Inicio > Escépticos > El infierno y la libertad

El infierno y la libertad

¿Como puedes decir que Dios nos hizo libres -pregunta el escéptico- si cuando elegimos libremente nos dicen que Dios nos enviará al infierno por tomar una decisión que no le guste? eso me parece como un dios que te amenaza si no haces lo que él quiere.

Para responder a esto debemos entender que una elección sin consecuencias no es una elección libre, por el contrario, es la negación misma de la libertad. Por ejemplo, si alguien quiere ir a la playa y puede elegir entre de dos caminos de igual longitud y características, en realidad esa persona no es libre, porque su supuesta opción es banal: da lo mismo por donde vaya el resultado será siempre el mismo. En cambio, si un camino es una autopista súper veloz, y el otro un tranquilo camino rural, la elección tiene múltiples consecuencias: si quiere llegar pronto tomará la autopista y si quiere conocer los alrededores y tal vez comer al aire libre, optará por el camino rural.

Con Dios pasa lo mismo: si todos fueran al cielo, sin importar lo que eligieran en la vida, estaríamos ante una elección aparente, irrelevante, sin ninguna consecuencia. Un ser que quisiera ser libre se rebelaría contra esa situación. Para poder decir que ejercemos nuestra libertad , debemos ser capaces de elegir entre cosas diferentes, y tratándose de nuestro destino eterno, debemos elegir entre estar con Dios, que es el cielo, y no estar con Dios, que es el infierno. Por eso, la existencia del infierno es requisito y garantía de nuestra libertad.

Anuncios
Categorías:Escépticos
  1. 10/09/05 en 6:06 pm

    Gracias por la reflexin, me gusto la sencillez con la que lo tratas.

    Dios te bendiga.

  2. 5/01/06 en 2:08 am

    Respeto tu opinin, pero lamentablemente no la comparto. Porque todos no podemos ir al cielo?, si tal libertad existiese porque hemos de condenarnos durante una eternidad por actos efectuados, comparativamente hablando, durante un tiempo tan pequeo?
    Lamentablemente es complicado creer un ser todopoderoso y misericordioso que deja a sus hijos errantes en un mundo creado por el mismo, extremadamente complicado y luego los condena por sus errores.
    Visto de esa manera, la vida, como medio de condenacin o salvacin dentro de la inmensidad de la eternidad, se torna en una parodia que solo puede responder a una mala broma que nos juega dios.
    Saludos

  3. 5/01/06 en 9:39 am

    Bienvenido a mi blog Messerti, gracias por tu comentario.
    Te reitero el concepto: para ser libres, nuestras opciones deben tener consecuencias, de lo contrario la libertad es slo una ilusin.
    El tiempo no es un tema aqu, porque la eternidad no es un tiempo muy largo que podamos comparar con el tiempo corto de vida; la eternidad est fuera del tiempo.
    Dios no condena a sus hijos por sus errores, sus hijos deciden separarse de Dios, a travs no de errores, sino de elecciones concientes. Dios no nos deja errantes, a cada uno nos da la gracia suficiente para salvarnos y de nuestra voluntad para recibir esa gracia (sea mucha o poca) depende nuestra salvacin. En definitiva, seremos juzgados no por decir “seor, seor” sino por el amor.

  4. marcelina
    22/04/06 en 10:39 pm

    yo ayer le decia a alguien esto mismo..que una desicion condicionada no es libre…porque te dicen que puedes decidir..si al cabo tienes que hacer lo que te dice Dios..yo se que es por nuestro bien..y es eso lo que debemos aprender..pero aun no comprendo donde esta la libertad de eleccion..tal vez soy muy tonta pero..no puedo comprender..necesito un ejemplo mas acorde…lo siento..bye

  5. 23/04/06 en 12:15 pm

    A ver si lo puedo poner de otra forma:
    La libertad es poder elegir entre dos cosas (al menos), as que para que haya libertad, debe haber dos cosas entre las cuales elegir.
    Por ejemplo, si alguien te ofrece elegir entre un plato de portos y uno de frijoles, en verdad no hay libertad, porque porotos y frijoles son dos nombres para la misma cosa.
    En el mbito espiritual, nuestra libertad radica en elegir entre la unin con Dios, que es el cielo, y la separacin de Dios, que es el infierno, y ambas cosas son diferentes, as que nuestra libertad es parte importante del ser humano. Si no existiera esa opcin no seramos libres en un sentido espiritual, y nuestra libertad no sera sera importante.
    Existe una tendencia a pensar en la libertad como si furamos consumidores, como elegir entre un auto rojo o uno azul, por el slo hecho de que te gusta un color. En ese caso hay una opcin, pero no hay libertad porque en el fondo, un animal, que no tiene libertad podra elegir un color por t. La libertad tiene que ver con nuestra capacidad de conocer, razonar y decidir qu es ms importante.

  1. 10/01/10 en 5:36 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: