Inicio > Iglesia > Pensar con la Iglesia

Pensar con la Iglesia

No recuerdo dnde escuch que a Scrates no le gustaba la idea de la escritura, al gran filsofo peripattico le pareca que esto de dejar por escrito las cosas hara que la gente dejara de ejercitar la memoria, y se volviera floja en pensar, confiando en el registro escrito. Con este mismo esquema mental, hay muchos profesores de matemticas que prohben el uso de calculadoras en sus clases, convencidos de que los alumnos deben desarrollar las habilidades para llevar a cabo complejos clculos por s mismos, sin ayuda.
Alguien podr decir que la cultura se ha vuelto demasiado dependiente de la escritura, o que la matemtica est encadenada a la calculadora, pero resulta evidente que de haber escuchado a Scrates en sus ideas contra la escritura la cultura actual como la conocemos no sera posible, y que de no ser por las mquinas que nos ayudan a calcular, las ciencias exactas no tendran ni una nfima parte de desarrollo que conocen hoy.
Con el magisterio de la Iglesia ocurre algo similar: puede parecer en principio que esto de someter todo al juicio definitivo de la Iglesia nos hiciera perder libertad (despus de todo ese es precisamente el significado de la palabra someter), pero en verdad uno abre la reflexin a alturas que antes no poda haber imaginado siquiera. Y es que la mente humana tiene una capacidad limitada, y sobre todo hoy en da las personas tienen tiempo limitado para dedicarlo a la reflexin. Entonces, cuando nos enfrentamos a un tema podemos tratar de construir nuestra propia teora desde los cimientos, o podemos ir al magisterio de la Iglesia, aprender aquello que otros han establecido (saltar al vigsimo piso por as decirlo), y a partir de ah comenzar a trabajar en aquello que nos interesa. Obviamente, llegaremos mucho ms alto de esta forma.
Podramos decir lo mismo de cualquier sistema de creencias lo suficientemente antiguo, pero la Iglesia tiene una ventaja: que es guiada por el Espritu Santo, de tal forma que si llevamos nuestra reflexin a un punto que nos ponga en contradiccin con ella, podemos saber que hemos cometido un error en el camino y no perdemos tiempo tratando de apuntalar un edificio que en el fondo se caer de todas formas.
Pensar con la Iglesia tambin es un ejercicio de humildad, porque nos obliga a cada paso a estar concientes que no por ver ms lejos significa que seamos ms grandes, sino que vemos ms lejos porque estamos sobre los hombros de verdaderos gigantes que han venido antes que nosotros.
Cuando esta ventaja aparece como ms evidente es cuando vemos la situacin de los protestantes: con el dogma de aceptar slo lo que la escritura dice, cada cristiano debe construir por s solo aquellos principios que forman la base del cristianismo: el amor de Dios, la trinida, la naturaleza de NSJC, etc. Estos son temas complejos, pero en donde el protestante debe tomar resguardos a cada paso y cae muy fcilmente en alguna hereja, el catlico puede llegar a conocer ntimamente a Dios, apoyado por la certeza que da el no distraerse en teoras desechadas desde antiguo por la Iglesia.
Todo esto, a propsito de esta anotacin de Aeronauta. Gracias!.

Anuncios
Categorías:Iglesia
  1. 10/02/06 en 9:19 pm

    A-AMN!!!! A-A-MN!!!!!!!!! a-AMN !!! AMN,amn,amnnnnnnnnnnnn!!!!!!!!!!

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: