Inicio > Historia > Historia feminista

Historia feminista

Una de las formas más eficaces de construir lealtades es apelar a una historia común. No sé si esta idea es original o no, pero me acordé de ella cuando, en mis paseos por la red, llegué a los documentos de un grupo feminista.

Inconcientemente o no, pero una y otra vez la autora recurría a la “situación histórica” de la mujer para justificar sus tesis, haciendo referencia a una historia de exclusión, rechazo y represión. Este documento en particular tomaba como modelo de lucha por los derechos de las mujeres la conquista del voto femenino para proyectar sus actuales reivindicaciones, e insistía que el hecho de que en un momento las mujeres no hayan podido votar era demostración clara de siglos y siglos de opresión patriarcal.

La cosa es que eso no es verdad. El voto, como medio de decisión política tiene muy breve historia en occidente, apenas podemos decir que se estableció con la revolución francesa y el experimento político estadounidense, hacia 1780. Incluso en esa época (S. XIX) era un voto muy restringido, censitario. Al tiempo después se extendió a todos los hombre (no recuerdo cuándo) y a principios del S. XX lo obtuvieron las mujeres. Como se ve no son siglos y siglos de opresión, sino apenas algunos años de tratamiento diferenciado.

También es falso que las mujeres hayan estado excluidas del poder durante siglos. En efecto, hubo mujeres, muy poderosas a lo ancho del mundo y a lo largo de la historia, reinas, líderes religiosos, combatientes, etc. En general durante gran parte de la historia la situación de la mayoría  de las mujeres no era peor ni mejor que la de la generalidad de los hombres.

“Aún así” se puede replicar “es una injusticia que se les haya negado el derecho al voto”. Puede ser, pero para juzgar la magnitud de la injusticia cometida hay que entender las circunstancias en que se cometió. Primero que nada hay que entender que, hasta hace poco, una mujer sexualmente activa iba a tener hijos, y salvo que los matara o fuera muy rica, tendría que cuidarlos. Además, cada parto implicaba serios riesgos para la salud, lo que aumentaba los períodos de convalecencia, lo que hacía que una mujer tuviera muchas menos posibilidades que un hombre de recibir educación, aún en el contexto en que muchos varones no aprendían a leer y escribir.

Considerando que hasta hace poco se pensaba que el voto para ser válido debía ser informado, que los factores políticos son complejos, y que las mujeres no tenían acceso a la educación por sus condiciones naturales, no es de extrañar que fueran el último grupo en obtener el derecho a votar. Visto así, incluso podemos decir que es un derecho que obtuvieron en un período relativamente corto, si consideramos que los hombres, al igual que las mujeres, no tuvieron poder de decisión sobre sus vidas durante mucho tiempo.

Lo que quiero decir es que las campañas para hacer responsables a “los hombres” de las desgracias de las mujeres como colectivo no son más que eso, campañas, que apelan a factores sentimentales para construir lealtades, pero no tienen un sustento en los hechos.

Sin perjuicio, de que hay muchos hombres desgraciados que hacen sufrir injustamente a mujeres concretas… y viceversa.

Anuncios
Categorías:Historia
  1. 17/11/05 en 2:33 am

    El papel que le han dado a la mujer no se lo dio ella solita, el papel de vulnerable y ser no pensante, destinado a quedarse en casa y cuidar a los hijos, se lo han dado los acontecimientos bajo el mango que los hombres han tenido durante todo ese tiempo.

    Fsicamente somos diferentes y si nos ponemos a pensar del modo en que lo hara un hombre de miles de aos atrs, las apariencias iran por delante, ya empezamos ml, t vas a cazar, yo me quedo detrs de ti por si viene a morder, y as por los siglos de los siglos, amen.

    Se pueden mirar de muchos modos las cosas como debe saber, para eso ud. es abogado, pero es evidente, que las feministas apelan y critican algo que verdaderamente ha sido asi y no slo hace unas cuantas dcadas.

    Saludos.

  2. 17/11/05 en 9:15 am

    Bienvenida Alondrie.
    El papel no se lo dio el hombre (entidad irreal, lo real son muchos hombres singulares a lo largo de la historia) a la mujer (idem). Soy de la opinin que la situacin de desventaja no procede de una conspiracin patriarcal, como dije, sino de la condicin natural de la mujer como madre de hijos.
    Tambin considero errado pensar que por ser ms recientes en la historia, los hombres son mejores o ms inteligentes. Hay atrocidades que cometen los hombres, que los de otras pocas no habran hecho. Por eso hay que tratar de entender por qu opinaban como lo hacan antes de condenarlos por estpidos. Despus de todo, ellos tambin se merecen un juicio justo.

  3. 19/11/05 en 5:34 am

    Le puse un enlace.

    Salgo en tu Geovisitors!

  1. 1/11/06 en 9:23 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: