Inicio > Política y derecho > Fe en la democracia

Fe en la democracia

En el fondo, los idelogos de ambas operaciones actuaron con una profunda conviccin en que la democracia es el mejor tipo de gobierno, y que una vez establecida, asegurar a los habitantes de los territorios intervenidos la paz, el desarrollo y la abundancia.
Al actuar sobre esta base, se ha olvidado que la democracia no es una pase mgico, o un talismn que asegure la paz, ni un ideal al cual deben aspirar todas las naciones. Como dijo Churchill, la democracia es la peor forma de gobierno, salvo todas las dems.
Si nuestros dirigentes conocieran la historia, y se tomaran el tiempo de observarla, se daran cuenta que el tipo de democracia que ellos quieren instaurar en los territorios ocupados no tiene ms de 30 aos, y es el producto de un largo y penoso desarrollo que se ha dado por cerca de 200.
Por mencionar slo un par de aspectos, en el inicio, las lites ilustradas se enorgullecan de llamar democracia a un proceso donde slo las personas que tenan un cierto nivel de ingresos participaban por inters de conservar el poder para ellos? en parte, pero tambin porque slo las personas adineradas haban recibido la educacin que los habilitaba para votar o ser elegidos. Luego slo los varones podan votar, no porque se hubieran puesto de acuerdo en excluir a las mujeres, sino porque las mujeres en su mayora no saban leer o escribir.
Observar este desarrollo nos permite darnos cuenta que antes de convocar a elecciones son necesarios una serie de requisitos, tales como:

  • Ideales democrticos: Para entender la idea de “igualdad” hay que haber vivido en una sociedad que la practique.
  • Educacin democrtica: Si el resultado de la eleccin no me gusta, debo aceptarlo porque es la decisin de la mayora. Se requiere al menos una generacin para convencer a los ciudadanos de esta premisa que nos parece tan bsica.
  • Tranquilidad: Para aceptar el resultado de una eleccin adversa se requiere que sea legtima, y ninguna eleccin puede presumirse legtima si no hubo tranquilidad en su realizacin.
  • Bienestar: la legitimidad depende tambin de la libertad con que actan los votantes, y no puede haber el grado de libertad requerido para una democracia si la pobreza es la principal preocupacin de los ciudadanos.

Ahora lo ocupantes pretenden que personas que han vivido toda su vida segn la ley del ms fuerte, renuncien de un da para otro a la ventaja que les dan sus riquezas y sus armas, todo por seguir ideales que no son suyos. La democracia, en las diversas formas que presenta en occidente es el punto de llegada, no de inicio, y quien comienza una empresa por el final, est destinado al fracaso.
Por otro lado, la democracia no es garanta de su propia subsistencia. Si los votantes quieren una tirana, la democracia les asegura que la tendrn, como lo demuestra el caso de la alemania nazi.

Anuncios
Categorías:Política y derecho
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: