Inicio > Escépticos > Hipótesis innecesaria

Hipótesis innecesaria

A propósito del debate sobre el diseño inteligente, dice el escéptico

Para la ciencia la existencia de Dios es una “hipótesis innecesaria”

Dando a entender con estas palabras que Dios no existe, o al menos que sería imposible saber si Dios existe o no.

Para dar una respuesta adecuada a esta afirmación, es conveniente tener en mente qué significa una “hipótesis innecesaria”, y para eso sirve un ejemplo.

Un abogado trabaja frecuentemente con los datos que proporciona la realidad, pero sólo en cuanto esos datos le son necesarios. Así, cuando se le pide que redacte un escrito donde se individualiza un terreno, el abogado utiliza las matemáticas y la geografía para definir puntos y distancias en el espacio que indican en qué punto del globo terráqueo se ubica la propiedad en cuestión. Cuando hace esto, él sabe que la tierra es redonda, pero este hecho es completamente ignorado al momento de describir los ángulos y las medidas. En el hecho, el abogado se comporta como si la propiedad estuviera ubicada en un lugar perfectamente plano, porque al mencionar las medidas al centímetro, el resultado será siempre el mismo. En otras palabras, para el abogado en su trabajo, la circunferencia de la tierra es una hipótesis innecesaria.

¿Significa eso que un buen abogado debe sostener que la tierra es plana? claro que no.

De igual forma, un científico puede decir que para su disciplina, Dios o su existencia es una hipótesis innecesaria. Sin embargo, eso no signifca que nos encontremos un paso más cerca o más lejos de decir que Dios existe, porque el objeto de estudio de la ciencia no es Dios, y por eso un buen científico puede ignorar a Dios en las teorías que formule o experimentos que realice, y al mismo tiempo conocerle y adorarle, sin que eso signifique sostener una “doble verdad”.

El argumento de la hipótesis innecesaria se convierte en una herramienta para sustentar el ateísmo o el agnosticismo sólo cuando además se junta esto con el materialismo radical, y la suposición de que la ciencia (reducida en último término a la matemática y la física) es la única forma de conocer la realidad. Sólo en ese caso podríamos llegar a la conclusión válida de que es imposible saber si Dios existe o no. Sin embargo la hipótesis de que la ciencia es la única forma de conocer es fácilmente contradicha, apelando al cúmulo de conocimientos que cada uno reune por experiencia personal no verificable (es decir no científica) y de los cuales nadie podría dudar.

En conclusión, podemos aceptar que para la ciencia Dios es una hipótesis innecesaria, pero eso no significa que no podamos conocer la existencia de Dios.

Anuncios
Categorías:Escépticos
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: