Inicio > Religión > Certezas

Certezas

En el foro Ateos/Teístas me preguntaban:

Es increíble, tus certezas, nunca pude, viví y vivo casi siempre en la eterna duda y, escuchar a alguien con tántas certezas realmente me admira.No te estoy hablando irónicamente, es lo que siento, no me imagino cómo será vivir así, creyendo tan certeramente en algo, ¿se siente bien?, ¿te hace más feliz?, ¿te sentís más seguro?, ¿te ayuda para algo en particular?. Por favor si podés contestame alguna de estas preguntas, me gustaría aunque sea acercarme al sabor de la certeza.

A lo que respondí:

Tu mensaje me provocó serias preguntas. ¿De verdad tengo tantas certezas como dices?¿Me sirven para algo? Luego de darle vueltas al asunto, creo que puedo ofrecer algunas ideas.

Efectivamente, parece que tengo muchas certezas en relación a la religión, pero debo aclarar que éstas no provienen de la experiencia (nunca he escuchado una voz) sino de la razón y por lo tanto no son tan ciertas como podrían ser mis razonamientos. Puede ser que al morir descubra que los budistas estaban en lo correcto, pero yo trato de hacerlo lo mejor posible según mis capacidades.

¿Cómo llegué a establecer certezas? desde un principio me molestaban las estupideces que se tratan de hacer pasar por sabiduría. Me refiero a que es común escuchar acerca de las “grandes preguntas de la humanidad” que no tienen respuesta o que “no es importante la respuesta, sino la búsqueda”. Si yo le pregunto a un mecánico qué debo hacer para reparar un automóvil, ¡no aceptaré que me responda “¿Qué crees tú que hay que hacer?”! y tampoco se ve motivo para aceptar ese tipo de respuestas en un plano mucho más importante como el espiritual.

Eso me abrió a ver que las grandes preguntas tienen respuestas (que nos entregan la filosofía y la religión), pero que muchas veces no son simples y no tienen por qué serlo. Si el ser humano es tan complejo, las respuestas acerca de aquello que va más allá de él no deberían ser más simples, sino todo lo contrario

Ahora bien, cuando uno hace preguntas sobre temas complejos, acepta que la respuesta serán simplificaciones de la realidad, y lo que no cabe dentro de la simplificación permanecerá en el misterio. Por ejemplo, si pregunto ¿Cómo funciona un televisor? me pueden contestar que el aparato convierte señales radioeléctricas que obtiene del aire, en patrones de luz sobre una pantalla, y el cambio de estos patrones produce la ilusión de que las cosas que muestra se mueven. Esta respuesta es esencialmente correcta, pero a la vez deja mucho en el misterio: ¿qué es exactamente una señal radioléctrica? ¿cómo se emite y recibe? ¿cómo se convierte? y un largo etcétera que nunca llegaría a comprender, a menos que realizara extensos estudios (electrónica, física, matemática) que seguramente no tengo la capacidad de concluir.

Así podemos decir que podemos tener certezas, pero es inevitable que en temas difíciles, estas sean complejas y muchas veces incluyan un grado importante de misterio. Por ejemplo, a la pregunta “Si Dios es bueno ¿por qué existe el mal?” toda respuesta debe comenzar con “es un misterio”, y eso no demuestra que Dios no exista ni sea bueno, sólo indica que es un tema complejo y que perfectamente puede estar más allá de nuestra capacidad para entender. ¡Lo maravilloso es que podamos ir más allá! y no quedarnos con esa respuesta y decir que en la cruz Dios no enseña cómo a partir de un mal aparente (la muerte de un hombre bueno) él puede sacar el bien (nuestra salvación).

Lo mismo ocurre con el tema del infierno. ¿Tengo certezas acerca del infierno? sólo las que me entrega el conocer a Dios a través de NSJC y aplicar la razón a sus enseñanzas, lo cual no es mucho, porque sólo sé del infierno que existe, que es un estado permanente y que el principal sufrimiento es la separación de Dios. No sé dónde está, quién está ahí, si hay otros sufrimientos anexos, si es claro u oscuro, etc.

¿Me sirven estas certezas para algo? creo que sí, hay estudios estadísticos que dicen que las personas con vida espiritual se declaran más felices que las personas materialistas. Personalmente estoy seguro que me deprimiría vivir en un universo donde yo no fuera más que una roca en una galaxia anónima. También me sirve para justificar el hacer cosas que entiendo como buenas cuando parece que lo más provechoso para mí sería hacer lo contrario.

Espero haber aclarado lo que esperabas, y quedo a tu disposición.

Anuncios
Categorías:Religión
  1. 18/06/06 en 6:22 am

    Gran comparación, Pato. Me imagino al mecánico mirando ensimismado el coche y proclamando “Lo importante no es la reparación, sino trastear con sus piezas” 😀

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: