Inicio > Actualidad > Caricaturas de Mahoma

Caricaturas de Mahoma

Primer Ministro dans se disculp por caricatura de Mahoma en prensa europea
Palestinos atacan centro cultural francs en protesta por caricaturas de Mahoma
Straw condena caricaturas Mahoma y las califica de “ofensivas”
Algn Primer Ministro se disculp cundo se exhibi “La ltima Tentacin de Cristo”? Algn Secretario de Estado llam a no agravar la situacin, cuando se ha usado la imagen de Nuestra Seora en instalaciones artsticas? tendremos los cristianos que amenazar a los gobiernos para evitar las profanaciones? Por qu esta diferencia de tratamiento?
Lamentablemente estas preguntas tienen respuesta: no podemos quejarnos los cristianos de discriminacin, cuando hemos dejado que el nombre de NSJC sea denostado no slo en los medios de comunicacin, sino en nuestra vida, cuando hemos callado las hermosas verdades que nos ensearon, cuando nos hemos avergonzado de NSJC.
Los responsables no son los medios de comunicacin, ni los musulmanes. Ellos no se averguenzan de su profeta, ni toleran que se le ridiculice, porque para ellos todava es importante. Nosotros los cristianos no podemos llorar ahora por lo que no hemos sabido defender.

Anuncios
Categorías:Actualidad
  1. 3/02/06 en 3:00 pm

    Algo as le deca a Marta, pero le pona el ejemplo de la pelcula de Mel Brooks, en que se burla de Moiss. No se me ocurri el ejemplo de ese pelcula, la cual la empec a ver y me aburr. El problema es:Por qu los musulmanes deben tener un trato especial sobre las otras religiones? Ese multiculturalismo que le gusta a la izquierda, es a fin de cuentas que Occidente se postr ante el fundamentalismo islmico. Recuerdo que, cuando gan Zapatero orden dos cosas: una, crear una oficina para revisar todo los sermones los sacerdotes catlicos y musulmanes, con lo cual violaba la libertad de expresin y pona a la misma altura el cristianismo con el islam. El cristianismo a travs de Luteno nos dio la libertad de conciencia. Adems, Tocqueville, dice que la base moral de la democracia norteamrica se encuentra en el cristianismo. El islam no es democrtico.
    La segunda cosa que hizo Zapatero fue sacar no s que estatua de un santo, porque ofenda al Islam.
    Occidente siempre cediendo.

  2. 3/02/06 en 3:00 pm

    Algo así le decía a Marta, pero le ponía el ejemplo de la película de Mel Brooks, en que se burla de Moisés. No se me ocurrió el ejemplo de ese película, la cual la empecé a ver y me aburrí. El problema es:¿Por qué los musulmanes deben tener un trato especial sobre las otras religiones? Ese multiculturalismo que le gusta a la izquierda, es a fin de cuentas que Occidente se postré ante el fundamentalismo islámico. Recuerdo que, cuando ganó Zapatero ordenó dos cosas: una, crear una oficina para revisar todo los sermones los sacerdotes católicos y musulmanes, con lo cual violaba la libertad de expresión y ponía a la misma altura el cristianismo con el islam. El cristianismo a través de Luteno nos dio la libertad de conciencia. Además, Tocqueville, dice que la base moral de la democracia norteamérica se encuentra en el cristianismo. El islam no es democrático.
    La segunda cosa que hizo Zapatero fue sacar no sé que estatua de un santo, porque ofendía al Islam.
    Occidente siempre cediendo.

  3. 3/02/06 en 8:20 pm

    La reaccin europea frente a esta situacin me recuerda a esos robots que se encuentran con una paradoja en su procesos, y se paralizan hasta explotar.
    No tienen salida! qu vale ms? la cultura de la vctima o la libertad de expresin? dzzt buzz BANG!

  4. 5/02/06 en 6:13 am

    Hola! Manana lunes o bien hoy en la tarde no s an cundo tendr tiempo, pondr un enlace a tu artculo.

    Habra que incluir, interpretar y divulgar la declaracin del Vaticano al respecto que apareci ayer en la noche (Europa), sale en Radio Vaticano (enlace en mi blog, haciendo click en el ttulo del art. correspondiente).

    Javier: es que los blogs espanoles que nosotros dos leemos quieren dar la impresin que lo que ellos denostan como multiculturailidad (interculturalidad la llama B 16) es de izquierda! Para bien o para mal, no lo es. Ni en Espana ni en otros pases de Europa.

    En Alemania, en el plano poltico, la socialdemocracia y los verdes (no todos los verdes, hubo uno que habl en contra, uno de ascendencia turca) son los que defienden la publicacin de las caricaturas. La DC alemana (que aqu es la derecha, “aunque Ud. no lo crea”) no ha dicho una sola palabra sobre los famosos dibujos. Y los pocos demos que han dicho algo (incluyendo a algun poltico turco de la CDU = DC) se ha mostrado contrario a ellas.

    La declaracin de la Sra. Merkel no puede ser ms equilibrada: la libertad de religin es un bien altsimo (en contra de las caricaturas) y la violencia es inadmisible (en contra de los actos de violencia de musulmanes).

    Pero lejos, lo mejor es lo que dice el Vaticano, una vez ms lo mejor.

    Ora cosas: cuando los europeos occidentales se refieren a Occidente, hay que considerar que Occidente es slo Europa Occidental. Ni siquiera Europa central y oriental a quienes llaman simplemente Eruopa oriental o del Este.

    EEUU es EEUU… “cuando nos conviene puede ser parte del mundo occidental, cuando no nos conviene no lo es”.

    Y Pato y Javier, se pueden olvidar de que alguno considere a Chile parte de Occidente, eso es lo ms disparatado que alguien podra imaginarse…

  5. 5/02/06 en 1:14 pm

    No te preocupes Marta, que en Chile la izquierda comparte la misma visin de lo que es occidente. Cuando se trata de decir que Chile es esto o lo otro, parece que occidente fuera Benelux y poco ms.

  6. 6/02/06 en 3:21 am

    Y entonces qu es Chile para la izquierda de all? Indigenismo? ?

  7. 6/02/06 en 1:54 pm

    Frente a tanta lucha, creo que lo peor est por comenzar, una cosa es la indignacin (por la ofensa recibida), pero la otra es desquitarse, no tan slo con el poder poltico, sino que con la religin que representa a la cultura de occidente: el cristianismo. Ya van a aparecer persecusiones, y muertes violentas, por el mero hecho de ser cristiano. Ahora bien, qu pasa con los cristianos? Las imgenes son puentes, smbolos, y en eso no hay discusin, pero los smbolos bien entendidos, no son la realidad divina, creo que las ofensas que se han recibido de parte de las corrientes “liberales” provocaron ronchas e un principio, pero ahora, creo que se les ve con la madurez necesaria, se reclama justicia y respeto por las creencias religiosas, y sin violencia, algo que en oriente no es tolerado. Qu ocurre ahora con occidente? Tratamos de aplicar nuestra cultura a otra que no tiene los mismos cnones y paradigmas, tendremos la misma tecnologa, un musulman puede estar escribiendo desde su laptop, como yo lo hago ahora, pero su visin del mundo es totalmente distinta. Lo mismo aqu, estamos frente a un etnocentrismo descontrolado y que nos va a llevar a ms matanzas por culpa de imgenes que han sido y seguirn siendo malinterpretadas.

  8. 6/02/06 en 1:54 pm

    Frente a tanta lucha, creo que lo peor está por comenzar, una cosa es la indignación (por la ofensa recibida), pero la otra es desquitarse, no tan sólo con el poder político, sino que con la religión que representa a la cultura de occidente: el cristianismo. Ya van a aparecer persecusiones, y muertes violentas, por el mero hecho de ser cristiano. Ahora bien, ¿qué pasa con los cristianos? Las imágenes son puentes, símbolos, y en eso no hay discusión, pero los símbolos bien entendidos, no son la realidad divina, creo que las ofensas que se han recibido de parte de las corrientes “liberales” provocaron ronchas e un principio, pero ahora, creo que se les ve con la madurez necesaria, se reclama justicia y respeto por las creencias religiosas, y sin violencia, algo que en oriente no es tolerado. ¿Qué ocurre ahora con occidente? Tratamos de aplicar nuestra cultura a otra que no tiene los mismos cánones y paradigmas, tendremos la misma tecnología, un musulman puede estar escribiendo desde su laptop, como yo lo hago ahora, pero su visión del mundo es totalmente distinta. Lo mismo aquí, estamos frente a un etnocentrismo descontrolado y que nos va a llevar a más matanzas por culpa de imágenes que han sido y seguirán siendo malinterpretadas.

  9. 9/02/06 en 12:21 am

    O decir a un cientista poltico luego del 11-09-2001 que el problema era que para el mundo musulmn todos, TODOS, los que tenemos algo que ver con la cultura judeo cristiana estamos en el mismo saco, llmese Israel, Rusia, Chile o Australia. No hacen diferencias y si Dinamarca ofende a su Profeta, lo ofendemos todos y ah est la embajada de Chile en Siria quemada “solidariamente”.

    No acepto la violencia, pero s la defensa de lo que consideran sagrado.

  10. Mhamed
    16/02/06 en 1:31 pm

    EL PROFETA MUHAMMAD(BPD) MENCIONADO POR NOMBRE EN LA BIBLIA

    Si bien tal afirmacin parece difcil de creer, veamos qu dice el Cantar de los Cantares(en hebreo con caracteres romanos) 5:16

    “HIKKO MAHITTADIM VIKULLO MUHAMADIM ZEHDUDI VEZEM RAAI BENUTE YAPUS HALAM”.

    En la traduccin al espaol :”Su paladar dulcsimo, El es Mohammad(Todo un encanto). Este es mi amado y este es mi amigo, oh hijas de Jerusaln”.

    Aqu el Rey Salomn ha nombrado al profeta por venir como “Mahammadim”. En Hebreo el sufijo “im” expresa respeto y majestuosidad, como lo podemos ver en el termino “Eloha” que significa “Dios” y aparece en la Biblia como “Elohim”. Por lo tanto es claro aqu que el nombre del Profeta por venir es “Mahammad” que lo han traducido como “Todo un encanto” en espaol o en las biblias inglesas como “Altogether lovely” En rabe “el alabado o digno de toda alabanza”

    “Y VENDRA EL AHMAD DE TODAS LAS NACIONES…”(AGEO:2:7).

    Despus de un periodo de cautividad de sesenta aos en su exilio en Babilonia les fue permitido a los judos regresar a su pas con toda libertad para edificar nuevamente la ciudad y el templo arruinados. Cuando estaban siendo puestos los cimientos de la nueva casa de Dios, surgi un tremendo bullicio de goce y aclamacin de los reunidos, mientras los ancianos, que haban conocido el magnifico templo de Salomn, prorrumpieron en amargo llanto. Fue en esa ocasin que Dios envi a su siervo y profeta Ageo a consolar a la concurrencia entristecida con este importante mensaje:

    “Y HARE TEMBLAR A TODAS LAS NACIONES, Y EL HIMDA DE TODAS LAS NACIONES VENDRA, Y LLENARE DE GLORIA ESTA CASA, DICE EL SEOR DE LOS EJERCITOS. MIA ES LA PLATA, Y MIO ES EL ORO, DICE EL SEOR DE LOS EJERCITOS. LA GLORIA DE MI CASA POSTRERA SERA MAYOR QUE LA DE LA PRIMERA, DICE EL SEOR DE LOS EJERCITOS. Y DARE PAZ(SHALOM) ES ESTE LUGAR, DICE EL SEOR DE LOS EJERCITOS”(AGEO 2:7-9).

    En la traduccin espaola de la Biblia vemos traducida las palabras originales “Himda” y “Shalom”, como “deseado” y “paz” respectivamente. Tanto los comentaristas judos como cristianos entienden como una prediccin mesinica la palabra “HIMDA”. Las palabras “Himda” y “Shalom” tienen el mismo significado que “Ahmad” e “Islam” respectivamente. La palabra “Himda” se deriva de una raz aramea “HMD”(consonantes que se pronuncian “Hemed”)

    Generalmente en hebreo “Hemed” es usado en el sentido de gran deseo, codicia, apetito, ambicin, En rabe el verbo “hamida” de las mismas consonantes “hmd” significa “alabar”, etc. Quien es mas alabado, ilustre, que quien es ansiado, ambicionado y deseado? Cualquiera de los dos sentidos que se adopte, el hecho es que la forma arabe de “Himda”, es decir “Ahmad”, permanece firme e indiscutida.

    Ya vimos anteriormente lo referente a la mencin de Ahmad (BPD) por parte de Jess (P), “Parclito” segn en Evangelio de Juan. El griego “Periclitos” corresponde exactamente a “Ahmad” en su significado de “preclaro”, “glorioso”, “alabado”, en un grado superlativo, debe haber sido la traduccin en griego de “Himda” o probablemente de la forma rabe(o aramea) “Hemida”, como quizs fuese pronunciada por Jess (P).

  11. 17/02/06 en 9:42 am

    Estimado Mamed, bienvenido a mi blog.
    Lamento que tu primera intervencin no tenga que ver con el tema de las caricaturas de Mahoma, porque me interesa mucho la opinin que los musulmanes puedan tener respecto al tema.
    En cuanto a que Mahoma sea mencionado en la Biblia, parece un argumento bastante rebuscado, sobre todo porque no tiene sentido anunciar un profeta cuando lo que se ha prometido en todo el resto del AT es un Mesas.

  12. Mohamed
    19/02/06 en 9:46 pm

    TODAVA SIGUE SIENDO NECESARIO PARA USTED CONOCER A ESTE HOMBRE

    La Enciclopedia Britnica confirma…

    … Incontables datos, procedentes de las primeras fuentes, demuestran que era un hombre honesto, honrado y que se haba ganado el respeto y la lealtad de otros hombres igualmente honestos y honrados (vol. 12).

    BERNARD SHAW, refirindose a l, declara: Se tendra que haber llamado El Salvador de la Humanidad. Creo que si un hombre como l asumiese la direccin del mundo moderno, resolvera con xito sus problemas, trayendo las tan necesarias paz y tranquilidad. (The Genuine Islam, Singapur, vol. 1, nmero 8, 1936).

    Fue, con mucho, el hombre ms extraordinario que pis este mundo. Predic una religin, fund un estado, erigi una nacin, instaur un cdigo moral, inici numerosas reformas polticas y sociales, estableci una sociedad fuerte y dinmica que practic y dio a conocer sus enseanzas y revolucion completamente el mundo del pensamiento y el comportamiento humanos para todos los aos venideros.

    SU NOMBRE ES MUHAMMAD La Paz de Dios sea con El

    Nacido en Arabia en el ao 570 d. C., a la edad de cuarenta aos comenz su misin, predicando la religin de la Verdad, el Islam (culto a un Dios nico), y abandon este mundo cuando contaba sesenta y tres aos.

    Durante este corto periodo de tiempo de veintitrs aos como profeta transform la Pennsula Arbiga en su totalidad: del paganismo y la idolatra al culto a un nico Dios, de las disputas y guerras tribales a la solidaridad y la cohesin nacionales, de la embriaguez y el libertinaje a la sobriedad y la piedad, del desorden y la anarqua a la vida disciplinada, de la ms absoluta quiebra moral a las normas sublimes de moralidad. Jams la historia de la humanidad, ni antes ni despus, ha conocido una transformacin tan completa de un pueblo o lugar. Y todos estos increbles prodigios se produjeron en tan SOLO DOS DCADAS

    Lamartine, historiador de fama mundial, declara refirindose a las maravillas fundamentales de la Grandeza Humana:

    Si la grandeza de intenciones, la escasez de medios y los resultados asombrosos son los tres criterios del genio humano, quin podra osar comparar a un gran hombre de la historia moderna con Muhammad? Los hombres ms famosos slo crearon armas, leyes e imperios. Instauraron, si lo hicieron alguna vez, potencias materiales que a menudo se derrumbaban ante sus propios ojos. Este hombre moviliz no slo ejrcitos, legislaciones, imperios, pueblos y dinastas, sino millones de hombres procedentes de un tercio del mundo habitado…. Su indulgencia en la victoria, su ambicin, dedicada enteramente a un ideal y no a erigir un imperio; sus infinitas oraciones, sus conversaciones msticas con Dios, su muerte y su triunfo sobre la muerte; todo ello da fe no de una falacia, sino de la firme conviccin que le proporcion la fuerza para restaurar un dogma. Un dogma que era doble: la unicidad de Dios y Su inmaterialidad; el primero habla de lo que Dios es, el segundo de lo que no es. El primero derroca los falsos dioses, el segundo formula una idea con las palabras.

    Filsofo, orador, apstol, legislador, guerrero, conquistador de ideas, restaurador de dogmas racionales, del culto sin conos, fundador de veinte imperios terrenales y un imperio espiritual: ese es Muhammad.

    Independientemente de las normas que se apliquen para evaluar la Grandeza Humana, podemos preguntar: Existe algn hombre ms grande que l? (Lamartine, Historie de la Turquie, Pars, 1854, vol. 11, pgs. 276-277).

    El mundo ha contado con grandes personalidades, pero han sido personajes parciales que destacaban en uno o dos campos, tales como el pensamiento religioso o el liderazgo militar. Las vidas y enseanzas de estas grandes personalidades se desvanecen en la neblina del tiempo. Existen tantas especulaciones sobre las fechas y lugares de sus nacimientos, sus modos y estilos de vida, la naturaleza y contenido de sus enseanzas y el grado y alcance de sus xitos o fracasos, que resulta imposible, para la humanidad, reconstruir con exactitud sus vidas y enseanzas.

    No ocurre lo mismo con este hombre. Son tantos los logros que Muhammad (la paz de Dios sea con l) obtuvo en los campos del pensamiento y del comportamiento humanos, que su resplandor permanece sin mcula en la historia de la humanidad. Cada dato de su vida privada y de sus alocuciones pblicas ha sido documentado con toda exactitud y conservado fielmente hasta nuestros das. La autenticidad de los archivos conservados ha sido confirmada no slo por los seguidores de Muhammad, sino por sus mismos detractores.

    Muhammad (la paz de Dios sea con l) fue maestro de la religin, reformador social, gua moral, coloso administrativo, amigo fiel, marido devoto, padre amoroso: todo en uno. Ningn otro hombre en la historia le supera o iguala en estos diferentes aspectos de la vida; pero nicamente a la personalidad desinteresada de Muhammad (la paz de Dios sea con l) corresponda alcanzar tan increbles perfecciones.

    Mahatma Gandhi, refirindose a la persona de Muhammad (La Paz de Dios sea con l) declara en Young India:

    Deseaba conocer lo mejor de aquel que conserva hoy una influencia indiscutible sobre los corazones de millones de hombres…

    Cuando cerr el segundo volumen (de la biografa del profeta), lament no poder seguir leyendo sobre su excepcional vida.

    Thomas Carlyle en su Hroes and Heroworship, se muestra sencillamente asombrado de cmo un solo hombre, sin ayuda alguna, pudo convertir en menos de dos dcadas tribus enemigas y beduinos nmadas en la nacin ms poderosa y civilizada.

    Diwan Chand Sharma escribi: Muhammad era la personificacin de la bondad, y todos los que le rodeaban sentan su influencia y no la olvidaban (D. C. Sharma, The Prophets of the East, Calcuta, 1935, pg. 12).
    Edward Gibbon y Simon Ockely, refirindose a la expresin de fe en el Islam, escribieron: Creo en un Dios Unico y en Muhammad, Enviado de Dios; es la sencilla e invariable profesin de la fe islmica.

    La imagen intelectual de Dios jams ha sido degradada por dolo visible alguno; el honor del profeta nunca transgredi la medida de las virtudes humanas; y sus preceptos de vida han confinado la gratitud de sus discpulos a los lmites de la razn y la religin (History of the Saracen Empires, Londres, 1987, pg. 54).

    Muhammad (la paz de Dios sea con l) no era ni ms ni menos que un ser humano. Pero fue un hombre con una noble misin, que consista en aunar a la humanidad en el culto a Dios Uno Y nico, y ensearla a vivir honesta y honradamente cumpliendo los preceptos de Dios. Muhammad siempre se describi a si mismo como Un Siervo y Enviado de Dios, y eso, ciertamente, era lo que proclamaba cada uno de sus actos.

    Refirindose al aspecto de la igualdad ante Dios en el Islam, la famosa poetisa de la India, Sarojini Naidu, declara: Fue la primera religin que predic y practic la democracia; la democracia del Islam se materializa cinco veces al da, cuando al escuchar la llamada a la oracin en la mezquita, los oradores se renen, donde reyes y campesinos se arrodillan juntos y proclaman: “Slo Dios es el Supremo”.

    Una y otra vez me ha sorprendido esta unidad indivisible del Islam que instintivamente hace de cada hombre un hermano (S. Naidu: Ideals of Islam, vase Speaches & Writings, Madras, 1981, pg. 169).

    Segn palabras del catedrtico Hurgronje, la Liga de Naciones, fundada por el profeta del Islam, estableci el principio de la unidad internacional y la fraternidad humana sobre conceptos tan universales que mostraban el camino a otras naciones. Y contina: La realidad es que ninguna nacin del mundo muestra paralelismo con lo que el Islam ha hecho por la consecucin de la idea de la Liga de Naciones.

    El mundo no ha dudado en erigir en divinidades a personas cuyas vidas y misiones se han perdido en la leyenda. Histricamente hablando, ninguna de estas personas logr una mnima parte de lo que Muhammad (la paz de Dios sea con l) alcanz. Y todo su esfuerzo tuvo como nico objeto aunar a la humanidad en el culto a un nico Dios fundamentndose en cdigos morales. Muhammad (la paz de Dios sea con l) y sus discpulos nunca en momento alguno declararon que l era el hijo de Dios, la reencarnacin de Dios, o un hombre con poderes divinos. Pero siempre fue, y as se le sigue considerando, un Enviado elegido por Dios.

    Michael H. Hart, que public un libro en el que clasifica a los hombres que contribuyeron al bienestar y perfeccionamiento de la humanidad, escribi: Mi eleccin a la hora de elaborar la relacin de las personas ms influyentes del mundo puede sorprender a algunos lectores, y puede ser cuestionada por otros, pero l fue el nico hombre de la historia que alcanz el xito absoluto tanto a nivel religioso como secular. (M. H. Hart, The 100:A rankingon the rnost influentalpersons in the History, Nueva York, 1978, pg. 33.

    Hoy, tras catorce siglos, la vida y enseanzas de Muhammad (la paz de Dios sea con l) han sobrevivido sin la ms mnima merma, modificacin o interpolacin. Ofrecen la misma esperanza imperecedera para el tratamiento de muchas enfermedades actuales de la humanidad que ofrecan en vida del profeta. Y esto no es algo que declaren los discpulos de Muhammad (la paz de Dios sea con l), sino la inevitable conclusin impuesta por la historia crtica e imparcial.

    Lo que puede usted hacer como ser humano racional y con inquietudes es detenerse un momento y preguntarse a s mismo:

    Pueden ser realmente ciertas estas declaraciones tan extraordinarias y revolucionarias? Y suponiendo que verdaderamente sean ciertas y no conozca usted a Muhammad (la paz de Dios sea con l) o no haya odo hablar de l, no es hora de que se enfrente usted a este tremendo reto y se esfuerce por conocerlo?

    No slo no le costar nada, sino que podr ser el comienzo de una etapa completamente nueva en su vida.

  13. Mohamed
    19/02/06 en 9:49 pm

    Reza el dicho no hay mal que por bien no venga. El grotesco asunto de las caricaturas ha puesto de manifiesto la unidad del mundo musulmn en la defensa de nuestro Profeta (s.a.s.) ante el ataque sufrido por parte de los as llamados defensores de la libre expresin, defensores de la libertad del mundo civilizado. El hombre moderno occidental defensor de los sacrosantos valores de la humanidad, borracho de su orgullo y arrogancia, ha perdido el respeto por todo aquello que ni comprende ni entiende. El hombre moderno, cual Prometeo moderno, se ha erigido a s mismo centro y destino final de la creacin, el hombre moderno no tiene otra orientacin que su soberbia y arrogancia, y se escandaliza ante el ser humano que es capaz de conmoverse ante la idea de lo numinoso, ante la idea de lo Trascendente, tal y como lo expresa en su libro Lo Santo Rudolf Otto. Un hombre que no se conmueve (conmover en el sentido de que no tiene un corazn que vive, que se agita), que no ve ms all de s mismo, ese es el hombre moderno occidental. En su mundo secularizado y desprovisto del misterio y la sacralidad con la que el musulmn contempla cuanto le rodea, se asombra y se rasga las vestiduras cuando contempla millones de seres humanos defender lo que constituye el corazn de su Dn, el amor inconmensurable que todo musulmn, nio, anciano o mujer, muestra por el ser humano que ha encarnado la perfeccin de las cualidades morales y la cima de toda virtud. El hombre moderno ya no muestra respeto por sus mayores, sus padres, sus abuelos, los ancianos son abandonados en las gasolineras o son aparcados en las llamadas residencias de la tercera edad porque son molestos y carecen de todo valor prctico, cmo habra de mostrar respeto entonces por un Hombre que vivi y muri hace varios siglos?, un Hombre al que ni siquiera se ha tomado la molestia de conocer. El resultado de esta mente occidental que se halla tras estas grotescas caricaturas, no poda ser otro que la agonizante descomposicin moral, social y familiar que hoy en da vive el mundo occidental, un mundo engredo de s mismo, un mundo que acaba y termina en s mismo. Estos personajes autores de semejante obra, son el prototipo de la mente moderna en el sentido Guenoniano del trmino; Renen Guenon ya habl del hombre moderno que vive por y para el progreso, entendido ste como la ruptura con todo aquello que encarna valores eternos y trascendentes. El Profeta Muhammad (s.a.s.), para el musulmn no es solo la figura histrica de un hombre que vivi y muri en las arenas del desierto de Arabia hace varios siglos, sino que es el Hombre que vive en cada corazn de cada musulmn, el Hombre que es fuente, gua y luz de toda la vida del musulmn desde sus gestos ms cotidianos y simples hasta aquellos ms profundos. Muhammad (s.a.s.) fue el Hombre que encarn los valores de humildad, amor y compasin hacia toda criatura, valores que no se hallan en el vocabulario del hombre moderno. El hombre moderno entronizado en su soberbia y su autosuficiencia no podr jams ni siquiera intuir por asomo el amor que el musulmn siente por el Hombre que anima y vive en cada musulmn. En el fondo, esta gente miserable que publica, o apoya tales hechos, no merecen ms que la conmiseracin por parte de nosotros, acaso no son ellos mismos una caricatura del hombre, del hombre que busca saciar su sed de infinito?, sus insultos, sus mofas, no son ms que, como dice la cancin polvo en el viento, su tiempo, su historia, sus valores se los llevar el tiempo, el tiempo histrico en el que se hallan anclados, en el que viven como esclavos, mientras que el musulmn sabe que vive y revive en un tiempo eterno gracias a la vivencia aqu y ahora de las enseanzas y la presencia del mejor de los Hombres, del Insan al-Kamil (el Hombre Perfecto), nuestro bien amado Profeta Muhammad (s.a.s.). El hombre occidental seguir sordo y ciego, desorientado en la tinieblas de su propio pensamiento, mientras que el musulmn vivir siempre iluminado por la luz de la antorcha de Muhammad, luz que le conducir hasta la presencia de Allah. En el fondo, son dignos de lstima y compasin, estos seres humanos, que al igual que el murcilago, no viven mas que en la oscuridad de sus vidas, porque no soportaran la Luz que emerge de nuestro amado Profeta (s.a.s.)

    Que Allah bendiga ahora y por siempre a Su Profeta Muhammad (s.a.s.) y a todos aquellos que siguen su Luz. La victoria final ser del Islam.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: