Inicio > Religión > Cordero de Dios

Cordero de Dios

Antes que nada tenemos que agradecer a Carlos, por sus intervenciones que nos permiten profundizar en los temas.

Carlos dice:

“Cordero de Dios” es una figura bastante curiosa en el judaísmo. Los judíos creían que el pecado se redimía mediante el sacrificio de animales, normalmente un cordero.

De curiosa no tiene nada. Absolutamente todas las religiones de la antigüedad, desde los aztecas hasta los judíos, ha compartido el concepto del sacrificio a la divinidad. En particular en el caso del judaísmo, el origen de la expresión “Cordero de Dios” está claramente explicado en la Biblia.

De ahí derivó la creencia en que “dios” iba a salvar a la humanidad del pecado original mediante un sacrificio, el cual sería sacrificar a su propio hijo.

Cuando surgió el cristianismo, hubo varias ideas que resultaron inaceptables para los judíos. Una de ellas fue que Dios pudiera tener un hijo que fuera consustancial a Él, como queda claro en el juicio de NSJC relatado en los evangelios, otra es que el Mesías tuviera que sufrir. De lo que se sigue que los judíos nunca se imaginaron que Dios fuera a salvar a la humanidad mediante un sacrificio, mucho menos de su propio hijo.

Por otro lado, tengo entendido que tanto en el judaísmo como en el islamismo, la historia del pecado original, tan central para los cristianos, juega un papel bastante menor.

¿Si es Todopoderoso, no basta un simple accionar para deshacer todo el mal que hizo?

Interesante pregunta, más interesante aún conocer la respuesta de Santo Tomás de Aquino.

La Humanidad hoy entiende que esto es un acto barbárico (propio del dios genocida y xenófobo conocido como “Yavé”).

Puesto que al parecer no crees en una moral objetiva, debo preguntar ¿es malo ser genocida o xenófobo? ¿por qué?

Yo sí creo que es malo, pero no veo como podría emitir ese juicio ético, si no creyera que la ética es universal y por lo tanto objetiva.

En síntesis: sacrificar un cordero era una tradición de antaño. ¿Aún creen en estas mitologías?

Pues sí, ya que de no creer, “¿Dónde quien irémos, Señor? Tú tienes palabras de vida eterna”.

Anuncios
Categorías:Religión
  1. 11/01/07 en 11:09 pm

    He leído hace muy poco la magnífica obra “El delirio de Dios” de Richard Dawkins, y todos estos temas se abordan. Comparto con él su ateísmo y comparto un juicio de valor que aplico a este sitio.

    Existen los creyentes barbáricos, por ejemplo, los paganos de La Tirana. Existen los creyentes poco cuestionadores, existen quienes recibieron su religión por traspaso familiar, mero accidente cultural. Existen muchos tipos de creyente.

    Lo que sorprende es que los “creyentes sofisticados”, como algunos acá (especialmente el autor) crean tan apaciblemente las contradicciones y errores de la biblia. Lo digo porque existen científicos e investigadores que, por ejemplo, se niegan a creer que la Tierra tenga más de 10 mil años, a pesar de la abundante ciencia al respecto (Dawkins elabora sobre el tema).

    El mismo Einstein entendió que había alguna medida para todas las cosas, y arbitrariamente llamó “dios” a dicho concepto, pero desde luego rechazó la religión, tal como se acepta acá.

    La idea del “cordero de dios” es claramente una creación humana, como muchas cosas de la bibla. ¿Qué lleva a la gente a creer tan ciegamente todo? Es parte de la evolución social. Sorprende que el nivel de reflexión acá exhibido lleve a no cuestionar la religión, sino a aceptarla mansamente.

    Específicamente, me refería (tal como Dawkins) al hecho que en siglos pasados sacrificar un animal haya sido un rito aceptable. La sociedad hoy cuestiona matar un animal. Siglos atrás, matar un hijo para cumplir con la palabra de dios era fe deslumbrante. Hoy es abuso de menores (acto criminal). Aceptar tan llanamente que dios sacrificó a su hijo, en lo personal, me horroriza.

    Son esas las cosas que me hicieron un sujeto profundamente escéptico, y abiertamente hostil al cristianismo.

    Saludos.

  2. 13/01/07 en 10:08 am

    Si te sorprende, es que porque estableces un vínculo inversamente proporcional entre la religiosidad de una persona y su sofisticación o inteligencia. Así, quien es más sofisticado e inteligente tendería a ser menos creyente o religioso, y la religión sería el ámbito principalmente de personas simples y tontas. Lo mismo sería aplicable a las culturas, donde lo propio de las culturas primitivas sería la religión y de las culturas avanzadas el escepticismo

    Pues bien, no existe tal relación. Un examen objetivo de la historia, liberado de los condicionamientos de superioridad que nos impone nuestra cultura occidental, nos muestra que escépticos y creyentes han existido siempre, que hay creyentes inteligente y ateos inteligentes, creyentes tontos y ateos tontos. Por lo tanto no hay tal vínculo.

    Lo que sí existe es un vínculo entre ateísmo y sociedades más ricas económicamente, es decir, satisfechas sus necesidades básicas, el ser humano tiende a abandonar su religiosidad. Desde luego, eso no implica que Dios exista o no o cuál sea la verdadera religión, del mismo modo que el hecho de que una nación mediterránea no desarrolle la navegación no implica que el mar exista o no.

  3. 17/01/07 en 1:08 pm

    Lo que sorprende es que los “creyentes sofisticados”, como algunos acá (especialmente el autor) crean tan apaciblemente las contradicciones y errores de la biblia. Lo digo porque existen científicos e investigadores que, por ejemplo, se niegan a creer que la Tierra tenga más de 10 mil años, a pesar de la abundante ciencia al respecto (Dawkins elabora sobre el tema).

    Me encantaría que me nombraras un solo error de la biblia.

    ¿Y que tiene que ver la edad de la tierra?

    Disculpa pero no encuentro mucha conexión con eso y lo anterior.

    Saludos

  4. 17/01/07 en 1:16 pm

    La idea del “cordero de dios” es claramente una creación humana, como muchas cosas de la bibla. ¿Qué lleva a la gente a creer tan ciegamente todo? Es parte de la evolución social. Sorprende que el nivel de reflexión acá exhibido lleve a no cuestionar la religión, sino a aceptarla mansamente.

    Me gustaría que me demostraras (ya que es CLARO) que la idea del “cordero de Dios es creación humana”.. lo claro se puede demostrar.

    Y aquí tienes un error de juicio, ¿Quien dice que los creyentes “sofisticados” como los llamas, con un alto grado de reflexión no se hayan cuestionado la religión? ¿No la hemos cuestionado solo por que no COMPARTIMOS tus conclusiones y las de “eruditos” (tono irónico) como Richard Dawkins?

    Disculpa, pero ese pensamiento es demasiado pequeño, de hecho pequeñísimo para alguien que se jacta de reflexionar como tu. Yo no juzgo tu ateísmo ni el de nadie, ni lo considero estúpido o menos capaz, o considero que NO ha reflexionado lo suficiente acerca de la vida por que entonces con ello debería de DEDUCIR invariablemente en la existencia de Dios.

    Si quisieras demostrar amplitud de mente y dotes de pensador, deberías tal vez preguntarte ¿Por que estos creyentes reflexivos e inteligentes que PROBABLEMENTE hayan reflexionado y meditado su religión siguen creyendo en ella?

    Entonces… podríamos dialogar.

    Te haces las preguntas incorrectas.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: