Inicio > Escépticos > De vuelta al infierno

De vuelta al infierno

Un cliente entra a un restaurante:
– Mozo ¿qué me puede ofrecer para comer?
-Bueno, señor, hoy tenemos el especial de la casa: huevos con arroz.
-¿Alguna otra cosa?
-También la colación que son huevos con arroz, o podemos preparale algún plato de la carta
-¿Y qué tiene en la carta? -pregunta el comensal, francamente sorprendido.
-Bueno, si nos espera unos minutos le preparamos huevos con arroz.
-¡Pero es que no quiero huevos con arroz!
-En ese caso le podemos ofrecer arroz, -responde el mozo impertérrito- con un rico huevo como acompañamiento.
-Esta bien, traígame huevos con arroz -decide, completamente frustrado.

Esta absurda escena sirve para ilustrar el caso de una aparente elección, donde no hay una libertad real, y que es lo que trataba de explicar en esta entrada anterior sobre el infierno. En ella un visitante comenta:

Porque todos no podemos ir al cielo?, si tal libertad existiese porque hemos de condenarnos durante una eternidad por actos efectuados, comparativamente hablando, durante un tiempo tan pequeño?Lamentablemente es complicado creer un ser todopoderoso y misericordioso que deja a sus hijos errantes en un mundo creado por el mismo, extremadamente complicado y luego los condena por sus errores.

Visto de esa manera, la vida, como medio de condenación o salvación dentro de la inmensidad de la eternidad, se torna en una parodia que solo puede responder a una mala broma que nos juega dios.

La cosa es que Dios no “condena a sus hijos por sus errores”; somos nosotros, sus hijos, los que decidimos separarnos de Dios, y no a través de errores, sino de elecciones concientes que hacemos cada día.Dios no nos deja errantes, a cada uno nos da la gracia suficiente para salvarnos y de nuestra voluntad para recibir esa gracia (sea mucha o poca) depende nuestra salvación. En definitiva, seremos juzgados no por decir “señor, señor” sino por el amor. Pero para ser realmente libres, nuestras opciones deben tener consecuencias, de lo contrario la libertad es sólo una ilusión.

El tiempo no es un tema aquí, porque la eternidad no es un tiempo muy largo que podamos comparar con el tiempo corto de vida; la eternidad está fuera del tiempo.

Anuncios
Categorías:Escépticos
  1. Aún no hay comentarios.
  1. 10/01/10 en 5:36 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: