Inicio > Escépticos > Dios eterno

Dios eterno

¿Cómo podemos entender esto? la respuesta precisa es que no podemos, porque nuestro ser necesariamente discurre en el tiempo, incluso nuestras ideas, que pueden parecer verdades sin tiempo (2+2=4) se encadenan una tras otra bajo el tic tac del reloj.
Sin embargo, podemos ayudarnos a entender con una imagen mental: es común ver el tiempo como una línea que discurre desde el pasado hacia el futuro, en ese sentido el tiempo es unidimensional. Como dijimos que Dios está fuera del tiempo debemos representarlo fuera del universo de una sola dimensión que es la línea. Para eso tomamos un papel (que es un universo de dos dimensiones) dibujamos en él una línea y sobre ella ponemos una marca para representar a Dios.
Luego podemos colocar junto a la línea que representa nuestra vida, muchas más líneas que representan la vida de los demás, y las podemos entrelazar, unir y separar para indicar los momentos de la vida en que las personas se conocen y relacionan. Una vez que hagamos esto, seguramente tendríamos una hoja de papel bastante grande atiborrada y colorida, pero ¿dónde poner a Dios?
Entonces entra la tercera dimensión: debemos sacar la marca de Dios del papel y ponerla en el espacio encima de ella. Luego debemos tomar nuestra hoja de papel, que representa la creación y envolverla alrededor de la marca como lo hacen los programas de computador 3D, para obtener una esfera, que es la creación, con un centro que es Dios.
Desde nuestro punto de vista, representado por la hoja de papel, la creación tiene un inicio y un final (dependiendo de la dirección en que dibujemos la línea) y más allá de ella no hay nada, ni antes ni después. Si, al decir “Dios creó el mundo” lo único que hacemos en nuestro imagen del universo es alargar un poco más la hoja para ubicar a Dios, sería justo preguntar por qué no la podemos alargar otro poco para ubicar al creó a Dios, y nos quedaríamos sin respuesta.
Sin embargo, si decimos que “Dios está fuera del tiempo”, convertimos esa hoja en una esfera, cuyo centro es Dios y su superficie es la creación. Entonces podemos representarnos la idea de que Dios está fuera del tiempo, y es el creador del universo, sin necesidad de que nadie lo haya creado a Él.
[en edición]

Anuncios
Categorías:Escépticos
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: