Inicio > Iglesia > Hijos de su tiempo

Hijos de su tiempo

Hace algún tiempo, puse una entrada con esta cita de G.K. Chesterton

La gloria de la Fe Católica es que libera a la gente de la degradante esclavitud de ser hijos de su tiempo.

Me pareció interesante, pero la puse sin ningún comentario, tal vez a la espera de una historia o situación que nos permitiera ilustrar qué era eso de “ser hijos de su tiempo”.

Hace poco, un visitante nos señaló:

Tambien lamento esa retórica que tanto daño causa a la sociedad donde arbitraria e irracionalmente se equipara no hacer algo o hacer algo a cualquier cosa exagerando y desvirtuando todo discurso.

Ej: Permitir el divorcio es lo mismo que permitir la poligamia o el matrimonio con animales. Permitir la anticoncepcion es fomentar el aborto o el asesinato de niños.

En el fondo, nuestro querido lector hace una acusación muy seria, nos acusa de ser alarmistas, que es el hermano menor del terrorismo, es decir, de provocar injustamente el miedo en otro para obtener que se comporte de una determinada forma.

Afortunadamente elige muy mal sus ejemplos, porque quien reflexione con frialdad sobre estos temas verá que están íntimamente relacionados.

Así,  para ver la relación que existe entre anticoncepción, aborto e infanticidio, basta observar que los tres son medios útlies para un mismo fin: mantener relaciones sexuales evitando al mismo tiempo la consecuencia biológica de esa actividad, cual es, tener nuevos miembros de la especie humana. Decir que anticoncepción y aborto no están relacionados es como sostener que un serrucho y una sierra no se parecen en nada.

Que esto no sea evidente a la generalidad de las personas es consecuencia de que vivimos y somos producto de una cultura que ha levantado fuertes barreras contra la muerte de los inocentes, pero nada más.

De igual forma, entre un matrimonio que admite el divorcio o uno que admite la poligamia no hay gran diferencia: ambos han sido conocidos en diversas sociedad humanas a lo largo de la historia, sin grandes trastornos en la capacidad de esa comunidad de permanecer en el tiempo, incluso algunas de ellas han alcanzado elevados niveles culturales.

Nuevamente, si hoy parece ridículo proponer a consideración la poligamia como una forma de matrimonio legalmente reconocido es sólo un reflejo de lo que hemos aprendido que es el “matrimonio”, a consecuencia de haber sido formados en la cultura occidental. Hace 500 años el divorcio era tan ridìculo como lo es la poligamia hoy día, y por eso incluso el rey Enrique VIII tuvo que pedir a Roma la anulación de su matrimonio, pero no el divorcio. Lo mismo puede decirse del matrimonio entre homosexuales, sólo hace 100 años.

En ambos temas, la descalificación del argumento procede de nuestros condicionamientos culturales.

Pero cuando uno se toma en serio esto de ser católico, y empiezas a pensar con la mente de una institución que existe hace 2000 años y que se extiende por cientos de pueblos y culturas, súbitamente te encuentras en posición de decir “pero eso ocurrió sólo hace 100 años, apenas ayer” o “lo mismo hacen los africanos, que no son pueblos exóticos o lejanos, sino nuestros hermanos”.

Y eso te cambia la perspectiva de muchas cosas que tendemos a dar por sentadas; Nuestra cultura nos dice “¡Pero claro que me puedo divorciar! siempre ha sido así” o “¡A quién se le ocurriría que una madre pueda matar a su hijo de 6 meses! eso es una aberración”. La Iglesia Católica guarda el recuerdo de la historia y la experiencia de las culturas a donde ella ha llegado y nos replica “Mira a los romanos; estos eran buenos hombres, temerosos de sus dioses, la gloria de su tiempo, y sin embargo abandonaban a sus hijos a los lobos ¿Puedes decir que tú, en sus mismas circunstancias, no habrías actuado igual? ¿o que tus hijos no lo harán?”

Desde luego, la respuesta es “no, no puedo”, y entonces uno tiene que empezar a pensar más allá del “Eso es absurdo” o “arbitrario” o “irracional”, debe dejar atrás las categorías que te enseñó tu cultura y comenzar a pensar el matrimonio, por ejemplo, desde la base misma ¿Qué es matrimonio? ¿Por qué es necesario?¿Por qué debe regularlo el Estado?

Todas estas preguntas son previas a conversar si estamos a favor o en contra de tal o cual sistema de divorcio.

Addenda: Releyendo esta entrada, puede quedar la impresión que me estoy manifestando a favor de una prohibición absoluta de los anticonceptivos y del divorcio, aquí y ahora. No es así.

Cuando hablamos de prohibición absoluta nos referimos a una que tiene fuerza de ley, y por lo mismo nos adentramos en las aguas del derecho positivo. Esta misma perspectiva transcultural que nos otorga la Iglesia, nos permite darnos cuenta que el derecho vigente en una comunidad tiene mucho que ver con su cultura, y que por lo mismo hay leyes buenas y justas que, de establecerse como obligaciones legales de conducta producirían más mal que bien.

Hecha salvedad del aborto, porque implica destruir a un ser humano inocente e indefenso, mi opinión es que la regulación de la anticoncepción, el divorcio o la poligamia debe ser discutido racionalmente, teniendo en vista el bien común, y adoptada las decisiones que correspondan, acogiendo la posición de las mayorías .

Anuncios
Categorías:Iglesia
  1. 12/05/08 en 1:11 pm

    No conocía esa cita de Chesterton que, curiosamente, parece de lo más anacrónica, pues si algo ha hecho la Iglesia (o a lo mejor no tanto Ella, sino muchos de sus miembros) ha sido precisamente intentar adaptarse al espíritu de los tiempos. ¿No era el “aggiornamiento” algo asi?. (NOTA: Estoy siendo premeditadamente extremista en el planteamiento, solo para que se vea claramente por donde voy).

    Por lo demás la cita me parece excelente, es la explicación de lo absurdo que supone el autodenominarse “católico tradicionalista”. Todo católico, por el mismo hecho de serlo, es “tradicionalista” en el sentido que necesariamente su creencia tiene un pilar en la Tradición, siempre.

  2. 12/05/08 en 9:34 pm

    Cuando hacía esta entrada, lamenté no haber anotado en la entrada original en qué libro Chesterton hizo esta cita, pero una búsqueda en google debería bastar.

    Todo católico debería conocer el valor que tiene la tradición, pero lamentablemente la catequesis ha fallado en estos últimos años. Personalmente creo que es natural luego de un concilio tan importante como el Vaticano II, y ya se ve que las cosas van retomando su curso.

  3. 13/05/08 en 8:47 am

    Tampoco conocía la cita, pero por el comentario que citas luego, Chesterton tenía razón. Bendiciones.

  4. Kewois
    13/05/08 en 3:31 pm

    Hola:

    Mi acusación no va tanto a decir que usted es alarmista, sino que es de las personas que necesitan un fuerte marco de control y regulación. Cualquier libertad parece que llevaría a las personas al libertinaje. Por ejemplo que si se perminte el matrimonio homosexual parecería que TODOS se volverían homosexuales, o si se difunde el uso de anticonceptivos todos vivirían en una orgía continua.
    Relacional el aborto con la anticoncepcion es un absurdo, ya que si un método es genuinamente anticonceptivo previene la formación de un embrión y no elimina a un embrión formado.

    Del mismo modo es absurdo equiparar poligamia con el divorcio ya que como se lo dije varias veces, no se sigue conviviendo con la anterior pareja. Ahora, si USTED cree que ese vinculo es indisoluble, pues bien es SU creencia, no la mia.

    Toda su argumentacioen esta basada en una serie de creencias o filosofias, como eso que las relaciones sexuales deben ser unicamente con fines reproductivos, que esta muy bien si usted lo aplica para usted pero que no tiene por que ser una norma para todos.

    El matrimonio en la epoca de Enrique VIII tampoco era lo que es ahora ya que nominalmente era un arreglo entre familias por razones politicas o economicas donde los sentimientos de los esposos no tenian casi ninguna relevancia en el asunto.

    La pregunta sobre el sistema de divorcio ya fue contestada por la sociedad ya que practicamente todos los paises tienen una ley que permite otros matrimonios y tambien permite que sea “hasta que la muerte los separe”. La no existencia de leyes de divorcio reduce las libertades individuales.

    Kewois

  5. 14/05/08 en 4:34 am

    Me ha gustado lo que ha dicho Kewois, aunque reconozco que me he parado y no seguido cuando he llegado a:

    “…o si se difunde el uso de anticonceptivos todos vivirían en una orgía continua.”

    Solamente hace falta ver 10 minutos de TV en prácticamente cualquier lugar del mundo para darse cuenta que si no vivimos en una orgía continua, se le parece bastante.

    En fin, ha dado usted Sr. Kewois toda la razón a Patricio. La “revolución sexual” se produjo gracias a los anticonceptivos que supuestamente eran para “casos extremos”. De aquellos barros vinieron estos lodos, y ahora tenemos toda clase de problemas personales y sociales debido a la “orgía continua” que de hecho han producido.

  6. Kewois
    15/05/08 en 11:04 am

    Embajador….

    Lo que dice usted de los medios es verdad, que ya hasta cansan con tanto sexo y temas burdos en general (deberia ver la television de Argentina)… .

    No es que yo sea justamente casto y puro…. pero hombre!…. Que me estoy perdiendo la orgia!!! 🙂

    Mas seriamente, nunca imagine que los anticonceptivos sean para casos extremos….( excepto con lo de la pildora del dia despues)

    Saludos
    Kewois

  7. 16/05/08 en 5:45 am

    Estimado Kewois,

    Todavía no tengo claro si lo que vemos en los medios es reflejo de la sociedad o es la sociedad la que refleja los medios. En cualquier caso le confirmo que usted se está perdiendo la orgía.

    Cuando en una ciudad como Madrid el alcalde autoriza el reparto de píldoras abortivas a niñas de hasta 12 años sin necesidad de consentimiento paterno, llamar “orgía” a lo que está sucediendo resulta hasta mojigato.

    Y de la misma forma que actualmente lo de la píldora del dia después se deja pasar con la excusa de los “casos extremos”, hace 40-50 años se empezó a distribuir anticonceptivos exactamente por la misma razón. Una vez abierta la brecha entra de todo.

  8. 16/05/08 en 9:51 am

    Embajador:

    Si has visto TV estos últimos días te habrás enterado que hubo más de 50 mil muertos por un ciclón en Birmania, y más de 20 mil muertos por un terremoto en China.

    Me parece que tu dios todopoderoso y omnisciente tendrá otras cosas de qué acongojarse y no de lo que ocurra en Madrid.

  9. 16/05/08 en 11:33 am

    Sr.Chile Liberal,

    Le confieso que es para mi una extraordinaria sorpresa comprobar como un ateo tiene una linea tan directa con Dios para saber que es lo que a Este le preocupa y lo que no.

    Obviamente tengo que rezar más.

    PD. Como de costumbre el primero en traer a Dios a la conversación es un ateo. Cosas de la vida.

  10. 16/05/08 en 12:06 pm

    Lo que pasa es que te preocupan las orgías en la tele. Me pregunto si no tienes otras cosas que ver en TV.

    De todos modos dios no ve tele. Al menos, parece que le gustan los programas obscenos y no los telediarios. Digo yo, o sea, si yo fuese Todopoderoso, movería un dedo para evitar la muerte de 50 mil personas.

    Para tu tranquilidad, no, no tengo línea con dios. Porque es una criatura inexistente. Y sí, tienes que rezar. Reza, reza. Pero si dios te contesta, anda al siquiatra porque eso se llama esquizofrenia.

    Aunque en vez de rezar, ponte con algunos €€€ para ir en ayuda de los más necesitados.

    Sin embargo sospecho (corrígeme si me equivoco) que te preocupa sobremanera es que no haya orgías orgías por televisión y, por supuesto, la sexualidad de los otros.

    Pero es una nimiedad y es un tema pueril.

    Patoace: has mencionado acá “infanticidio”. Ocurre que el tema tiene muchas aristas. Date una vuelta por mi blog y me cuentas sobre el infanticidio.

  11. Kewois
    16/05/08 en 4:23 pm

    Embajador:

    Ambos se reflejan mutuamente. Por otro lado a lo de los medios lo llamaría onanismo no orgía.

    Por lo que leí del diario ABC solo el 7% de las menores a las que les fue dada la pildora del dia despues tienen menos de 16 años.

    El abuso infantil o la corrupcion de menores no tiene que ver con la difusion de los anticonceptivos o la pornografia.

    Por otro lado en el caso de mujeres jovenes, si estas, y sus parejas, supieran usar mejor los demas sistemas de proteccion no seria necesaria la pildora del dia después. Pero para ello se necesita una buena educación sexual. Y dentro de una buena educación sexual debe estar dado claramente que la decisión de tener relaciones es algo personal y que no deben dejarse presionar por su grupo social.

    Es verdad que una vez abierta la brecha entra todo, no esta mal verdad?
    es preferible eso a tener un guardia que le diga a usted que es lo que debe o no debe hacer.

    Kewois

  12. 17/05/08 en 6:07 am

    ChileLiberal- Sigue usted dándonos lecciones a todos sobre lo que Dios quiere/no quiere, hace/debería hacer. Yo continuo con mi perplejidad ante el íntimo conocimiento que de Dios tiene todo un ateo. Insisto en que debo callar y rezar porque yo no he conseguido tanta cercanía al Todopoderoso como ha logrado usted. Algo debo estar haciendo mal.

    (PD. Procure que sus amigo ateos no sepan de su preocupación con lo trascendente. Podrían llegar a pensar que se está usted pasando al lado oscuro).

    Keowis- Me parece muy bien lo que usted dice: “Ambos se reflejan mutuamente”. Todo lo que viene después de ese comentario está estupendo. Y viene a confirmar lo que ya dije en mi anterior comentario:

    “Solamente hace falta ver 10 minutos de TV en prácticamente cualquier lugar del mundo para darse cuenta que si no vivimos en una orgía continua, se le parece bastante.

    En fin, ha dado usted Sr. Kewois toda la razón a Patricio. La “revolución sexual” se produjo gracias a los anticonceptivos que supuestamente eran para “casos extremos”. De aquellos barros vinieron estos lodos, y ahora tenemos toda clase de problemas personales y sociales debido a la “orgía continua” que de hecho han producido.”.

    El resto son variaciones sin interés sobre el mismo tema.

  13. 17/05/08 en 6:53 pm

    Don Chile, gracias por su interés en mi opinión. Permítame, sin embargo,responderle aquí:

    Leí su publicación acerca del infanticidio, y a pesar de que tengo opiniones fuertes acerca del tema, me pareció un desperdicio de tiempo el publicarlas en su blog como comentario. La razón es simple: falta de una base común como para tener un diálogo constructivo. No es nada personal, es la misma razón por la que no participo en un foro en idioma francés, o trato de convencer a un nazi de que todos los seres humanos somos dignos ante los ojos de Dios.

    El utilitarismo está bien para escribir o vender libros, o debatir en una cátedra de filosofía, pero no sirve para las cosas importantes, como hablar con los niños. Seguro que si/cuando Ud. tiene hijos, lo entenderá.

    Embajador y Kewois, muchas gracias por su conversación, han hecho este blog interesante por varios días.

    Sólo debo apuntar que la frase

    El abuso infantil o la corrupcion de menores no tiene que ver con la difusion de los anticonceptivos o la pornografia.

    es uno de esos típicos momentos “No presten atención a ese hombre detrás de la cortina”.
    PD: díganme si la referncia fue muy oscura 🙂

  14. 18/05/08 en 5:56 pm

    Te encuentro algo de razón. Siempre he dicho que los curas, al no tener familia ni hijos, no deben hablar de esas cosas. Si tuviesen, entenderías. Si Jesús hubiese tenido familia, quizás habría sido valioso para la sociedad.

  15. Kewois
    18/05/08 en 6:58 pm

    Patoace:

    Usted dijo:
    No presten atención a ese hombre detrás de la cortina”.

    Le pregunto:
    Los conocidos casos de abuso infantil ocurridos en muchos lugares del mundo por parte de miembros de la iglesia, incluso miembros de alta jerarquia:
    Se deba al uso de anticonceptivos o de pornografia por parte de estos????

    (como se que es un tema sensible le cuento MI opinion antes de que saque usted alguna conclusion apresurada.
    Los casos de abuso son patologias que se dan por diversas razones que se deben estudiar en cada individuo. La iglesia no esta libre de tener en su seno personas con graves problemas. Lo que hizo mal fue en ocultarlo o proteger a los abusadores en muchos casos.

    En resumen no creo que ni en el seno de la iglesia ni en la sociedad el abuso infantil este relacionado con los anticonceptivos o la pornografia)

    Saludos
    Kewois

  16. 19/05/08 en 3:42 pm

    Kewois,

    Creo que nunca nadie ha pretendido que la Iglesia esté libre de tener a personas con graves problemas en su seno. De hechos todos los católicos tenemos un grave problema: somos pecadores.

    Dicho lo cual todo el apestoso asunto de los curas pederastas en USA tiene, a mi juicio, bastante que ver con la infiltración homosexual que durante finales del siglo XX tuvo lugar en la Iglesia católica de USA. Desde luego los obispos encubridores tienen mucha culpa que purgar, pero no olvidemos que su pecado fue antes de encubrir, permitir.

    El hecho de que más del 80% de las victimas de abusos fueran chicos (y no chicas) según estudio de la propia Conferencia Episcopal USA es lo que me hace sospechar de lo anterior.

  17. 19/05/08 en 8:41 pm

    Hola,

    Super bueno tu blog. Llegue aca x un link en Radio Cristiandad.

    Te queria avisar q el link a los blogs pro vida de La Segunda no funciona (se xq yo tambien lo tenia y lo tuve q borrar).

    Saludos,

    Fabiola

  18. Kewois
    20/05/08 en 9:55 am

    Tampoco anda el de Apologetica Historica

    K

  19. 25/05/08 en 7:25 pm

    Hola, anduve fuera por algunos días.

    Gracias Fabiola y Kewois por avisar lo de los enlaces, mi blog necesita mucha más atención de la que recibe, más razón aún para agradecer a los que todavía se pasan por aquí. ¡Muchas gracias!

    No te preocupes, Kewois, por que saque conclusiones apresuradas, no es lo mío y lo he sufrido bastante en los foros.
    Desde luego no me refiero a que el uso de anticonceptivos se relacione directamente con los abusos o que cada uno de los delincuentes sexuales sea usuario de pornografía. Se trata de una relación más compleja y sutil acerca de la visión que tiene la cultura en general de la sexualidad. Algún día tendré tiempo de ordenar mis ideas al respecto, pero ya hay algo de eso aquí: edad del consentimiento.

  20. 28/05/08 en 10:29 am

    Pato, off-topic, dónde está ese artículo tuyo en que informabas acerca de esa declaración del Vaticano sobre el respeto a las normas del tránsito?

    la he buscado en tu buscador, pero no me lo da…

    Un abrazo!

  21. 28/05/08 en 9:03 pm

    Aquí está Marta. Un saludo

    Decálogo del conductor

  22. alemama
    19/06/08 en 4:20 pm

    Bueno, ¿te noqueraon que no has posteado nada? ya vamos para julio y acá no pasa nada nuevo. Saludos 🙂

  23. 8/08/08 en 9:53 pm

    ¿Te juiste? ¿pa’ ronde?

  24. 17/08/08 en 4:41 pm

    ¿qué pasó que no escribes? aloo

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: