Inicio > Escépticos > Qué hay en una letra

Qué hay en una letra

Aeronauta comenta:

Cuando se escribe el nombre propio de una persona, ¿es con o sin mayúscula? Buda, por ejemplo, o incluso personajes de ficción como Robin Hood, yo los escribo con mayúsculas el nombre y el apellido, si lo tuvieran, y tengo claro que no existen. No por hacer eso le doy una vida que creo que no tiene.

¿Por qué será que algunos de tus obsesivos visitantes escribirán el nombre de Dios sin mayúscula? ¿Temerán tener una confirmación de su existencia sólo por escribirlo como corresponde?

El lenguaje es una serie de reglas convencionales, y por lo mismo, la forma de escribir varía según el idioma de que se trate. En español, la regla es simple: se escriben con mayúscula los nombre propios.

Ahora bien, la palabra “Dios”, al igual que muchas otras, tiene la característica de ser a la vez nombre propio y nombre común. Cuando en una conversación se dice “Visnu es un dios de la religión hindú” se está empleando “dios” como nombre común y por lo tanto corresponde que se escriba en minúscula. En cambio, cuando decimos, que “Cristianos, judíos y musulmanes adoran al mismo Dios” nos estamos refiriendo a un ser individual, cuyo nombre propio en español es Dios. Otro ejemplo: la frase “el dios cristiano es el mismo que el dios de los filósofos griegos”, a pesar de que nos referimos al mismo ser individual, está construida de tal forma que “dios” es un nombre común que necesita ser calificado, en este caso como cristiano o de los filósofos.

Desde luego, no tiene nada que ver en este punto el nivel de existencia que le atribuyamos al sujeto cuyo nombre se escribe con mayúscula. Indiana Jones se escribe con mayúscula, aunque a pesar de ser un personaje ficticio.

Más cuestionable es la costumbre de escribir los pronombres con mayúscula, cuando se refieren a Dios. Personalmente me gusta hacerlo, porque me ayuda a recordar de quien estoy hablando y transmitir esa importancia al lector, pero admito que no tiene más valor que la que otorga la costumbre.

El que, conociendo las reglas del español, se niegue a escribir “Dios” cuando corresponde según la ortografía, no es algo que me moleste, más bien lo tomo como una indicación del tipo de detalles en que necesitan afirmar su escepticismo, a falta de una convicción más arraigada.

Y efectivamente, Aeronauta, algunos de mis visitantes muestran rasgos de obsesión. Me he sentido tentado a eliminarlo, pero creo que se está desnudando con sus propias palabras.

Anuncios
Categorías:Escépticos
  1. 10/09/07 en 10:22 pm

    Mira, qué bueno que lo postearas. En todo de acuerdo, Pato, salvo que a mí SÍ me molesta que no escriban bien.

    Buena clase de ortografía básica nos has dado. No poner mayúscula cuando corresponde al nombre de Dios da la impresión de tratar de rebajar al Creador a la altura de la mente de una criatura, y sólo consigue que el Señor se perciva más majestuoso aún.

    También yo escribo los pronombres relativos a Dios con mayúsculas, pero ahí también dejo chipe libre, pero no ponerlas en un nombre propio…. ¡UFFFFFF!

  2. Jorge
    10/09/07 en 11:55 pm

    Es raro. Casi contradictorio.
    Escribo Dios con mayúscula, pero creo que costumbre es la palabra, más que mi fe.
    Si nos dedicáramos a ponerle mayúsculas sólo a lo que aceptamos, y minúsculas a lo que descartamos, entonces escribiríamos cosas como… “Dios le ganó la batalla a satanás”. O… en el caso de un hincha de la U: “El colo-colo no es nada frente a la Universidad de Chile”. Más simple: “la U” (no soy de la U ¡Ja ja!) Pero no veo que sea tan grave escribir Dios con minúscula. Claro… como dices, Pato, viendo la diferencia entre un nombre propio y otro común.
    Quizás habla, un tanto, de la persona. El resto es querer saber por qué lo escribe así.
    Por ejemplo, nadie le ha pregutado a ChileLiberal el por qué de Liberal con mayúscula, independiente que sea su nombre de presentación. Por supuesto que él no da razones, ya que sólo sabe atacar y desviar el tema, dejando en bandeja la posibilidad de rebatirlo.
    Me despido.
    SSSSaludos y SSSSuerte.

  3. 11/09/07 en 7:09 am

    Mira qué buen posteo has hecho. Me encanta la observación que has realizado, y una acotación, en griego, que es de dónde viene el nombre de Dios -Zeus, Theos-, hacía referencia en el Nuevo Testamento a “ho Theós” (el Dios), la imagen del Padre todopoderoso. Pero también es importante recordar que las palabras no agotan la misma realidad.

    Saludos

  4. 11/09/07 en 9:16 am

    Como veo que me mencionan, estimo pertinente hacer dos aclaraciones:

    Primero, este sitio lo conocí luego de una réplica aquí publicada en contra de un artículo mío en el que aclaraba que María no fue virgen, en el sentido de que nunca hizo el amor, sino que era una mujer joven. El concepto es antiguo y lo explica Geza Vermes, catedrático inglés. He seguido acá los posteos luego de que el propio autor me invitase.

    Segundo, como se me ha amenazado con censura, como además mi cuenta ha sido hackeada, y como Google canceló momentaneamente la cuenta mía por estimar que ciertos contenidos eran inapropiados, y después de que más aún se me reproche en varios blogs, pues anuncio que todo llega a su fin y pongo fin a mi participación, para ahorrarles inconvenientes.

  5. Nicolás V.
    11/09/07 en 9:58 am

    Como diría mi novia española “joder, se ha montado un cristo”

    Yo veo la palabra dios más que como un nombre propio, la veo como una cualidad descriptiva hacia un ente imaginario o mortal, si bien el dios Musulman es Alá, el Argentino Maradona, con la franquicia occidental nunca me he enterado bien cual es su nombre propio, aunque alomejor es como esas cosas que pasan en marketing que llamamos gillete a la maquina de afeitar o comfort al papel higenico. Curioso.

  6. 11/09/07 en 11:28 am

    Todas las religiones se encargan de ponerle nombre propio a sus respectivos dioses. Ahora, a mi entender, los cristianos son los únicos patudos que han decidido usar el nombre genérico como nombre propio. Mientras la palabara “dios” sirva para referirse a cualquier dios de cualquier religión me niego (por razones de idioma y no ideológicas) a ponerle mayúsculas, pues no es un nombre propio…

    Insisto, si me dicen cual es el nombre de su dios le pongo mayúsculas… Ustedes creen que Jesús era la encarnación de su dios… cero problema en escribir Jesús con mayúsculas (es un nombre propio)… pero no se suban por el chorro.

    saludos

  7. 11/09/07 en 2:15 pm

    Si uno se pone a discutir sobre semántica no podría terminar nunca, porque, como dije es un asunto meramente de convención.

    Creo válido anotar, sin embargo, que Alá se traduce como Dios, y por eso los cristianos de lengua árabe adoran a Dios usando la palabra Alá. En griego, por su parte, dios se traduce como “Theos” y el nombre del dios prinicial de su panteón era precisamente “Zeus”, es decir, la misma palabra.

    Parece que esto de llamar Dios a Dios no es algo de los cristianos, sino de los patudos seres humanos.

  8. 11/09/07 en 4:54 pm

    ok… sin embargo bajo esa lógica no deberías decir “el dios Visnu” sinó “el Dios Visnu”, por dar un ejemplo… sinó estarías siendo muy imparcial e injusto con unos 2000 millones de seres humanos…

    saludos

  9. ARNALDO GARCES
    5/10/07 en 4:34 pm

    Creo que está por demás, referirse a que el nombre de nuestro Sumo Crador, sea escrito con mayúscula, sin embargo, sí es necesario recalcar que existen personas innaras o que se hacen, en todo caso debemos el máximo respeto y por lo tanto apliquemos la regla ortográfica como es lìcito.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: