Inicio > Religión > Si tuviera fe como un grano de mostaza…

Si tuviera fe como un grano de mostaza…

Tratando de mantener un blog como este, hablando de Dios, de NSJC, la Iglesia y todas esas cosas, podría parecer que uno tiene fe.

Hace unos días, cuando veía un programa sobre enfermedades que a veces afectan a los niños, me puse a pensar en qué le diría a mi hija de 5 años si se le descubriera una condición mortal.

La verdad, me encontré con que me sería muy difícl entregarle las excelentes noticias que la religión cristiana tiene para ella: que esa misma tarde estaría con el Dios del universo, que la ama mucho más que yo, y con María, Madre de Dios y su madre, la mujer más dulce que ha existido, que estaríamos separados por un tiempo, pero que ella podría permanecer siempre cerca nuestro y reunirnos en poco tiempo.

Mi falta de fe me decía que incluso en ese trance no podría decirle algo de lo que no estaba seguro.

Así que aquí estoy, hablando de todas estas cosas, sin siquiera saber si podré consolar a mi propia hija con las cosas que digo creer.

¡Serpientes, generación de víboras! ¿Cómo escaparéis de la condenación del infierno?

Anuncios
Categorías:Religión
  1. 13/03/07 en 3:52 pm

    Me recordaste a Chesterton:

    La única educación eterna es esta: estar lo bastante seguro de una cosa para decírsela a un niño.

    Prefiero no opinar en tu propia reflexión del tema, solo sugerir que tal vez no se trata de que sea segura o no la Fe, o sea un consuelo o no… si no que el consuelo no excluye el duelo, no excluye el dolor, y no excluye la oscuridad, si no.. ¿entonces de que habría que consolarse?

    Los salmos de lamentación se mueven por esa linea, es un crescendo de emociones que comienzan en la duda, el dolor y terminan en la alabanza, pero no significa que ese proceso sea inmediato, tal vez pueda durar toda una vida. El que Nuestra Fe le de un Sentido -gracias a NSJC- al dolor, no significa que no duela… si no que existe alegría aun allí, y probablemente el que recibiría las buenas noticias serias tu, no tu hija, he visto que los niños tienen una increíble capacidad de no estar atados a nada… he visto a niños consolar a sus padres en la vera de la muerte, tal vez no se trata de que no puedas consolar a tu hija, si no de que no podrías consolarte a ti mismo.. pero ¿acaso no duele dejar lo que uno ama? … AUN cuando en un momento sabes que lo ibas a resucitar (lázaro)

    Bonito tema.

    Saludos.

  2. 13/03/07 en 5:59 pm

    Excelente frase de Chesterton, Carlos José, gracias por traerla a colación, y gracias por tu comprensión.

    Cuando escribí esto, me preocupaba que los visitantes no tuvieran una visión errada de la persona que escribe este blog. Es fácil pasar por alguien de fe cuando lo único que conocen es lo que uno escribe, porque escribir es fácil.

    La verdad es que me siento más cercano a la generación de víboras.

  3. Pedro
    13/03/07 en 10:37 pm

    «No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios; creed también en mí.» (Jn. 14, 1)

    “¡Con qué humildad y con qué sencillez cuentan los evangelistas hechos que ponen de manifiesto la fe floja y vacilante de los Apóstoles!

    —Para que tú y yo no perdamos la esperanza de llegar a tener la fe inconmovible y recia que luego tuvieron aquellos primeros.” (Camino, 581)

  4. 14/03/07 en 8:13 pm

    La verdad es que me siento más cercano a la generación de víboras.

    Definitivamente… tristemente, pero también alegremente y no no es una contradicción.

    Hace tiempo que también quería iniciar un tema así, pero de otra índole, de mi naturaleza pecadora. Cuando uno se encuentra personas que hablan mucho de ética o de Fe, es natural que uno piense que ellos no tienen problemas en practicar aquello… y resulta al revés… muchas veces -no siempre- de lo que hablo al menos yo mismo en mi blog, es de lo que mas trabajo me cuesta, lo que mas veces recaigo, son mis propios temores..

    Pero como bien mencionas de manera indirecta.. los apóstoles no eran hombre de mucha fe… no sin la ayuda directa de la gracia de Dios

    Saludos.

  5. 17/03/07 en 10:12 am

    Estoy descubriendo tu blog y me encanta. En lo que dices que sobre la coherencia entre lo que se escribe (o habla, o predica) y lo que se vive en lo cotidiano es una preocupación de todos los que somos conscientes de nuestra vida, pero queremos también anunciar algo que vivimos, aunque en estado de peregrinos (caminar y convertirse a cada instante).
    En estas vacaciones de verano a mi, sacerdote, me pasó algo por el estilo pero con mi mamá. Frente a unos dolores intestinales le fue detectado un tumor que debía ser extirpado. La primera explicación que nos dió su medico fue que podría ser la consecuencia natural de una operación anterior y la mala cicatrización de esa herida. Con el correr de los días, una semana antes de la operación sonó esa palabra que no queremos decir relacionada a nuestros seres queridos: cáncer. No le dijimos nada a mi mamá sobre eso (de todos modos se operaría) ni tampoco a mi papá (ellos viven solos y no queríamos llenarle la cabeza de un problema y una preocupación que no podría manjar en ese momento). Gracias a Dios la operación fue un éxito, luego ellos se enteraron de todo y hoy está haciendo unas sesiones de quimioterapia para asegurar que no haya complicaciones en el futuro (sesiones que aceptó realizar luego de que la médica le asegurara cuatro veces que no se le caería el pelo…)
    Frente a todo esto mi fe. El domingo previo a la operación, reunidos en familia celebramos el sacramento de la Unción de los Enfermos. Lo hice de la manera que suelo hacerlo con todos los enfermos que están conscientes: para pedir la asistencia del Espíritu en este momento tan especial de enfermedad y para, si es la voluntad del Señor, implorar la sanación física.
    Pero durante esos días previos y en el post-operatorio la idea de la muerte de mi mamá estuvo rondando en mi cabeza. Y es desde aquí que comprendo lo que querés decir. Particularmente creo en la Vida Eterna: mi vida de consagración es justamente un signo de eso. De la misma manera como creo muchas otras “cosas” de la fe que me iluminan la existencia cotidiana. En esos días la fe en la Vida Eterna se me hizo patente de manera especial y produjo, no lo quiero negar, cierto dolor por la separación (como Jesús frente a Lázaro, como María frente a Jesús) unida a cierto esbozo de rebelión. Me parece que esto es normal e implica un crecimiento en la fe frente a verdades que creemos pero que debemos aceptar con nuestras vidas. Que tengamos conciencia de cierta incoherencia entre lo que escribimos (o hablamos o predicamos…) y lo que vivimos es bueno: habla de que tenemos la conciencia despierta y de que somos frágiles criaturas que llevamos las maravillas del misterio de Dios en un frágil cacharro de barro

  6. 18/03/07 en 6:59 pm

    ¡Uf, padre! lo que yo apenas alcanzo a imaginarlo y a Ud. le tocó vivirlo. Gracias por compartir esa experiencia conmigo.

  7. 18/04/07 en 3:46 pm

    lña fe como un grano de mostaza no denota una fe pequeña aino una fe que pueda comensar puequeña al ser sembrada pero que pueda crecer de gran forma que pase a ser la mas grande las ortalizas no podemos seguir pensando que la fe debe seguir siendo pequeña luego de ser sembrada en nuestras vidas pasaran cosas que iran cultivando esa fe hasta que llegue a ser un gran arbol de manera que un dia tu puedas pararte frente a un arbol y decir textualmente desarraigate nuestra fe tiene medidas y nosotros no debemos ser hombres grandes con una fe pequeña sino hombres pequeños pero con una fe grande dios les bendiga

  8. yazmin
    10/12/08 en 2:55 pm

    la pregunta es que yo llebaba una bola de mostasa en micollar con la virjen del carmen y el viernes la mostasa se esploto en mi cuello y revoto y me pego con ella no se que sera eso que puede pasar con eso su sedido que sinifica eso cuando pasa algo paresido que no tengo esplicasion quiero una respuesta para esto gracias

  9. eruiz
    18/10/09 en 8:17 pm

    hola jazmin

  10. soldado
    27/12/09 en 5:24 pm

    Dios no tiene madre

  11. soldado
    27/12/09 en 5:26 pm

    SI DIOS TUVIERA MADRE NO FUERA ETERNO,SI TUVIERA MADRE PAPA DIOS UN POCO DE HERMANITOS Y HERMANITAS DIOSAS

    • 27/12/09 en 6:47 pm

      Si NSJC es hombre, tuvo madre, y si NSJC es Dios, María es la madre de Dios.

  12. WILSON
    20/10/10 en 12:08 am

    SI TUVIERA FE COMO EL GRANO DE UNA MOSTAZA ESO LO DCE EL SEÑOR YO LE ORDENO A LA MONTAÑA QUE SE MUEVA Y ELLA SE MOVERA 11000 ASI QUE DIOS AUMENTA MI FE PARA QUE NO SEA SOLO DEL PORTE DE UNA SEMILLA DE MOSTAZA SINO DE PORTE DE MI CORAZON GRACIAS DIOS POR LLENARME DE BENDCIONES FINANCIERAS11000, LABORALES DE FELICIDAD AMOR JUSTICIA11000 CLIENTES, POR FAVOR TE PIDO MI DIOS QUE LES DES DE COMER A LOS NIÑOS POBRES Y A LOS QUE NO TIENEN, HAZ UN FAVOR PROSPERAME PARA SEGUIR DANDO DE COMER A CUANTOS MAS NECESITAN EN ESPECIAL EN LAS NOCHES A LOS CALLEJEROS11000 YO SE QUE ME ESCUCHAS PERO ACTUA HOY EN VIDA EN PRESENTE PARA QUE NO QUE MIS ASPIRACIONES EN EL AIRE GLORIA A DIO0S11000

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: