Inicio > Actualidad > De caricaturas y citas

De caricaturas y citas

Asentado ya el polvo de la polémica sobre el discurso de B16, me surge reflexionar acerca de las similitudes y diferencias que existen entre esta polémica y el anterior enfrentamiento con el Islam a propósito de las caricturas de Mahoma.

En ambos casos, las reacción de los musulmanes ha sido prácticamente la misma. El Islam, al igual que el cristianismo protestante, no tiene una orgánica que premita atribuir una sola respuesta a la mayoría de sus miembros, mucho menos cuenta con una voz oficial, asi que cada grupo jura su guerra santa ante lo que ve como una ofensa.

A veces se dice que los elementos violentistas son minoritarios dentro de los musulmanes, que la gran mayoría son personas pacíficas, pero ante la ola de respuestas de diversas organizaciones, uno tiene que preguntarse ¿Dónde están los que representan esta supuesta posición moderada de la mayoría? la verdad no se les ve por ningún lado. Si existen, son una mayoría extremadamente silenciosa, tal vez amedrentada por estas minorías extremistas… y si la religión permite que una minoría violenta abrume a la mayoría pacífica ¿Cómo puede eso ser bueno?

En relación a las caricaturas, el Vaticano emitió una declaración (que hicimos nuestra), donde por un lado se rechazaba la publicación de las caricaturas, fundado en que la libertad de expresión no ampara las ofensas a la religión, y por otro se lamentaba las reacciones violentas.

¿Cómo se expresan los principios de esa declaración del Vaticano, frente a este nuevo escenario?

Parece que ahora le toca al Vaticano haber herido la delgada piel de los musulmanes y escudarse en la libertad de expresión. Sin embargo, como dijimos en su oportunidad, la libertad de expresión es valiosa, pero no absoluta, por lo que en este caso se debe preguntar si las expresiones del Papa están amparadas por las libertad de expresión. La declaración del Vaticano acerca de las caricaturas consideraba que esos dibujos no estaban amparados por la libertad de expresión porque ofendían a la religión musulmana.

Entonces ¿ofenden a la religión musulmana las expresiones de Benedicto XVI?

Una opción para determinar si una expresión es ofensiva o no sería preguntar a las personas involucradas si los ofende o no, pero parece que eso limita demasiado la libertad de expresión, al hacerla depender de la subjetividad de otro. Lo opuesto sería consultar al autor si hubo intención de ofender, pero en tal caso nunca se podría hablar de ofensa si el autor no lo admite, lo cual también parece extremo.

Considero que, además de tomar en cuenta los sentimientos de los ofendidos y la voluntad del autor, debe prestarse atención al bien que se logra y las circunstancias en que se produce la expresión.

En el caso de las caricaturas, se ofendió a mucha gente, la voluntad del autor no era clara, no se logró un gran bien (ni siquiera eran buenos chistes) y se publicaron sin mayor justificación en medios de difusión general.

En el caso del discurso, se ofendió a mucha gente, pero la voluntad del Papa no era ni con mucho ofender, sino sólo citar lo que otro había dicho, y se hizo en el contexto de un discurso encaminado a erradicar la violencia de la religión, ante un auditorio académico. Ahora bien, no es lo mismo lo que puede decir un Papa, que lo que puede decir un profesor universitario dando una clase magistral, y en ese sentido, el Papa tenía la libertad de incorporar la cita a su discurso o no hacerlo.

En conclusión, es discutible si fue prudente o no incluir la cita en el discurso, pero sin lugar a dudas las expresiones del Papa estaban amparadas por un uso legítimo de la libertad de expresión. Eso mismo hace que las reacciones violentas sean aún más condenables e injustificadas que las producidas respecto de las caricaturas.

Anuncios
Categorías:Actualidad
  1. 3/10/06 en 4:18 am

    Hola hola! “¿Dónde están los que representan esta supuesta posición moderada de la mayoría?” a los qu hubo, no se les dió la hora, a los medios occidentales tradicionales, no les interesa. Hasta en Zenit salieron reacciones de musulmanes que décían que habían entendido al Papa. Aquí en Alemania también los hubo, pero claro, lo que hay que fomentar es el odio y demostrar que las guerras las inician las personas religiosas… Hay mucho que hacer para que logremos la anhelada libertad de expresión, que no puede ser alcanzada mientras se silencie a algunos…

    En todo caso, de todo este problema, me queda, como conclusión, más claro que nunca que es el Esp. Sto. quien guía la Iglesia y que Él escribe derecho con reglones torcidos y que “todo es para bien”, como dice S. Pablo o “no hay mal que por bien no venga”, como decían las abuelitas.

  2. MARGAUX
    31/01/07 en 11:55 am

    bueno, soy bastante joven y de lo alto de mis 15 anos solo puedo juzgar con mi ^poca experiencia y mis esperanzas infantinas de mudo “barbiezado” . Pero , no se dice que la verdad sale de la boca de los ninos ? entonces les esplico mi punto de vista : para mi ni hablar de pedir perdon , ni renunciar a publicar estas caricaturas , y tampoco dar razon a esta tropa de asesinos . NO . En cambio veo muy bien que a las democracias europeas hablan de libertad de expresion cuando les apetece mejor , porque si no les molestan hablar o criticar a la religion musulmana no es la censura que falta y esto en todos los paises ! Ademas , otro punto en el que exageran francia ( soy francesa) dinamarca espana y otros es consertir publicar cosas asi , porque lo que esta reprochado a estos ultimos es solamente el principio de haberlas^publicadas las caricaturas pero no el contenido mismo ! es muy difamatorio y es absolutamet racisto ! representar a mahomet con una bomba es como si habian representado al papo violando a unos ninos y moises contando su dinero ! es absurdo y no fundado !! !

  3. 1/02/07 en 1:34 pm

    Bienvenida y gracias por comentar, Margaux.
    Mi posición en este tema es, ende finitiva, bastante parecida a la tuya: no estuvo bien que se publicaran esas caricaturas, pero una vez hecho es de la máxima hipocresía censurarlas.

  4. 1/05/07 en 6:38 pm

    bueno para mi la caricatura s algo que sobre sal de una pesona pesonofica alos dmas de manera muy elocuente.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: