Inicio > Historia > Historia, ahora sí

Historia, ahora sí

Hace unos días intenté coordinar una visión de la historia, y me fui en un tema cosmológico, contra mi voluntad. A ver si ahora digo inmediatamente lo que quiero decir.

La historia no es una cosa simple, cada persona que participa en ella (y todos participamos de una forma u otra) es un mundo aparte, con sus motivaciones y metas propias. A pesar de eso, y por la limitación de nuestro intelecto, los seres humanos debemos simplificar las cosas, y reducirlas a su mínima expresión para poder meterla dentro de nuestra cabeza.

Pues bien, en ese permanente proceso de simplificación, cada vez me convenzo más que desde la venida de NSJC es la historia de la evangelización del mundo y los conflictos que de que da cuenta la historia son, en definitiva, expresión o consecuencia del gran conflicto entre el reino de Dios y el reino de este mundo.

Concluida la guerra fría, Fukuyama propuso que los ideales democráticos (profundamente basados en la antropología cristiana) se impondrían en todo el mundo. El atentado contra las torres gemelas demostró lo errado de esa proyección, al revivir un conflicto entre el occidente cristiano y el islam que había permanecido en tablas durante siglos, es decir, lejos de terminarse la historia, ella había vuelto a su cauce normal, luego de un breve desvío hacia el conflicto entre teorías económicas.

La organización tradicional de la política en chile, y todavía, son los tres tercios: izquierda, centro y derecha. El criterio para dividir estas tendencias es económico, donde la izquierda propone una economía centralizada o con importante participación del Estado, la derecha busca reducir el Estado a su mínima expresión, y el centro no es ni lo uno ni lo otro. A primera vista esto puede no aparecer como relacionado con la religión, pero basta con leer los textos fundamentales de cada una de estos sectores para darse cuenta que en el fondo de la teoría económica se encuentra una visión del hombre que es más o menos compatibles con el cristianismo.

En la campaña electoral chilena en curso ha aparecido de forma prominente el contraste entre un candidato que se define como humanista cristiano y una candidata agnóstica, cosa rara toda vez que el actual presidente también es agnóstico y el tema no figuro de ninguna manera en la campaña presidencial anterior. Ante esta situación es natural ver el paralelo entre Chile y las tendencias electorales en los EUA, donde la religión de los candidatos juega un papel importante.

Entonces ¿se está americanizando la política chilena? yo diría que sí, y es natural y bueno que así sea. Cuando la diferencia política deja de ser la economía y el proteger a ciertos sectores, como era en Chile hasta los 70, o el caudillismo, como ocurre tanto en latinoamérica, la gente se da cuenta que la intención de los partidos es hacer lo mejor para el país, pero la diferencia está en qué es “lo mejor”, y ahí el debate vuelve a los valores.

Actualmente en el hemisferio occidental las líneas de conflicto están claramente establecidas: por un lado los llamados conservadores, liderados por el Vaticano, y por otro los progresistas, atrincherados en sus burocracias estatales. En palabras de Juan Pablo Magno, las culturas de la vida y de la muerte se miran cara a cara. En el curso de una vida humana puede parecer que los progresistas llevan una serie de victorias en esta lucha, pero el imperio soviético parecía incólume hasta pocas semanas antes de su caída, y las grandes luchas, esas que duran siglos, han sido ganadas por el cristianismo. Se ganó la lucha contra contra el Imperio Romano, que parecia eterno, se ganó la lucha contra la esclavitud, que parecía compañera inseparable de la condición humana, y se ganó la lucha por los derechos humanos en contra de la ciencia desbocada. Nada hace pensar que esta vez será diferente.

Anuncios
Categorías:Historia
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: