Inicio > Libros y películas > Insultos al púvlico (sic)

Insultos al púvlico (sic)

Pavlov estaría orgulloso: las autoridades de una casa universitaria cancelan las presentaciones de una obra de teatro, y, como si escucharan una campanada de “censura”, los intelectuales usuales comienzan a entonar las elegías de la libertad de expresión y a rasgar vestiduras presagiando la aurora del autoritarismo y la teocracia.

Escribe Carlos Peña:

En términos generales -salvo dos o tres excepciones, como el discurso de odio o la práctica de la pornografía, que niegan la calidad de sujetos a algunos de nuestros semejantes-, una sociedad abierta debe tolerar la libre expresión.

Si por virtud del debate aceptamos la amplia tolerancia que nos propone el autor, todavía queda por demostrar quién es el obligado a desplegar la tolerancia. Por ejemplo, si viene Miguel Ángel a pintar su versión de La Última Cena sobre el muro de mi casa ¿Acaso estoy obligado a tolerar el vandalismo, porque él invoca la libertad de expresión? Desde luego que no, yo voy, le tiro pintura blanca encima, o si quiero le pinto bigotes a Judas, y nadie en su sano juicio podría reprocharme moralmente por censurar, mucho menos de vulnerar los derechos fundamentales y ser una amenaza para la sociedad. Los particulares no estamos obligados a tolerar la libertad de expresión de los demás.

El mismo Carlos Peña reconoce que el obligado a tolerar es la sociedad. Y si tal es el caso ¿Qué se le puede reprochar a las autoridades universitarias? Una universidad es una comunidad de individuos, no es la sociedad ni la representa, y como tal, no está obligada a “tolerar la libertad de expresión”. Corolario de esto es que las autoridades universitarias gozan de la autonomía para decidir qué expresiones son adecuadas para llevarse a cabo en sus aulas, y cuáles no lo son. Uno puede deplorar de las decisiones de los particulares, en base al mérito que tenga la expresión, pero no puede cuestionar la legitimidad de su actuación, cuando ellas se encuentran en el ámbito de su libertad.

Hay varias razones para ello.

Mill, por ejemplo, argüía que la libre circulación de las opiniones y de las ideas permitía que la verdad espantara al error y a la estupidez. En la libre competencia de las expresiones, la verdad, sugirió, acabaría por imponerse.

Si claro, una mano invisible guiará a las ideas hasta asegurarnos que aquellas que sobreviven, son La Verdad. Cuesta entender que estas teorías de liberalismo clásico hayan sido tantas veces probadas falsas y corregidas en la economía, pero siguen vivas y coleando en otras áreas.

El arte -lo sabemos de sobra- no sólo se relaciona con el idealismo de lo estético, las rutinas del academicismo o el consumo de objetos o de espectáculos vinculados al buen gusto. También es una práctica para explorar los límites del orden, dar curso a energías pulsionales reprimidas, ensayar formas de comunicación cuando el pacto del lenguaje parece fracasar.

“Lo sabemos de sobra” es una frase muy interesante, porque le ahorra a uno el justificar cualquier barbaridad o despropósito que queramos agregar luego ¿Se imaginan? “El hombre –lo sabemos de sobra– es un esclavo del Estado” “La mujer –lo sabemos de sobra– debe quedarse en su casa” “Cristo –lo sabemos de sobra– fue crucificado, muerto y sepultado, y resucitó al tercer día”. En el fondo, con este tipo de columnas, Carlos Peña no pretende mostrarnos un punto de vista nuevo o invitarnos a reflexionar, sólo le está predicando a su particular feligresía.

En una palabra, el arte casi siempre es el intento por estirar la cuerda, por correr el muro donde principia lo que no puede ser dicho.

Ideas como esta nos han llevado a la decadencia que existe actualmente en el arte occidental. Vale entonces preguntarnos ¿Qué es el arte? y la relación entre la alabanza y el arte.

Anuncios
Categorías:Libros y películas
  1. F de falaz
    23/01/08 en 9:39 am

    Dí que sí, Pato, cuando el arte no se corresponde con la visión limitada del poder no cabe más que aplastarlo, eliminarlo, taparlo.

    Ahora dirás que el único capaz de juzgar que es arte, es dios, y sus representantes en la tierra, claro!!

    Recuerdo un rector universitario, que censuró un acto por subversivo -creo que argumentó- en el que se proyectaba el film “Revolution OS” http://www.revolution-os.com/ y en el cartel aparecía la pantera rosa -según él- fumando marihuana.

    Olvidáis que sobre todo es la universidad donde hay que practicar la libertad de opinión. Si no hay libertad de expresión en la universidad, es bien difícil que la haya en el resto de la sociedad.

    Y Pato, tu argumento sobre la tolerancia es una falacia, de un caso particular sacas un principio “Los particulares no estamos obligados a tolerar la libertad de expresión de los demás.” que es falsa, equivocas entre personal con particular.
    Lo que no debemos permitir es que, en virtud de la libertad de expresión, se nos dañe personalmente. Esa es la conclusión de tu ejemplo.
    La lógica no se puede aplicar como a uno le de la gana… que luego se dicen barbaridades.

    Claro, luego argumentas que como una universidad es particular, y como tal no debe permitir la libertad de expresión.

  2. 23/01/08 en 11:26 am

    Esa “universidad” parece cada vez menos universidad… a esto último habría que sumarle la expulsión de Croxatto (ex investigador de esa casa de estudios) por haber llegado a la conclusión (via investigación y basandose en evidencia empírica) de que la píldora del día después no era abortiva.

    Bien linda la cosa, “buscan la verdad”… pero solo mientras esa verdad no sea incómoda y no se oponga a otras “verdades” que se definieron de manera arbitraria… ¿para que gastan esfuerzo en investigación si la van a desechar en cuanto no les guste el resultado?…. mejor no busquemos la cura contra el cancer, con unos padrenuestros y avemarías debería bastar ¿no?…

    patético.

  3. 23/01/08 en 7:03 pm

    Los particulares no estamos obligados a tolerar la libertad de expresión de los demás.

    Dicho de otro modo: déjennos censurar, nosotros somos intolerantes, es nuestra naturaleza.

  4. 23/01/08 en 10:27 pm

    Lo que no debemos permitir es que, en virtud de la libertad de expresión, se nos dañe personalmente. Esa es la conclusión de tu ejemplo.

    Al proponer el ejemplo, precisamente tuve cuidado de no plantearlo como algo que provocara un daño evidente, como si fuera un simple rayado. De hecho, un mural de Miguel Ángel seguramente aumentaría el valor de mi propiedad, pero aún así estaría en mi libertad el censurarlo. ¿Acaso no reclamarías para ti esa libertad?

    Me parece más aceptable la posición de Ricardo, que apela a criticar la decisión de la UC en base a lo que él cree que era un aporte. Yo critico la posición de La Sapienza en base a un argumento similar, pero no lloro por la libertad de expresión del Papa.

    Carlos, no le tengo miedo a la censura ni a que me llames intolerante. En este blog por ejemplo, se censura la blasfemia: es mi naturaleza, mi derecho y mi libertad.

  5. 24/01/08 en 6:12 am

    no le tengo miedo a la censura ni a que me llames intolerante. En este blog por ejemplo, se censura la blasfemia

    No deja de ser paradójico que, a Tu Señor Jesucristo, Caifás y los maestros de la ley lo mataron por blasfemo (autoproclamarse hijo de dios).

  6. 24/01/08 en 6:59 am

    ¿Entonces borrar un comentario sería lo mismo que condenar a muerte? Eso no resiste ningún análisis. El adoctrinamiento les hace perder todo sentido de realidad.

  7. 24/01/08 en 8:40 am

    No es lo mismo, pero el punto de Carlos es bueno. ¿Cuanto cuesta pasarse de despedir a alguien por pensar distinto a querer matarlo por lo mismo?.

    No se trata de si la obra (o investigación o lo que sea) es un aporte o no. El tiempo dirá si era un aporte… en el intertanto la censura es una idea tonta e inutil…

    Dime si me equivoco… pero me da la impresión de que preferirías una parálisis eterna a tener que tolerar cualquier avance que te “estorbe”. La idea de obras como esta (que reconozco que no la he visto) es justamente instalar temas en el discurso público, creo que lo han logrado muy bien pues el tema de la censura nuevamente se debate, lo que es bueno.

    Con la investigación científica es distinto pues cualquier avance es potencialmente útil… la miopía de la PUC (tan correcta como la censura a la psiquiatría de los cientólogos) es un atentado al desarrollo de buena ciencia (la restringe a los temas que ellos no censuran)

  8. DragonChino
    24/01/08 en 11:54 am

    Sinceramente creo que se confunden las cosas. Por nel ejemplo que se ha puesto, sineramente creo que en la universidad censuraron la obra de teatro porque atentaba contra las buenas costumbres. ¿O a ustedes les parece una buena costumbre tomar drogas? ¿No creen que en centros donde se imparte educación impongan criterios de selección de obras en las que impere la buena educación? Existen una reglas de juego que están para cumplirlas, no para saltarselas a la torera con la excusa de la libertad de expresion. La libvertad de expresion acaba cuando esa libertad de expresion se utiliza para ofender al de enfrente por el simple hecho de pensar diferente, señor Chileliberal y señor Carlos.
    Y a esto le añadimos que si no se piensa igual que ustedes somos unos especies de monstruos que casi no merecemos vivir…Un poco de por favor, aprendan a convivir..

  9. 24/01/08 en 2:08 pm

    Te equivocas, Ricardo, no reclamo por el valor que pueda tener una obra en particular.

    Reclamo por la libertad que tenemos los particulares de no tener que aguantar aquello que no estamos obligados a aguantar: si tú no quieres aguantar un predicador en tu casa, no tienes que hacerlo; si yo no quiero albergar un comentario que me parece blasfemo, no estoy obligado a soportarlo; si alguna universidad no quiere recibir al Papa, no seré yo quien vote por obligarla.

    ¿Cuanto cuesta pasarse de despedir a alguien por pensar distinto a querer matarlo por lo mismo?.

    No sé, yo elimino decenas de spam todos los días ¿soy una amenaza a la vida de los spammer? Igual de absurdo es la idea de Carlos.

  10. 24/01/08 en 2:38 pm

    Patoace,

    Si no te gusta no la veas… asi de simple, por ejemplo la pelicula “La Pasion de Cristo” me parecio asquerosa (por lo que he leido sobre ella y un par de escenas que he visto), por lo que no creo que la vea. No por eso voy a correr a exijir que encarcelen a Mel Gibson por mostrar escenas de tortura extrema en su pelicula o que lo censuren. Creo que tienes todo el derecho a patalear y ningun derecho a censurar. Aunque claro, este blog es tuyo y si quieres borrar cualquier comentario alla tu, en mi blog yo solo borro comentarios que son spam o que no estan conectados con el tema. Si hay un insulto lo dejo como testimonio de la calidad intelectual del autor. Te recomiendo hacer lo mismo.

    Saludos

  11. 24/01/08 en 2:45 pm

    La Sapienza siempre estuvo dispuesta a recibir al Papa… de hecho nadie quería prohibir que hablara, solo querían protestarle en la cara por “oscurantista”. Fue el Papa solito el que desistió de ir… mira que buena oportunidad se perdió para aclarar “malos entendidos”… no hizo uso de su libertad de expresión.

    Una universidad debe velar por objetivos menos mesquinos que proteger “sus gustos”, es diferente a una persona natural… he ahi la importancia del tema.

  12. 24/01/08 en 5:09 pm

    Asumo que no matarías a Jesús, pero lo censurarías. Con tu actitud, Jesús no habría muerto, pero habría estado censurado por blasfemo. ¿O no?

    Ahora bien, a mí las religiones me parecen un insulto a la inteligencia, las critico, pero no promuevo que se prohíban. Por ejemplo, las columnas de Orrego son francamente ofensivas. Yo al tipo lo critico, pero jamás lo amordazaría. Creo que lo mismo piensan Cristian y Ricardo. No por sentirnos ofendidos por sus columnas llamaríamos a acallarlo por la fuerza.

    Esa es la diferencia.

  13. 24/01/08 en 9:53 pm

    Aunque claro, este blog es tuyo y si quieres borrar cualquier comentario alla tu

    Ese es precisamente mi punto, Cristian: Allá tú, allá yo, allá la UC si no quiere presentar una obra, cada uno con su libertad.

    Una universidad debe velar por objetivos menos mesquinos que proteger “sus gustos”, es diferente a una persona natural… he ahi la importancia del tema.

    Bueno, esa es una opinión con la que no estoy de acuerdo, pero sí estoy dispuesto a escuchar sus fundamentos.

    Asumo que no matarías a Jesús, pero lo censurarías. Con tu actitud, Jesús no habría muerto, pero habría estado censurado por blasfemo. ¿O no?

    Sí, y por eso NSJC rogó por ellos en la cruz: “Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen” ¿O tú te crees que porque a NSJC lo acusaron de blasfemia a Él no le importaría la blasfemia?

    Yo al tipo lo critico, pero jamás lo amordazaría.[…] No por sentirnos ofendidos por sus columnas llamaríamos a acallarlo por la fuerza.

    La pregunta no es si lo amordazarías, sino ¿le darías un espacio regular en tu blog para difundir sus ideas que consideras ofensivas?

  14. 25/01/08 en 6:39 am

    La pregunta no es si lo amordazar�as, sino ¿le dar�as un espacio regular en tu blog para difundir sus ideas que consideras ofensivas?”

    Desde luego. De hecho, tengo un vínculo a él y a tu blog, y mi grito de “guerra” es viva la diferencia.

    Puedo estar en total desacuerdo con alguien, pero respeto a muerte su derecho a decirlo.

  15. 25/01/08 en 7:13 am

    Me refería al texto completo de sus artículos en tu blog.

  16. 25/01/08 en 11:32 am

    No tendría problemas. Censurar o amordazar por la fuerza no es mi costumbre.

  17. 25/01/08 en 11:38 am

    Patoace,

    Un hecho que quisiera destacar es la notable ausencia de links a blogs de personas que no comparten tus ideas, pero que a juzgar por tus comentarios, visitas a menudo. Es casi como quisieras evitar que otra gente los lea. Sospechoso…

  18. 25/01/08 en 12:57 pm

    Cada vez que cito a algún artículo de otro blog o a otro blogger, coloco un enlace a su sitio. No es mi opción poner un enlace cada vez que dejo un comentario en otro blog, mucho menos en todos los blogs que visito.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: