Inicio > Religión > Original

Original

La conversación acerca de Adán y los orígenes ha estado muy interesante. A pesar de no ponernos de acuerdo en el tema con Ululatus, hay algo en su comentario con lo que me gustaría estar de acuerdo. Dice Ululatus:

El ‘pecado original’ es un concepto teológico que, creo, ha sido muy mal transmitido por la Iglesia y mal interpretado por el mundo.

Desde luego, no puedo coincidir en que la Iglesia haya transmitido mal un concepto teológico, ya que ella está amparada por la infalibilidad y las promesas de NSJC. Si creo posible que hayamos entendido mal el concepto de pecado original, centrándonos demasiado en el concepto de “pecado”. Ya en el Medioevo se atribuía a Santo Tomás la frase:

O felix culpa quae talem et tantum meruit habere redemptorem

Que significa

¡Oh feliz culpa [la de Adán]! Que nos mereció tan grande y buen redentor.

Por mi parte, me llama la atención un punto que no he encontrado explicado en otros lados. Estamos de acuerdo en que NSJC era el rey de los judíos ¿verdad? Así lo mandó poner Pilatos sobre la cruz, y así lo han repetido los cristianos en todos los crucifijos: IESVS NAZARENVS REX IVDAEORVM, Jesús de Nazaret Rey de los Judíos. Tenemos una celebración el 1 de enero de Cristo rey, y muchos mártires han muerto proclamando ¡Viva Cristo Rey! El bautizo de NSJC en el río Jordán tuvo como objetivo ungirle como rey, según el sacerdocio de la antigua alianza, como lo explicaba Scott Hahn.

Pero ¿de dónde viene el título de rey de los judíos? La Biblia nos relata cómo Dios, luego de sellar su alianza con Mosiés y entregarles la tierra prometida a los judíos, les asignó jueces para que los gobernaran. Sin embargo, el pueblo pidió a Dios que les asignara un rey (1 Sam 8 ) para que fuera delante de ellos en la batalla. La escritura da a entender que Dios no quería esto, pero finalmente accede a lo que se le pide, no sin antes advertir lo que vendría con esta petición: el rey tomaría a los hijos de los judíos para servir en su ejército, les haría trabajar para él y les cobraría impuestos. A pesar de eso, los judíos querían ser como los otros pueblos, y tuvieron su primer rey, Saul.

Tenemos aquí una situación extraña: por un lado, la figura del rey aparece como esencial dentro del plan de salvación, para identificar a Jesús como rey, pero por otro lado, la petición del pueblo por un rey ciertamente no agrada a Dios. Hasta cierto grado el solo hecho de pedirlo refleja un descontento y falta de confianza de los judíos hacia Dios. A pesar de eso, Dios se los concede, y de esa forma permite que NSJC sea llamado propiamente Rey.

Si aplicamos ese patrón al pecado original podemos especular que, tal vez, Adán y Eva sabían hasta cierto punto lo que ocurriría al desobedecer, y no fueron tan engañados por la serpiente, sino que actuaron advertidos por Dios de las consecuencias de sus actos, antes de decidir. Ellos decidieron desobedecer a Dios y en ese sentido cometieron un pecado, tal vez luego se arrepintieron, al darse cuenta del mal que habían atraído sobre sí y sus descendientes, pero al mismo tiempo prepararon la llegada de NSJC, ejecutando así el plan de Dios.

En fin, es poco lo que sabemos sobre la caída, y sus efectos son tan misteriosos como la redención misma, pero al menos podemos especular.

Anuncios
Categorías:Religión
  1. 5/06/07 en 8:29 pm

    ¿A qué me refiero con que la Iglesia transmitido mal un concepto? No tiene nada que ver con la infalibilidad de la doctrina, respaldada por la Tradición, sino con la falibilidad de las instituciones humanas de la Iglesia.

    No es ninguna mentira que la enorme mayoría de los católicos sabe del pecado original, sólo de oídas, y la única imagen que tiene de él es de Adán y Eva comiendo una manzana. Dios se enoja y expulsa al Hombre y a la Mujer del Paraíso. ¿Por qué? ¿Para qué? ¿Cómo? ¿Qué significa? Quién sabe… Lo cual quiere decir que las escuelas dominicales, los catequistas, los pastores, las escuelas católicas, los teólogos y los maestros (que son Iglesia, al fin y al cabo) han transmitido defectuosamente la doctrina, nada defectuosa, de la Iglesia.

    Y así muchas otras cosas…

  2. 7/06/07 en 10:26 am

    Pseudo-concepto lo llama Ricoeur… (al pecado original) por algo sera.

    en cuanto a la manzana y el arbol.. la manzana era Dios, el “castigo” no es si no la lógica interna de comerse a Dios que era el auto-sustento de la realidad bienaventurada del hombre.

    En castellano diríamos que la des-obediencia, el des-oir a Dios y ser para nosotros la fuente de decir que es lo bueno y lo malo y actuar en una voluntad escindida de Dios es lo que causo la caída.

  3. 7/06/07 en 6:25 pm

    No sé, no me convence eso de que comer el fruto prohibido sea comerse a Dios. No hay que olvidar que comer a Dios es lo que hacemos en la eucaristía.

    Ahí hay un paralelo curios: cómo el comer del fruto del árbol nos trajo como consecuencia la muerte, pero comer del fruto de otro árbol, en este caso la cruz, cuya fruta sería el cuerpo de Cristo, nos obtiene la vida eterna.

    Curioso.

  4. 10/06/07 en 10:15 am

    qué bueno tu artículo! gracias Pato! un abrazo!

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: