lo que en un primer momento parece una conclusión necesaria e inevitable, se resuelve agregando una tercer factor, que es el conocimiento que el ser humano pueda tener del resultado de todas las cosas, pues nos damos cuenta que muchas veces pensamos que algo es malo o injusto, para luego, con más antecedentes, concluir que en realidad lo ocurrido era lo mejor.

    Incorporando este factor, el argumento del mal queda reducido, de lo que parecía ser una conclusión necesaria e ineludible, a un mero argumento contingente, cuya fuerza depende de la limitada capacidad humana para conocer todos los resultados de una acción.

    Para refutar el argumento del mal no es necesario demostrar que de todo mal se sigue un buen resultado, porque eso sería probar la existencia de un Dios bondadoso, cosa que se puede obtener más eficientemente por otro medios. Lo que buscamos aquí es mostrar que la existencia del mal no implica necesariamente que Dios no existe, pues existe esta posibilidad.

  9. Kewois
    6/11/08 en 11:08 am

    Hola:
    >>El argumento del mal, como lo planteé en el mensaje original >>toma su fuerza de una contradicción necesaria entre dos >>afirmaciones (a saber, “Dios existe” y “el mal existe”)

    Si quiere ser puntilloso, el argumento del mal solo sirve para refutar la existencia de un dios, omnipotente (puede evitar el mal, si no puede no es omnipotente), ominiscente (sabe de la existencia del mal ( no podría evitarlo si no esta enterado), completamente benevolente (desea evitar el mal innecesario). No refuta la existencia de dioses, no omnipotentes o no omminiscente o no benevolente.

    >Lo mismo ocurre con el argumento del mal: lo que en un primer >momento parece una conclusión necesaria e inevitable, se resuelve >agregando una tercer factor,

    No lo resuelve porque eso usted no lo sabe. Es una mera especulación de su parte. Un deseo.
    Espera que sea así, tiene FE de que va a ser así.

    >Incorporando este factor, el argumento del mal queda reducido, de >lo que parecía ser una conclusión necesaria e ineludible, a un >mero argumento contingente, cuya fuerza depende de la limitada >capacidad humana para conocer todos los resultados de una acción.
    >No hay muertes “justificadas” porque fulano era “malo”. Si hechos >consecuentes, a veces.

    Fulano se emborrachó y se mató con el auto (justificado) pero se estrello contra la Flia Ramírez que eran todos buenos, no bebían y respetaban cada norma de transito y jamás superaban los 40 Km/h.

    Un niño muere de cáncer atroz con muchísimo dolor. Eso es todo lo que usted tiene.
    Después usted DESEA que esa muerte tenga otra justificación. Objetivamente no hay.
    Por otro lado habría que ver cual es esa justificación, si Dios se le pregunto al niño.
    Usted podría decirme, Dios para hacer su plan cósmico necesita que cierta gente sufra sin beneficio para ellos sino para beneficiar a otros. Pero nadie les pregunto. Y nadie les transmitió que su sufrimiento tiene una justificación. En ese caso Dios no es benevolente, ni todo justicia ni todo amor.

    No me contesto su opinión de Dios si este decide despachar atrozmente a su familia para convencer a un alcohólico de que enmiende su conducta.

    No existe la certeza de que esa muerte obedece aun fin mayor, como tampoco me va a decir que toda vida, desde la primera bacteria a cada mosquito a cada animal a todo ser humano todo tiene un fin y un motivo por mas absurdo que nos parezca.

    >Para refutar el argumento del mal no es necesario demostrar que >de todo mal se sigue un buen resultado, porque eso sería probar >la existencia de un Dios bondadoso, cosa que se puede obtener más >eficientemente por otro medios.

    Si usted puede darla demuéstrelo.

    > Lo que buscamos aquí es mostrar que la existencia del mal no implica necesariamente >que Dios no existe, pues existe esta posibilidad.

    Usted no puede refutar el argumento del mal.
    Solo le queda la esperanza y Fe de que quizás todo tenga un sentido profundo y no se si justo. “whishfull thinking” le dicen en ingles. “pensamiento mágico”
    En una de esas dios es malvado, o no es omnipotente, o no se entera del mal (por eso la gente reza.

    Por otro lado por que la gente reza?? Si lo que les esta pasando tiene una justificación en un bien mayor, por que Dios cambiaría su plan??? Debería cambiar la sección “Petición de oraciones” por “Valor que todo tiene un motivo”

    Saludos
    Kewois

  10. 8/11/08 en 7:53 pm

    Bueno, me parece que no nos queda más que repetir una y otra vez lo mismo.

    Por otro lado por que la gente reza?? Si lo que les esta pasando tiene una justificación en un bien mayor, por que Dios cambiaría su plan??? Debería cambiar la sección “Petición de oraciones” por “Valor que todo tiene un motivo”

    Bueno, precisamente en ese sentido, esta entrada.

  11. Kewois
    10/11/08 en 9:31 am

    Hola Patoace:

    Entonces quedemos que:

    1) Primero trató Ud. de mostrarme que en realidad no existe el mal y que todo tiene una buena consecuencia.Pero:

    a) No tiene ninguna evidencia de tal cosa. Para sostener ese argumento.
    b) Se mete en problemas porque entonces surge la cuestión de por que deberíamos actuar contra el mal. Si este en realidad no existe.
    c) Y queda la duda de por que dios deja que la gente no sepa con certeza que todo tiene en pricipio una justificación.
    d) Y nos queda el tema que nunca contesto de la JUSTICIA de Dios cuando en función de sus planes hay gente buena que sufre.

    2) despues trato de cambiar el significado de la palabra mal.

    Con lo cual toda el sentido de moralidad queda en un dilema, si resulta que no sabemos lo que es el mal.

    No pudiendo salir de alli vemos que el dialogo parece interrumpido.

    Quedemos entonces, que el argumento del mal no se desmonta por cualquier blogger en un par de post.

    En todo caso le queda como tarea para el hogar, explicar el derrumbe del colegio en Haiti, o el derrumbe de la iglesia Peruana durante el ultimo terremoto, el Tsunami y como se compatibiliza eso con un dios Todopoderoso y todo amor.

    (espero que no caiga en el siguiente recurso de decirme que en realidad la muerte no es mala, que se fueron todos con dios.. etc etc.)

    Saludos
    Kewois
    Saludos
    Kewois

  12. Kewois
    10/11/08 en 9:41 am

    Hola:
    ———–
    >> * 6. En último término, la oración de petición cristiana se >>condiciona siempre a la voluntad de Dios.
    ———–
    >> Entonces, al decirnos “pedid y se os dará” Dios se nos revela >>como una persona, y reafirma al mismo tiempo nuestra calidad de >>persona y nuestra libertad.
    ——————-

    La primera y la segunda frase son INCOMPATIBLES.

    “Pedid y se os dará” es una frase que no pone condicionamientos.
    El punto 6 condiciona a la voluntad de Dios.

    El punto 6 es una racionalización para JUSTIFICAR el eventual fallo en la concreción de lo que se pide en la oración.

    Debería reformularse, “Pedid y si la voluntad de Mi padre es acorde, entonces si no se interumpe ningún plan, se os dará”
    (el problema es que todo ocurre según un plan… o no? depende de si el resultado es favorable o no)

    Ustedes que creen, podrían pedir por la inmediata sanación de TODOS los niños con enfermedades terminales del mundo.

    Seria un punto muy fuerte a favor.

    Kewois

  13. 10/11/08 en 11:17 am

    1) Primero trató Ud. de mostrarme que en realidad no existe el mal y que todo tiene una buena consecuencia.

    Si se entendió eso, estamos mal 😉 porque el mal existe, aunque sea aquel permitidio por Dios. Ud. me entendió “el mal no existe” porque todavía sigue juzgando los actos por su resultado.

    Es en este punto que la definición de mal entra en juego, no porque yo cambie la definición de mal, sino porque no acepto la suya. Desde luego, ningún debate puede llevarse a cabo bajo la premisa que una de las partes debe aceptar siempre las definiciones que le entregue la otra. Decir cosas como “yo digo que eso es malo” y luego, cuando se cuestiona esa afirmación, alegar que se está cambiando la definición de “malo” no pertenecen a un debate serio.

    Quedemos entonces, que el argumento del mal no se desmonta por cualquier blogger en un par de post.

    Correcto, se necesita un par de post y un lector objetivo.

    (espero que no caiga en el siguiente recurso de decirme que en realidad la muerte no es mala, que se fueron todos con dios.. etc etc.)

    De nuevo: tú mismo defines el mal, y luego exiges que nos ajustemos a tu definición. No es mucho lo que se puede avanzar así.

    “Pedid y se os dará” es una frase que no pone condicionamientos.
    El punto 6 condiciona a la voluntad de Dios.

    Nuevamente el mismo error: tú fijas las definiciones que te resultan convenientes.

    En este caso nos pides que miremos sólo a una frase, como si ella se bastara a sí misma, pero es evidente a cualquier lector de buena fe que a ningún texto se le pueden extractar tres palabras y luego exigirle que ellas sean absolutas. Esto es tan evidente que no hace más que reflejar la mala fe del lector.

  14. Kewois
    10/11/08 en 12:31 pm

    >Si se entendió eso, estamos mal 😉 porque el mal existe, aunque >sea aquel permitidio por Dios. Ud. me entendió “el mal no existe” >porque todavía sigue juzgando los actos por su resultado.

    Sigue sin responderme.

    ” Dios, por ser el bien sumo, de ninguna manera permitiría que hubiera algún tipo de mal en sus obras, a no ser que, por ser omnipotente y bueno, del mal sacara un bien”

    Implica que no puede haber un mal innecesario (que es lo que postula el Argumento) pero no me demuestra en ningún caso donde esta ese bien. Solo lo supone.
    Usted debería poder justificar por lo menos varios de los males que he mencionado.

    >Es en este punto que la definición de mal entra en juego, no >porque yo cambie la definición de mal, sino porque no acepto la suya.

    Habiamos acordado que el sufrimiento inecesario es un ejemplo de un mal.

    > (espero que no caiga en el siguiente recurso de decirme que >en realidad la muerte no es mala, que se fueron todos con dios..
    >De nuevo: tú mismo defines el mal, y luego exiges que nos >ajustemos a tu definición. No es mucho lo que se puede avanzar >así.

    Es que usted cae en contradicciones.

    Que un niño muera es malo o no??????

    >Dice que ciertos actos son “malos” pero luego “y quizas tenga >algún resultado beneficioso que ignoro”…
    >Ahí no llegamos a nada.

    >> “Pedid y se os dará” es una frase que no pone >>condicionamientos.
    >>Nuevamente el mismo error: tú fijas las definiciones que te >>resultan convenientes.
    >En este caso nos pides que miremos sólo a una frase, como si ella >>se bastara a sí misma, pero es evidente a cualquier lector de >>buena fe que a ningún texto se le pueden extractar tres palabras >>y luego exigirle que ellas sean absolutas. Esto es tan evidente >>que no hace más que reflejar la mala fe del lector.

    No basta en si misma, desde el momento en que no todo lo que se pide se da.

    Después hay que inventar algo para justificar.

    Mirando más en contexto:
    (perdone que sea la Reina Valera pero esta bien a mano)
    ————————————————————–
    7 »Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá,
    8 porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá.
    9 ¿Qué hombre hay de vosotros, que si su hijo le pide pan, le dará una piedra?
    10 ¿O si le pide un pescado, le dará una serpiente?
    11 Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas cosas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará buenas cosas a los que le pidan?
    12 Así que todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos, pues esto es la Ley y los Profetas.
    —————————-
    Esta bastante claro. Es todo lo que un buen padre concederia a su hijo. Y ni morirse de hambre, de sida, en una guerra , por un terremoto o en un Tsunami son cosas que PUDIENDO Y QUERIENDO EVITARLAS las no las evite un padre.

    Y de ultima como ya le dije varias veces debería dar la seguridad a esas víctimas y a sus familiares o personas queridas que esa muerte o sufrimiento tienen una justificación.

    Le acepto si quiere que como buen padre no concederá caprichos o cosas superfluas…. (Dame una Ferrari)… Pero en el caso de personas sufriendo, personas buenas como los Fieles que tuvieron la mala suerte de quedarse en la iglesia orando para que Dios los protegiera del Terremoto, en ese caso bien quedo demostrado.

    Ya le dije, explique me lo de los fieles de Perú mas allá del : “y… quizas algo bueno haya surgido.”

    Kewois

  1. 14/11/16 en 4:39 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: